El invierno agudiza la situación de los 10.000 migrantes atrapados en Bosnia Herzegovina

Un grupo de migrantes cruza la frontera entre Bosnia Herzegovina y Croacia
Un grupo de migrantes cruza la frontera entre Bosnia Herzegovina y Croacia Derechos de autor Marc Sanye/AP
Por Francisco Fuentes con AP
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Se calcula que unos 10.000 migrantes y solicitantes de asilo están atrapados en Bosnia Herzegovina. Según Amnistía Internacional, unos 3.000 duermen al raso.

PUBLICIDAD

Se calcula que unos 10.000 migrantes y solicitantes de asilo están atrapados en Bosnia Herzegovina. 

Según Amnistía Internacional, unos 3.000 duermen al raso. Otros han logrado encontrar alojamiento tras las verjas de este campo de la localidad de Lipa, que gestiona la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

Todos esperan una oportunidad para entrar en la Unión Europea por Croacia.

"Ahora, quizás tras una o dos semanas, empezará a morir gente allí (en el campamento). Lo sé, conozco Bosnia. Llevo aquí, en Bosnia, tres años y tres meses", explica Ahmed, un migrante procedente de Marruecos.

Con la llegada del invierno, la situación es especialmente tensa en Velika Kladusa y en Bihac, al noroeste del país. Todo agudizado por las medidas adoptadas por las autoridades bosnias que, según las oenegés, impiden a los migrantes utilizar los medios de transporte, incluidos los taxis o reunirse en lugares públicos. Además los particulares tienen prohibido darles cobijo en casas particulares.

Cada día, algunas familias como estos afganos, consiguen entrar en territorio croata. Su próximo objetivo es llegar a Italia, confían en que el tiempo les acompañe.

Fuentes adicionales • AMNISTÍA INTERNACIONAL

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Los migrantes de la COVID-19 consiguen consuelo en un tribunal de Milán

Bosnia, la ruta olvidada de los refugiados

Muestras de solidaridad con Ucrania desde Berlín, refugio para ucranianos y disidentes rusos