Última hora
This content is not available in your region

¿Quién sale ganando de la destrucción del puerto de Beirut?

Imagen del puerto de Beirut
Imagen del puerto de Beirut   -   Derechos de autor  Bilal Hussein/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

La explosión del puerto de Beirut que ha matado a 150 personas y herido a al menos 6.000, sembrando la destrucción en la mitad de la ciudad y provocando pérdidas económicas de cerca de 15 millones de dólares, ya está generando movimiento en el tablero de ajedrez del mapa geopolítico mundial.

La carrera hacia la reconstrucción es una lucha de influencia estratégica en la que participan Turquía, China, Israel, Arabia Saudí, Emirátos Árabes Unidos y Rusia.

Amos Haryl, periodista y analista israelí, ha publicado un análisis en el diario hebreo Haaretz en el que examina el impacto de la destrucción del puerto de la ciudad. En él explica que, a corto plazo, el Gobierno de Líbano deberá encontrar nuevas formas de garantizar las continuas importaciones al país, “pero a largo plazo, la reconstrucción del puerto será inevitable”.

Leer | 250 millones de ayuda internacional al Líbano

Haryl sugiere que las mayores potencias de la región podrían competir para acaparar el proyecto con el objetivo de expandir su influencia regional.

El analista israelí cita a Arabia Saudí y lo Emiratos Árabes Unidos: son dos Estados que, con el pretexto de reconstruir el puerto, buscarán reducir la influencia de Irán y Hezbollah.China tampoco se quedaría atrás teniendo en cuenta la magnitud del proyecto y su envergadura económica. Puede verlo como una oportunidad para potenciar su iniciativa de la nueva Ruta de la Seda, “Belt and Road”.

Y si Rusia tuviera los recursos financieros necesarios, no tendría problema en meter el pie en un puerto del Mediterráneo además de en el puerto sirio de Tartús, donde Moscú ya cuenta con una base militar.

Leer | Cómo el Líbano se enfrenta a una crisis tras otra

Fereydoun Berkeshli, director del Vienna Energy Studies Group, en Irán, ha escrito en Twitter que Turquía e Israel serán los vencedores más importantes de la destrucción del puerto de Beirut.

“Turquía ha planificado desde hace tiempo el desarrollo y refuerzo de la infraestructura y la estructura del puerto de Mersin, en la Anatolia meridional. China tiene contratos a largo plazo para desarrollar el puerto de Haifa”, ha añadido. “Ambos países han anunciado su disponibilidad para reconstruir el puerto de Beirut”.

Mersin se encuentra en la costa del Mediterráneo es el segundo puerto más grande de Turquía después del de Ambarli, cerca de Estambul. Se trata de la puerta del comercio turco a través del Mediterráneo. Estableciendo diversas zonas francas en la provincia de Mersi e invirtiendo masivamente en infraestructuras en la provincia, Ankara pretende transformar el puerto en un hub de tránsito para los bienes desde el Medio Oriente hasta África y América.

Por otro lado, el desarrollo del puerto de Haifa con inversión china por parte del Shanghai international Group en la costa de Israel, prosigue rápidamente. Según los planes del grupo, el puerto iniciará su actividad comercial en 2021, en apenas cuatro meses