Última hora
This content is not available in your region

Violencia contra menores en el patinaje francés

euronews_icons_loading
Más de 20 entrenadores bajo sospecha de violencia contra menores. Doce de ellos  son sospechosos de "acoso o agresión sexual".
Más de 20 entrenadores bajo sospecha de violencia contra menores. Doce de ellos son sospechosos de "acoso o agresión sexual".   -   Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

Fue todo un grito de socorro en el patinaje sobre hielo internacional. En un libro contundente, la ex patinadora francesa Sarah Abitbol acusó a su ex entrenador Gilles Beyer de violación y agresiones sexuales.

La denuncia conmocionó la burocracia deportiva francesa y forzó la dimisión reticente del presidente de la Federación Francesa de Deportes de Hielo, Didier Gailhaguet.

Medio año después el Ministerio de Deportes hizo una investigación a fondo. Conclusiones: más de veinte entrenadores bajo sospecha de violencia contra menores. Doce de ellos son sospechosos de "acoso o agresión sexual".

Otros siete son sospechosos de "violencia física o verbal".

El informe asegura que "El volumen de casos identificados es indicativo de prácticas y comportamientos que se han repetido a través de generaciones de entrenadores (...) No tiene paralelo a nivel internacional".

El antropólogo del deporte Philippe Liotard, profesor de la Universidad Lyon, explica:

"La investigación muestra que el patinaje sobre hielo tiene unas características propias con niños muy pequeños, o que llegan al deporte con una madurez prematura, con relaciones entre entrenadores y patinadores y patinadoras marcadas por una manera de encarnar la autoridad que es muy, muy fuerte, y que les hace muy difícil a los niños distanciarse de la autoridad del entrenador. Necesitamos establecer un sistema de escucha y de acompañamiento para quienes hubieran sido víctimas de casos de violencia, en segundo lugar por supuesto habrá que castigar si es necesario, sancionar si hay necesidad y si hay pruebas de mala conducta, y en tercer lugar, debemos trabajar en la formación y en la sensibilización contra la violencia en construir lo que llamo vigilancia colectiva".

El informe gubernamental estapó que la federación francesa de patinaje funcionaba con una fuerte concentración de poder que solo podía degenerar en una forma de omertá, de ley del silencio entre cómplices.