Última hora
This content is not available in your region

RSF alerta que la crisis del coronavirus "ha puesto en marcha esquemas de censura masiva"

RSF alerta que la crisis del coronavirus "ha puesto en marcha esquemas de censura masiva"
Derechos de autor  Rebecca Blackwell/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La pandemia del coronavirus ha dejado patente las amenazas y la vulnerabilidad de la libertad de prensa mundial, alerta este martes Reporteros Sin Fronteras (RSF).

Con motivo de la publicación anual de la clasificación mundial de la la libertad de prensa, esta organización ha señalado la correlación existente entre su ránking y la represión de la libertad de prensa durante la emergencia sanitaria. "La pandemia ha amplificado la propagación de rumores y noticias falsas tan rápidamente como el propio virus", señala el informe.

China e Irán, dos epicentros de la epidemia y clasificados en la parte inferior de la tabla de RSF, "han establecido sistemas de censura masiva", señala esta organización con sede en París.

En Irak, añade, "a la agencia de noticias Reuters se le suspendió la licencia por tres meses, apenas unas horas después de que publicara un informe en el que se cuestionaban las cifras oficiales de casos de coronavirus".

"Ejércitos de trolls estatales en Rusia, China, India, Filipinas y Vietnam usan el arma de la desinformación en las redes sociales", añade el informe.

Estos peligros no son tampoco ajenos a Europa, el continente que califican como "el más favorable a la libertad de prensa".

RSF denuncia que en Hungría, el primer ministro Viktor Orbán impulsó una ley denominada "coronavirus" que prevé penas de hasta cinco años de prisión por difundir información falsa.

"La crisis sanitaria es una oportunidad para que los gobiernos autoritarios apliquen la famosa 'doctrina del shock': aprovechar la neutralización de la vida política, el aturdimiento de la opinión pública y el debilitamiento de la movilización para imponer medidas imposibles de adoptar en tiempos normales", denuncia el secretario general de RSF, Christophe Deloire, quien añadió que las personas deben movilizarse para apoyar el trabajo de los periodistas.

Otras amenazas para el futuro del periodismo son las consecuencias económicas de la pandemia, como los recortes de plantilla que debilitan las redacciones de todo el mundo, dice RSF. "En Liberia, los periódicos de papel han dejado de publicarse, mientras que en los Estados Unidos, más de 30.000 personas que trabajaban en los medios de comunicación han perdido sus empleos desde el comienzo de la crisis", explica Deloire.

RSF también cita como peligro a la libertad de prensa la débil regulación de las tecnologías digitales que ha "creado un caos informativo", desdibujando las líneas entre los hechos, la ficción, la propaganda y la publicidad.

Reporteros Sin Fronteras
Clasificación de la libertad de prensa en el mundo 2020.Reporteros Sin Fronteras

De Noruega a Corea del Norte: La clasificación de la libertad de prensa de 2020

Corea del Norte ocupa el último lugar en la clasificación de la libertad de prensa de 2020, un puesto que el año pasado era de Turkmenistán. Justo delante, se posiciona Eritrea, el país africano peor clasificado y después, China.

En ese sentido, el régimen de Kim Jo-ung se encuentra a las antípodas de Noruega que, al igual que en 2019 y por cuarta vez consecutiva, volvió a encabezar su clasificación de 180 países y territorios, seguido de Finlandia, Dinamarca y Suecia.

En general, el informe juzgó la libertad de prensa como "satisfactoria" en Estados Unidos, pero también dijo que "la denigración pública, las amenazas y el acoso a los periodistas continuaron siendo un grave problema" el año pasado.

El informe destacó la hostilidad del presidente de Estados Unidos Donald Trump hacia algunos periodistas y medios de comunicación y dijo que el calificativo de "noticias falsas", que utiliza a menudo, "ha sido utilizado por los líderes de todo el mundo como una herramienta para reprimir a los medios de comunicación".

"El abuso sólo está empeorando en medio de la pandemia de coronavirus en 2020, ya que los periodistas que cubren la respuesta de la administración Trump a la crisis están sujetos a los ataques del presidente durante sus sesiones informativas para la prensa".

España no ha cambiado puesto en la clasificación y se mantiene en el 29, por debajo de Lituania y por encima de Ghana.

La buena noticia viene de África, donde la caída de muchos dictadores y regímenes autoritarios en los últimos años, como en Etiopía, Gambia y Sudán, ha contribuido a aflojar el control de los periodistas, aunque "los cambios profundos, la única manera de promover el crecimiento del periodismo libre, independiente y de calidad, siguen siendo demasiado raros".

Malasia y las Maldivas, después de un cambio político, son los dos países que más puestos han ascendido en la clasificación de 2020.