Última hora
This content is not available in your region

Reino Unido: el Estado acusado por las muertes en las residencias de mayores por COVID-19

euronews_icons_loading
Reino Unido: el Estado acusado por las muertes en las residencias de mayores por COVID-19
Derechos de autor  Cathy Gardner
Tamaño de texto Aa Aa

La controversia de las residencias también alcanza al Reino Unido. Tras acusar al Gobierno británico, una mujer ha recibido la respuesta de que el dato de fallecidos en los geriátricos "no es de de interés público". El padre de Cathy Gardner falleció en uno de estos centros, sin poder confirmarse si fue por covid 19. Más de 16.000 personas han fallecido en todo el país en residencias.

"Después de su muerte me di cuenta de que el Gobierno había puesto en marcha una política para que los pacientes fueran dados de alta de los hospitales, no sólo sin hacerles pruebas, sino también algunos de ellos realmente con el coronavirus. Estas personas fueron llevadas a residencias en lo que debería haber sido un entorno completamente seguro y esa es una de las razones por las que hemos visto un número tan grande de muertes en nuestros geriátricos del Reino Unido", explica la hija de la v´íctima.

La respuesta a una carta enviada por el abogado de Cathy a las autoridades fue ir a juicio no era de interés público. En el mismo escrito se afirmaba que "se tomaron medidas exhaustivas para proteger a las personas que viven y trabajan en residencias". Paul Conrathe es el abogado de Bathes: "Hemos recibido la respuesta de los acusados y, sorprendentemente, no se han involucrado realmente en la cuestión de por qué se permitió a las personas ser dadas de alta en residencias sin ser sometidas a pruebas de covid y tampoco han revelado ninguna documentación que explique su razonamiento sobre por qué tomaron esa decisión.·

El equipo legal de Cathy Gardner está trabajando ahora en el caso y presentará pruebas en los tribunales. El objetivo es demostrar que el estado actuó ilegalmente en las acciones que tomó con respecto a los más vulnerables en las residencias. Un portavoz del departamento de Salud ha explicado a Euronews que no puede comentar una acción legal que está o podría estar en marcha. Mientras, Cathy ha logrado más de 66.000 euros por crowfunding para poder seguir adelante con el caso.