Última hora
This content is not available in your region

Los "dreamers" pueden seguir soñando

euronews_icons_loading
Protesta de los "soñadores" ante el Tribunal Supremo de Washington
Protesta de los "soñadores" ante el Tribunal Supremo de Washington   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

El Tribunal Supremo de Washington impide a Donald Trump la deportación de 700.000 jóvenes "soñadores" que han recibido con alivio y sorpresa el fallo que impide rescindir el programa DACA, iniciativa firmada por Obama en 2012, y que los protege de la deportación. Estos jóvenes indocumentados cuya situación estaba en un limbo, podrán seguir beneficiándose de un permiso temporal de trabajo que deben renovar cada dos años.

"El programa DACA significa todo para mí. Gracias a este programa, pude comprarme una casa cuando tenía solo 20 años. Me compré un coche. Me saqué el carné de conducir. He logrado muchas cosas pues pude graduarme de la universidad gracias a este programa", decía Eliseo Majos, beneficiario del programa DACA.

Es la segunda vez esta semana que el Tribunal Supremo de Estados Unidos asesta un duro golpe a las políticas discriminatorias de Donald Trump. Así reaccionó la demócrata Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes:

"Los "soñadores", estos jóvenes que llegaron a EE.UU. siendo niños, disfrutan en este país de una gran popularidad. Entre el 75 y el 80 por ciento de los estadounidenses, tres cuartas partes de los votantes les apoyan. Tres cuartas partes del electorado republicano, más del 60 por ciento del electorado que apoya al presidente Trump también defiende a los "soñadores".

Antonio Alarcón, vive en Nueva York, forma parte del programa DACA y asegura que esta es una gran victoria.

"Según el programa DACA, hay unos 700,000 soñadores, pero en realidad sabemos que hay dos millones de estudiantes indocumentados que podrían pasar a beneficiarse de este programa. Por lo tanto, todavía tenemos que luchar por quienes no han presentado su solicitud y ayudar a otros soñadores indocumentados".

El programa DACA, sin embargo no ofrece un estatus legal ni abre un camino a la ciudadanía a estos soñadores. Y de momento no se abre un plazo para nuevas inscripciones.