Última hora
This content is not available in your region

"Es el momento de la verdad" dice Barnier | Últimas horas para llegar a un acuerdo de Brexit

euronews_icons_loading
Michel Barnier se dirige a los miembros del Parlamento Europeo
Michel Barnier se dirige a los miembros del Parlamento Europeo   -   Derechos de autor  Olivier Hoslet/Copyright 2020 The Associated Press.All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Ahora o nunca. En unas pocas horas el acuerdo comercial pos-Brexit con los británicos ya no será posible. Así lo ha asegurado este viernes el jefe negociador de la Comisión, Michel Barnier, durante un debate en el Parlamento Europeo, en el que también dijo que no sabe si lo conseguirán.

"Es el momento de la verdad. Solo quedan unas pocas horas"

"Es el momento de la verdad. Nos queda muy poco tiempo, solo unas pocas horas útiles en esta negociación si queremos que este acuerdo entre en vigor el 1 de enero", afirmó Barnier.

Los derechos de pesca son el último gran obstáculo

La manzana de la discordia en esta recta final de las negociaciones son los derechos de pesca de las flotas europeas en aguas británicas. Bruselas se niega a tirar la toalla. Barnier insistió ante el Parlamento Europeo que renunciar a esos derechos no sería "ni justo ni aceptable".

"Personalmente creo que no sería ni justo ni aceptable que los pescadores europeos vieran cómo se evaporan en un día sus derechos transitorios (de pesca) en aguas británicas, mientras el resto del acuerdo, en particular por lo que respecta a las empresas británicas, sigue estable", dijo. Asegura que los negociadores harán un "último intento de alcanzar un acuerdo, en particular sobre la pesca. No estamos seguros de conseguirlo si las partes no hacen un esfuerzo real y concreto" ha añadido Barnier.

La Eurocámara da a los negociadores hasta el domingo a medianoche

El Gobierno británico asegura que hay menos de un 50 % de posibilidades de que se llegue a un acuerdo.

Mientras tanto, la Eurocámara ha dado a los negociadores como plazo máximo hasta la medianoche del domingo. Después no sería posible ratificar a tiempo el acuerdo de divorcio entre el Reino Unido y la Unión Europea.

"Le damos hasta el domingo a Boris Johnson para que tome una decisión", dijo Dacian Ciolos, presidente del grupo Renew Europe en el Parlamento Europeo. "La incertidumbre que se cierne sobre los ciudadanos y las empresas como resultado de las decisiones del Reino Unido se vuelve intolerable".

Los legisladores europeos dicen que es el plazo mínimo para organizar una reunión especial antes de fin de año.

Si se llega a un acuerdo más tarde, sólo podría ser ratificado en 2021, ya que el parlamento no tendría tiempo suficiente para debatir.

La presidenta de la Comisión Europea Úrsula von der Leyen y el primer ministro británico tuvieron una conversación telefónica anoche sobre las negociaciones.

Von der Leyen reconocía que resolver las diferencias que quedan, en particular la pesca, sería muy complicado, aunque se han hecho progresos en muchos asuntos.

"La posición de la UE no es razonable" para el Reino Unido

Tras la llamada, el primer ministro británico dijo que un Brexit sin acuerdo era "muy probable" a menos que la posición de la UE cambiara "sustancialmente". También dijo que la postura de la UE en materia de pesca era "simplemente no razonable".

En una declaración publicada por Downing Street después de la llamada, un portavoz dijo: "Él [Johnson] dijo que estábamos haciendo todo lo posible para acomodar las peticiones razonables de la UE sobre la igualdad de condiciones, pero a pesar de que la brecha se había reducido, algunas áreas fundamentales seguían siendo difíciles.

"En cuanto a la pesca, subrayó que el Reino Unido no podía aceptar una situación en la que fuera el único país soberano del mundo que no pudiera controlar el acceso a sus propias aguas durante un período prolongado y enfrentado a cuotas de pesca que perjudicarán enormemente a su propia industria".

"La posición de la UE en este ámbito simplemente no era razonable y si se quería llegar a un acuerdo era necesario que cambiara de manera significativa" comentó el portavoz.

Un acuerdo comercial entre la UE y el Reino Unido garantizaría la ausencia de aranceles y contingentes en el comercio de bienes entre ambas partes, pero seguiría habiendo costos técnicos, en parte asociados a los controles aduaneros y las barreras no arancelarias a los servicios.

Además de la aprobación de los eurodiputados, el parlamento británico debe votar sobre cualquier acuerdo de Brexit y las vacaciones de Navidad se añaden a las complicaciones de tiempo.

Los legisladores deben estar en las vacaciones de Navidad desde el viernes hasta el 5 de enero, pero el gobierno ha dicho que se les puede llamar con 48 horas de antelación para aprobar un acuerdo si se llega a uno.

Ambas partes han dicho que intentarían mitigar el impacto de un divorcio sin acuerdo pero la mayoría de los expertos piensan que, sean cuales sean las medidas a corto plazo que se pongan en marcha, las perturbaciones para el comercio serán inmensas.

"El primer ministro repitió que quedaba poco tiempo", dijo Downing Street en su declaración después de la llamada. "Dijo que, si no se llegaba a un acuerdo, el Reino Unido y la UE se separarían como amigos, con el Reino Unido comerciando con la UE en términos de estilo australiano."

Australia no tiene un acuerdo de libre comercio con la UE. Si no se llega a un acuerdo, la UE y el Reino Unido comerciarían con las normas internacionales básicas como parte de la Organización Mundial del Comercio (OMC).