Última hora
This content is not available in your region

El Gobierno alemán implanta un sistema de rastreo de contactos 'seguro, voluntario y fácil de usar'

euronews_icons_loading
Las aplicaciones de rastreo generan controversia
Las aplicaciones de rastreo generan controversia   -   Derechos de autor  Hannibal Hanschke/AP
Tamaño de texto Aa Aa

Identificar, localizar y rastrear a los contactos de los positivos por coronavirus.

Esta es la prioridad en los países que han entrado en la nueva normalidad. Una prioridad que ha encontrado su herramienta más útil, en las aplicaciones de los teléfonos móviles.

El Gobierno alemán, por ejemplo, ha puesto en marcha un sistema tan seguro llamado "Corona-Warn" ("Alerta Corona"), que incluso sus ministros puede ser utilizado por los propios ministros, según dicen sus promotores.

Sin embargo, todas estas aplicaciones están en el punto de mira por si violan las estrictas normativas de privacidad europeas.

"Todos los días aprendemos de los comentarios. Esta mañana ya he recibido muchos comentarios. Me complace que la respuesta sea muy, muy grande de los comentarios. Mejorará cada día, cada hora. La aplicación es segura, voluntaria y fácil de usar. No puede ser más", ha dicho el ministro de Sanidad alemán, Jens Spahn.

La aplicación informa a los usuarios si han estado durante al menos 15 minutos, a una distancia inferior a tres metros, de alguien que sea confirmado como positivo en los 14 días posteriores al contacto.

También es voluntaria la aplicación desarrollada en Italia, que utiliza la misma tecnología Bluetooth con limitaciones para evitar tanto la geolocalización como el almacenamiento de datos personales.

Un sistema similar tiene previsto implantar el Gobierno español.

Sin embargo, países como Noruega que habían optado por una aplicación más invasiva de rastreo han tenido que dar marcha atrás, suspendiendo su funcionamiento tras las advertencias de la Agencia de Protección de Datos (Datatilsynet).

"Nos preocupa que los gobiernos frecuentemente se inclinen por las aplicaciones de rastreo de contactos más invasivas sin considerar alternativas que pueden cubrir adecuadamente la necesidad, legitimar la necesidad y, debo añadir, contener la propagación de la enfermedad con privacidad. Dos cosas no son recíprocamente excluyentes. Lo que pedimos a los gobiernos es que se aseguren de que los derechos humanos y la privacidad son claves en las funciones de estas aplicaciones", ha comentado Rasha Abdul Rahim, asesora de Amnistía Internacional en inteligencia artificial y derechos humanos.

Un sondeo reciente señala que solo un 42% de los alemanes encuestados se muestran dispuestos a instalar la aplicación, entre quienes están en contra, la mitad temen por su privacidad.