EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Colombia: el confinamiento obliga los profesores a transmitir sus clases por la radio

Las lecciones de radio de una hora desarrollada por el gobierno municipal mantiene a los niños ocupados mientras las escuelas están cerradas.
Las lecciones de radio de una hora desarrollada por el gobierno municipal mantiene a los niños ocupados mientras las escuelas están cerradas. Derechos de autor AP / Fernando Vergara
Derechos de autor AP / Fernando Vergara
Por Euronews
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

La mayor amenaza de la deserción escolar en el país latinoamericano es el reclutamiento de menores por grupos armados o cárteles de la droga. La brecha social entre el campo y la ciudad muestran las grandes limitaciones para detener este fenómeno.

PUBLICIDAD

En una pequeña casa campestre, a las afueras de Bogotá. Marlene y su hermano de 5 años encienden la radio para escuchar su próxima lección.

Podría ser sobre matemáticas, manualidades o quizás sobre historia o deporte.

La pandemia ha obligado a niños y adolescentes de todas partes de Colombia a buscar nuevas alternativas para continuar la escuela.

Miles de familias en el país latinoamericano no tienen acceso a internet, así como cientos de escuelas públicas no están equipadas con ordenadores. Las profesoras se apoyan en las radios comunitarias para evitar una masiva deserción escolar.

En situaciones normales, de cada 100 niños que ingresan al sistema educativo colombiano, solo 44 se gradúan, según la fundación United Way Colombia.

Sin embargo, la mayor amenaza de este fenómeno es el reclutamiento de menores por grupos armados o cárteles de la droga. Donde las zonas rurales son las más vulnerables.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Medellín se pone una medalla en la lucha contra la Covid-19

El confinamiento no da de comer en América Latina

Jair Bolsonaro es acusado de falsificar su certificado de vacunación contra el COVID-19