Última hora
This content is not available in your region

Países de la UE adelantan conversaciones sobre un "protocolo sanitario" para el verano

euronews_icons_loading
Países de la UE adelantan conversaciones sobre un "protocolo sanitario" para el verano
Derechos de autor  AP / Martin Meissner
Tamaño de texto Aa Aa

La mayoría de los países de la Unión Europea se encuentran actualmente en proceso de "desconfinamiento" tras una dura batalla contra el coronavirus que amenaza con repuntar en los próximos meses. Sin dejar de lado esa angustiosa premisa, los Gobiernos deben hacer frente a lo más urgente de momento: la crisis económica causada por el parón de la actividad.

Con ese fin, varios países de la zona Schengen mantuvieron una reunión virtual este lunes 19 de mayo donde coincidieron que la apertura de ese espacio tiene que ser gradual y coordinada, contando con medidas de reacción rápida ante nuevos brotes y protocolos sanitarios comunes, aunque ninguno de los 10 ministros de Exteriores que participaron pudieron precisar una fecha de inicio para dicho plan.

Pero la reapertura individual sería casi un hecho para las próximas semanas. El 3 de junio, Italia abrirá sus fronteras con los países de la Unión Europea sin necesidad de tener que guardar cuarentena y se permitirá el movimiento entre las diferentes regiones. El primer país del mundo en declarar el confinamiento en todo su territorio por el coronavirus ya ha abierto comercios, restaurantes, hoteles, peluquerías, museos y hasta las playas bajo estrictas medidas de seguridad e higiene.

En Bérgamo, una de las ciudades más golpeadas por la pandemia, se reabrió este lunes el aeropuerto, un símbolo de esperanza pero tambie´n de urgencia ante el declive de la economía italiana en los últimos meses.

España se suma a la iniciativa sin concenso interno ni fecha de reapertura

Finalizada la reunión telemática, la ministra de Exteriores española, Arancha González Laya, indicó que la apertura debe respetar "el principio de no discriminación" y "la situación sanitaria y de control de la pandemia" en todos los países.

Por ahora, el Gobierno español no ha dado detalles de un posible desbloqueo de las fronteras pero cómo el primer ministro italiano Giuseppe Conte, Pedro Sánchez ha permitido la reapertura del importante sector del comercio minorista en todo el país, tras dos meses de cierre obligatorio, y da un paso más, lentamente, en el camino para recobrar el pulso económico y reanudar también la actividad social y política ordinarias, mientras la Covid-19 remite aceleradamente.

Alemania levantará la recomendación de no viajar al extranjero

Alemania abrió la puerta a la posibilidad de veranear en el extranjero a partir del 15 de junio. No obstante, según explicó el ministro de Exteriores, Heiko Maas, "está claro que no puede contarse con un rápido regreso a lo que era habitual", pues dependerá también de las restricciones que se mantengan en otros países y de la evolución de la pandemia.

Maas hizo esta declaración tras una reunión virtual con sus homólogos de diez países: España, Italia, Portugal, Croacia, Malta, Grecia, Austria, Bulgaria, Eslovenia y Chipre. Anunció un nuevo encuentro para dentro de quince días, donde se abordará la situación y medidas concretas a seguir.

Recordó que en muchos lugares de Europa la evolución es positiva, pero dentro de cada uno de esos países la situación es "muy diferenciada". Mencionó como ejemplos los casos de Barcelona o Madrid, que tuvieron durante semanas altos niveles de contagio y aún padecen fuertes restricciones, y la de Baleares, una región mucho menos dañada por el virus y donde la desescalada está más avanzada.

Francia dice "sí" a las vacaciones de verano

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, declaró el lunes que "habrá una temporada turística en Europa" y tendrá que ser con el virus, pero se hará "lo máximo posible para que, a nivel europeo, las cosas vayan bien" por la salud de los turistas y del sector.

En este sentido, expresó sus dudas respecto a que la cuarentena decretada por España para los viajeros procedentes del extranjero sea "la medida más eficaz y realista" desde el punto de vista sanitario.

"España ha decidido imponer medidas de control reglamentarias, nosotros haremos lo recíproco, nada más“, dijo Macron en una rueda de prensa conjunta con la canciller alemana, Angela Merkel.

Recordó que hasta el 15 de junio permanecerán cerradas las fronteras para los viajeros de fuera de Europa y que, a partir de ese momento, será la evolución de la pandemia lo que determine su apertura o la prolongación de la clausura.

Pero para los movimientos de ciudadanos dentro del espacio Schengen, Macron abogó por "no reducir las libertades" y "mantener todos las mismas reglas", aunque su país aplicará la reciprocidad en el caso de que se tomen medidas unilaterales.

Por su parte, el ministro de Asuntos Exteriores, Jean-Yves Le Drian, informó que a partir de este miércoles 20 de mayo se dispondrá una "cuarentena voluntaria" de 14 días para los viajeros que lleguen al país desde fuera de la Unión Europea.

500.000 millones para la reconstrucción

Más allá de las medidas para salvar el verano, el presidente francés y la canciller alemana anunciaron el lunes que propondrán la creación de un fondo europeo de 500.000 millones de euros para la reconstrucción, a destinar a los países más castigados por la pandemia.

Merkel anunció esta propuesta como iniciativa conjunta del eje franco-alemán, al término de la reunión virtual con el presidente francés. Aseguró que esta es una respuesta a corto plazo a la que seguirá otra para afrontar las consecuencias a más largo plazo.

Reconoció que hay países de la Unión Europea más afectados que otros y alertó de que, por ello, las circunstancias actuales "ponen en peligro la unidad" de la UE.

"Por primera vez, junto con Alemania, lo que proponemos a los 27 Estados miembros de la Unión Europea es levantar una deuda común en los mercados, utilizar 500.000 millones de euros de ayuda para financiar prioritariamente los sectores y regiones más afectados por la crisis".

El objetivo, insistió, es que de la crisis actual salga una Unión Europea "fuerte y unida" y añadió que el fondo propuesto este lunes es una cantidad inicial para contrarrestar las consecuencias de la pandemia en un primer momento, pero que su alcance será mayor.

La Comisión Europa (CE) dio inmediatamente "la bienvenida" al plan franco-alemán que, según su presidenta, Ursula von der Leyen, „reconoce el alcance y el tamaño del desafío económico“.

Añadió que la iniciativa de París y Berlín "va en la dirección" del plan de recuperación en el que trabaja el Ejecutivo comunitario y que tiene previsto presentar el 27 de mayo.