Última hora
This content is not available in your region

Récord de contagios y fallecidos tras la propagación de la variante británica en Europa

euronews_icons_loading
Foto de ilsutración
Foto de ilsutración   -   Derechos de autor  AP / Darko Vojinovic
Tamaño de texto Aa Aa

Europa, la segunda región más afectada por la covid-19 después de América, con más de 31 millones de contagios y 689.000 decesos, endurece sus medidas de movilidad y recomienda que ni se hable en el metro para frenar la pandemia, agravada con la proliferación de nuevas cepas como la británica y la sudafricana.

Las alarmas en el continente saltaron de nuevo este sábado después de que el viernes el primer ministro británico, Boris Johnson, admitiera que hay "evidencias" de que la variante identificada en Inglaterra "está asociada a un mayor nivel de mortalidad", además de expandirse más rápidamente.

Portugal encabeza los cómputos por millón de habitantes en el mundo

Portugal superó hoy los 10.000 fallecidos registrados desde el inicio de la pandemia tras sumar dos nuevos récords en 24 horas: 274 muertes y 15.333 contagios notificados.

Es el sexto día consecutivo que el país, con 10 millones de habitantes, marca un nuevo máximo de fallecimientos en una sola jornada, con un balance total de 10.194 decesos y 624.469 contagios desde marzo, según el último boletín de la Dirección General de Salud (DGS).

Los hospitales en Portugal están al borde del colapso. En Lisboa se instaló un hospital de campaña para aliviar la presión sobre los hospitales capitalinos. Las ambulancias haciendo cola evidencia la gravedad de la pandemia en el país.

La nación lusa es líder mundial en muertes y nuevos contagios por millón de habitantes, según datos de la Universidad de Oxford. Las autoridades achacan este crecimiento en gran medida a la presencia de la variante británica, que ya tiene una prevalencia del 20 % y se estima que pueda llegar a representar el 60 % próximamente.

En este contexto, se ha confirmado en Portugal la presencia de la variante sudafricana de COVID-19 que, como sucede con la británica, es más contagiosa, y de la que se ha detectado un único caso.

Reino Unido acelera su campaña de vacunación

La Asociación médica británica (BMA, en inglés) ha pedido a los responsables sanitarios reducir el número de semanas entre la primera y la segunda dosis de la vacuna de Pfizer-BioNTch, por considerar que "no se puede justificar" esa ampliación del periodo a fin de vacunar a más personas.

Ante el alto nivel de contagios de la COVID-19 en el Reino Unido por la aparición de una nueva variante del coronavirus en Inglaterra, las autoridades británicas decidieron que la segunda dosis de Pfizer-BioNTech debía suministrarse 12 semanas después de la primera, en vez de tres semanas como recomendó esa farmacéutica y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Mientras tanto en la ciudad de Glasgow, la campaña de vacunación contó con una buena afluencia de personas este sábado. Se instaló un centro de vacunación masiva en el Hospital Louisa Jordan para inmunizar a toda marcha a los escoceses.

Un hospital alemán en cuarentena ante la presencia de la variante británica

En Alemania, un hospital queda en cuarentena al convertirse en un foco de la variante británica.

Las autoridades han notificado que más de una veintena de personas, incluido personal sanitario, dieron positivo de esta variante de la COVID que es más infecciosa. No se han admitido nuevos pacientes desde este sábado.

El país comunicó 16.417 nuevos contagios con coronavirus en las últimas 24 horas, mientras que la cifra de víctimas mortales ascendió a 879, según datos del Instituto Robert Koch (RKI) de virología actualizados la pasada medianoche.

Francia exige desde este domingo un confinamiento a sus visitantes

Los ciudadanos de la Unión Europea (UE) que viajen a Francia a partir de este domingo deberán aislarse durante siete días a su llegada al país, después de haber presentado un test PCR negativo, y tendrán que hacer otro diagnóstico al final de la cuarentena. Quedan exentos de esta medida viajeros que lleguen por coche o tren.

Exteriores precisa además que "todo pasajero deberá presentar una declaración jurada de que no tiene síntomas" de COVID-19, que no ha estado en contacto con un caso confirmado en los catorce días previos al viaje y que se compromete a aislarse durante siete días una vez en el país y a volver a repetir el test tras ese período.

Además, la Academia de Medicina francesa aconseja a los usuarios del transporte común que, además de llevar mascarilla, se abstengan de llamar por teléfono o hablar para evitar contagios, y defiende la eficacia de las mascarillas de tela pese a que el Ejecutivo ha desaconsejado su uso.

"El hecho de que todo el mundo lleve mascarillas es mucho más importante que la calidad de la misma, porque lo que esperamos de ella es evitar el efecto proyección", añadió el especialista, que precisó que lo importante es que se haga un uso correcto de este accesorio sanitario, cubriendo nariz y boca.

El viernes las autoridades sanitarias registraron en Francia 23.292 nuevos casos del coronavirus y 323 decesos.