Última hora
This content is not available in your region

'Trabaja hasta que tengas síntomas': El personal sanitario alemán teme ser vector de contagio

 Sebastian Kahnert/(c) dpa-Zentralbild
Sebastian Kahnert/(c) dpa-Zentralbild   -   Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania puede haberse librado hasta ahora del alto nivel de letalidad por coronavirus que está castigando a Italia o España, pero los expertos advierten que lo peor podría estar aún por llegar.

"Estamos al comienzo de una epidemia", dijo Lothar Wieler, director del Instituto Robert Koch, en una rueda de prensa este miércoles.

Los graves problemas de saturación del sistema sanitario en Italia y la falta de equipamiento médico en muchos otros países han servido de advertencia a Alemania. Las autoridades han pedido a los hospitales que dupliquen su capacidad de camas de cuidados intensivos y ventiladores, y el país - como muchos otros - ha declarado el confinamiento obligatorio.

Pero no todos están haciendo caso. Los jóvenes siguen quedando con sus amigos en los parques de las principales ciudades alemanas y los jubilados disfrutan del sol en los cafés de la bulliciosa Königsallee de Düsseldorf.

La situación tiene a mucha gente preguntándose: ¿Qué tiene que pasar para que los alemanes se tomen en serio la amenaza del coronavirus?

En los hospitales, en particular, preocupa la falta de alarma en las calles.

Una matrona de un hospital de la zona de Fráncfort dijo a Euronews que tenía colegas que habían regresado recientemente de esquiar en Austria y se les dijo que debían acudir a trabajar, "siempre y cuando no muestren ningún síntoma" de coronavirus, a pesar del hecho de que el marido de una doctora había dado positivo al test.

Aquellos que quieran entrar en cuarentena o en auto-aislamiento deben pedir un permiso no remunerado para hacerlo.

"¿Cómo debemos mantenernos sanos si estamos constantemente expuestos al peligro?", pregunta la matrona, que prefiere permanecer en el anonimato.

Las directrices también han sido confusas, dijo, incluyendo cómo tratar a los pacientes que dan positivo.

"¿Tienes que separar al niño de la madre?"

Ella y sus colegas inicialmente no tenían respuestas a este tipo de preguntas cuando se les presentó el caso a principios de esta semana.

Un médico en un hospital de Heidelberg dijo que la naturaleza del trabajo dificultaba mantener una distancia con los pacientes, algunos de los cuales pueden tener coronavirus. "Hay trajes protectores para nosotros, pero todavía hay preocupación sobre la infección, y no hay tal cosa como la seguridad absoluta en el contacto directo con los pacientes".

El Hospital Universitario de Heidelberg dijo a Euronews que estaba bien preparado para un número cada vez mayor de pacientes con COVID-19 que necesitarán tratamiento en los próximos días.

La mitad de las camas de cuidados intensivos están disponibles, más de 750 estudiantes de medicina se han ofrecido como voluntarios para ayudar y personal sanitario ya jubilado ha decidido regresar para apoyarlos.

Pero los miembros de personal sanitario con casos sospechosos de COVID-19 no son enviados a casa y permanecen en el hospital hasta que aparecen los síntomas.

"El personal médico que se sabe que tiene contacto sin protección con personas positivas de COVID-19 o que regresan de un área de riesgo, informan al médico de la empresa y continúan trabajando con una mascarilla", dijo este hospital a Euronews.

Añadió que el personal que trabaja en casos diagnosticados y potenciales de coronavirus debe usar permanentemente protección bucal y nasal, que solo se podrá retirar durante las reuniones o descansos.

"Tan pronto como aparezcan síntomas respiratorios leves u otros síntomas clínicos, la actividad debe ser detenida inmediatamente", dijo un portavoz.

En Berlín, los hospitales más pequeños en particular parecen tener problemas de organización, con el personal preocupado por la disponibilidad de ropa de protección adecuada si la situación empeora. Los médicos de Berlín advirtieron de tener que cerrar debido a la falta de máscarillas, gafas y trajes.

Si la tasa de infecciones de coronavirus en Alemania aumenta, eso podría ser un problema crucial.

En China e Italia alrededor del 5 por ciento de los infectados necesitan cuidados intensivos, mientras que el 30 por ciento del personal médico podría estar infectado.

El Instituto Robert Koch estima que puede haber excepciones a las normas sobre las personas de contacto para el personal médico en caso de una "escasez relevante de personal".

"En casos excepcionales" también es concebible que el personal médico con un alto riesgo de exposición sólo se dedique a atender a los pacientes de coronavirus.