Última hora
This content is not available in your region

Bruselas da un paso más para instaurar el salario mínimo europeo

euronews_icons_loading
Cajera en un supermercado
Cajera en un supermercado   -   Derechos de autor  Source: EC - Audiovisual Service
Tamaño de texto Aa Aa

Cajeros, limpiadores, repartidores.... Durante la pandemia, los trabajadores con salarios bajos se han demostrado imprescindibles.

La Comisión Europea quiere dar un nuevo impulso al proyecto de salario mínimo europeo. Considera que es un elemento esencial para la recuperación económica y también para garantizar que todos los trabajadores puedan ganarse la vida dignamente.

Este miércoles ha abierto una segunda ronda de consultas con los interlocutores sociales.

“Necesitamos aumentar la demanda para salir de la crisis que vamos a afrontar a raíz del Coronavirus. Y para hacerlo debemos asegurarnos de que las personas tienen dinero para gastar y de que las personas con salarios bajos gastan más porque tienen el salario para hacerlo", explica Esther Lynch, de la Confederación Europea de Sindicatos.

Por el momento, la patronal europea representada por la organización Business Europe ha rechazado nuestra solicitud de entrevista.

Grandes diferencias a nivel europeo

En cuanto al contenido de la propuesta, la Comisión insisiste en que no quiere fijar un salario mínimo común a todos los Estados miembros.

Actualmente hay grandes diferencias. En España es de 950 euros brutos al mes, muy por encima de los 286 euros de Bulgaria y muy por debajo de los casi 2.000 euros de Luxemburgo.

Bruselas prefiere fijar ciertos criterios, como por ejemplo que sea el equivalente al 60% del salario medio nacional.

Los paises nórdicos son los más reacios a la propuesta. Prefieren mantener su modelo y fijar el salario mínimo a través de una negociación colectiva.

“Siempre que abordamos algo que funciona bien en algunos Estados miembros, existe el temor a que la legislacón europea baje los estándares", explica la eurodiputada estonia Yana Toom, del grupo liberal Renovar Europa. "Pero en este caso no es así. Estamos hablando de estándares mínimos, no máximos. Si desean pagar a sus trabajadores el 70% del salario medio no hay problema, pueden elegir, pero que no sea menos del 60%".

¿Legislación vinculante?

La Comisión está evaluando si es necesario introducir una legislación vinculante para garantizar que los Estados miembros cumplen. Pero la eurodiputada Yana Toom lo tiene claro: "No hay necesidad de seguir emitiendo recomendaciones que nadie implementa. Necesitamos que sea vinculante y necesitamos dejar claro que el salario mínimo debe garantizar también unas condiciones de trabajo decentes".

La consulta con los interlocutores sociales se prolongará hasta el 4 de septiembre, pero con la desaceleración que ha provocado la pandemia, pasará mucho tiempo antes de que el salario mínimo vea la luz, a nivel europeo.