Última hora
This content is not available in your region

Los científicos urgen al Gobierno español a analizar la gestión del coronavirus 'inmediatamente'

Trabajadoras de "DomusVi Arturo Soria" guardan un minuto de silencio, Madrid, España, 15/9/2020
Trabajadoras de "DomusVi Arturo Soria" guardan un minuto de silencio, Madrid, España, 15/9/2020   -   Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Los científicos advierten de que es esencial que los expertos que realicen la evaluación sean "independientes"

Hace poco más de un mes, una veintena de científicos españoles pidió al Gobierno una evaluación independiente para revisar cómo se ha gestionado la pandemia y qué cosas se podían mejorar. Hoy, el mismo grupo de investigadores ha escrito una nueva carta en la que reclama al Ejecutivo que ponga en marcha la investigación "inmediatamente".

La carta, publicada en la revista científica The Lancet, recuerda que España está viviendo "un resurgimiento" de la pandemia "con algunas de las peores cifras de Europa".

En agosto de 2020, recuerdan los investigadores, "instamos al Gobierno central y a los gobiernos regionales a que evaluaran de forma independiente su respuesta a la crisis del Covid-19 para identificar las áreas en las que hay que mejorar la salud pública y el sistema de atención sanitaria".

La nueva carta subraya que para que esta evaluación tenga éxito, el primer requisito es que comience "inmediatamente" y que se informe periódicamente hasta el final de la pandemia.

En un país con "tensiones políticas elevadas", apunta la carta, el segundo requisito es que la evaluación cuente con el apoyo de los partidos políticos, las asociaciones científicas, los profesionales de la salud, los pacientes y los cuidadores, y la sociedad en su conjunto.

El tercer requisito, es "un compromiso firme del Gobierno central y los gobiernos regionales de escuchar las recomendaciones propuestas en la evaluación y actuar en consecuencia".

Además, para asegurar "el éxito del proceso", los científicos advierten de que es esencial que los expertos que realicen la evaluación sean "independientes" y no hayan trabajado en el Gobierno y no tengan "intereses contrapuestos", y aconsejan que el equipo de evaluación esté formado por académicos españoles y expertos internacionales.

Asimismo, piden que el equipo de evaluación sea equilibrado en cuanto al género, que huya de la "cultura de la culpabilidad" y emita recomendaciones "sin repartir culpas", y que sea multidisciplinar para analizar los efectos sanitarios, económicos y sociales de las decisiones de los gobiernos central y autonómicos, dado el alto nivel de competencias descentralizadas.

La carta propone inspirarse en modelos ya existentes, como la evaluación propuesta por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el grupo de trabajo puesto en marcha en el Reino Unido o la investigación que se está llevando a cabo en el estado de Victoria, en Australia.

Por último, sugiere que las sociedades científicas, así como las organizaciones que representan a los profesionales sanitarios, a los pacientes y a la sociedad civil, puedan suministrar pruebas a la investigación y complementen el trabajo de los expertos.

"Seguimos alentando al Gobierno central español y a los gobiernos regionales a llevar adelante esta evaluación, que podría convertirse en un ejemplo para que otros países la reproduzcan. Seguiremos ofreciendo propuestas más detalladas. Esta evaluación, basada en la evidencia científica, es ahora urgentemente necesaria para orientar la política de salud pública y contribuir a la superación de la pandemia de COVID-19", concluye la carta.

Entre los científicos que firman la misiva se encuentran el investigador Alberto García-Basteiro, del Instituto de Salud Global de Barcelona, Carles Muntaner, profesor en la Universidad de Toronto, miembro de la Academia Canadiense de Ciencias de la Salud y experto en desigualdades y salud, y la viróloga Margarita del Val, del Centro de Biología Molecular Severo Ochoa (CSIC-UAM).

El Gobierno pide a los madrileños reducir al máximo la movilidad y las reuniones

El ministro español de Sanidad, Salvador Illa, cree que "en estos momentos" la Comunidad (región) de Madrid no debe pedir el estado de alarma aunque habrá que estudiar si se deben adoptar medidas complementarias y pidió a los madrileños que restrinjan la movilidad al máximo y las reuniones sociales "en la medida de lo posible".

En declaraciones a la emisora de radio Cadena Ser, Illa consideró que tampoco procede en estos momentos que el Gobierno decrete el estado de alarma.

Según los últimos datos del Ministerio de Sanidad, Madrid - que tiene 6,5 millones de habitantes - vuelve a ser la región con más contagios, con un tercio de los nuevos casos -11.991 desde el viernes y 794 en las últimas 24 horas- y también es la que más muertes registró en la última semana, 87.

Ante esta situación, el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la presidenta regional, Isabel Díaz Ayuso, reforzaron ayer los mecanismos de coordinación y crearon unos grupos de trabajo para estudiar si las medidas son suficientes o hay que adoptar otras "adicionales".

"Pensamos que hay margen si las cosas se hacen bien y con agilidad para estabilizar la situación en la Comunidad de Madrid y, una vez estabilizada, empezar a doblar la curva", dijo el ministro.

El responsable de Sanidad reconoció que la situación, en general en España, es preocupante, por lo que si no se ataja el incremento de casos, se podrá "llegar a comprometer" el Sistema Nacional de Salud, aunque aún no lo está, pero reconoció que "hay presión" en los hospitales y un incremento "muy importante" en los servicios de la atención primaria.

El Ministerio de Sanidad notificó ayer 31.428 nuevos casos de coronavirus desde el pasado viernes, 2.975 confirmados en las últimas 24 horas, con 168 decesos más durante el fin de semana y 311 en los últimos 7 días.

"Estamos ante un incremento clarísimo de casos, no tengo inconveniente en llamarlo segunda ola", afirmó este lunes el portavoz de Sanidad para la pandemia, el doctor Fernando Simón, aunque destacó que no todas las regiones "están en la misma fase, ya que algunas registran descensos de contagios".