Última hora
This content is not available in your region

Una cadena humana muestra la solidaridad internacional con el pueblo bielorruso

euronews_icons_loading
Una cadena humana muestra la solidaridad internacional con el pueblo bielorruso
Derechos de autor  Evgeniy Maloletka/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Una marea humana ha vuelto a desafiar este domingo al presidente de Bielorrusia. 200.000 personas se han concentrado en la capital manteniendo el pulso a Lukashenko y exigiendo la convocatoria de nuevas elecciones.

En esta jornada histórica los bielorrusos no han estado solos. En lituania se ha formado una cadena humana desde Vilna hasta una ciudad fronteriza con el país bielorruso, en solidaridad con los manifestantes.

Saulius Zaura/Saulius Zaura
Cadena humana desde Lituania hasta BielorrusiaSaulius Zaura/Saulius Zaura

"Estoy sorprendida por las mentiras y la violencia que hay en nuestro país. Tengo tres hijos y tres nietos, quiero que vivan en un país libre, que puedan expresar sus opiniones libremente y que tengan grandes perspectivas de futuro", ha asegurado Olga, una de las asistentes a la manifestación.

Alrededor de 50.000 se registraron online en Lituania para participar en una cadena humana de 32 kilometros hasta la frontera . Una muestra de apoyo a los más de 7.000 detenidos en las manifestaciones y las decenas de desaparecidos.

Otros países vecinos como Letonia, Ucrania y la República Checa han organizado movilizaciones similares frente a la embajada de Bielorrusia.

Sergei Grits/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Una mujer se posiciona frente a la policía antidisturbiosSergei Grits/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Efrem Lukatsky/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Ucrania también muestra su apoyo a los manifestantes bielorrusosEfrem Lukatsky/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved

Lukashenko por su parte ha endurecido el tono tanto dentro como fuera de sus fronteras. Acusa a Occidente de financiar a la oposición en un complot para echarle del poder. Además, ha asegurado que tropas de la OTAN avanzaban hacia Bielorrusia, algo que Lituania ha negado inmediatamente.

En la jornada de hoy el mandatario ha publicado un vídeo en las redes sociales de la Presidencia bielorrusa. Las imágenes muestran cómo Lukashenko aterriza en su residencia en el Palacio de la Independencia con un rifle en la mano y ataviado con un chaleco antibalas.

"Ya no queda nadie allí, ¿verdad?", pregunta el presidente a una de las personas que le recibe a su llegada al lugar, acordonado por militares, según se escucha en el vídeo.

Lukashenko mira a Rusia

Bielorrusia ocupa un lugar importante en el tablero geostratégico por su posición entre Occidente y Rusia. Tras un acercamiento, al verse aislado por Europa, Lukashenko ha vuelto la mirada a su antiguo aliado. Desde Moscú reiteran su apoyo al presidente descalificando la lucha de la oposición.

Según ha declarado el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, el programa de Tijanóvskaya busca la salida del país de los bloques de integración con Rusia y su entrada en la Unión Europea y la OTAN, como "objetivo a largo plazo".

Además, ha afirmado que Bielorrusia ha optado por el ejemplo venezolano, "cuando al presidente legítimo se le declara un paria" y las negociaciones se condicionan únicamente a su renuncia.