Última hora
This content is not available in your region

RUSIA | Más de 4.000 detenidos durante las concentraciones para exigir la liberación de Navalni

RUSIA | Más de 4.000 detenidos durante las concentraciones para exigir la liberación de Navalni
Derechos de autor  Andrew Lubimov/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Rusia ha vivido este domingo una jornada de detenciones masivas de seguidores de Alexéi Navalni. Según la ONG OVD-Info, más de 4.000 personas han sido arrestadas en todo el país durante las concentraciones para exigir la liberación del famoso bloguero y líder opositor. Desde primeras horas de la mañana, decenas de miles de personas han desafiado la prohibición gubernamental y se han echado a las calles de más de un centenar de ciudades para secundar las denuncias de corrupción que han convertido a Navalni en el enemigo número 1 del Kremlin. La mayoría de las detenciones se han producido en Moscú y en San Petersburgo.

Entre los arrestados se encuentra Yulia Navalnaya, activista y esposa de Navalni. Antes de ser detenida compartió mensajes y vídeos en las redes sociales.

Se trata de una de las mayores demostraciones de fuerza de la oposición rusa en muchos años. Famoso por sus denuncias contra la corrupción, Alexéi Navalni está encarcelado desde que regresó hace dos semanas de Alemania, donde pasó cinco meses recuperándose de un envenenamiento con el agente químico novichok del que responsabilizó directamente a Vladímir Putin. Al bajarse del avión, fue detenido acusado de haber violado los términos de su libertad condicional, que le prohibían abandonar el país. Nalvani fue sacado de Rusia en coma por la insistencia de su familia de que fuera tratado en Alemania.

Poco después de ser encarcelado, la fundación anticorrupción que dirige publicó un vídeo en Youtube en el que Navalni muestra un lujoso palacio construido a orillas del Mar Negro y que supuestamente pertenecería Vladímir Putin. El palacio, afirma el líder opositor, es fruto del mayor soborno de la historia. El vídeo ha tenido más de cien millones de visitas. El Kremlin niega en redondo que el Palacio pertenezca a Putin y un oligarca amigo del presidente ruso ha salido al paso afirmando que él es el verdadero dueño y no el mandatario.

En cualquier caso, los seguidores de Navalni creen a pies juntillas sus denuncias de corrupción y, como demuestran desde hace tres domingos, parecen haber perdido el miedo:

- "Creo que hemos llegado a un punto de inflexión y ahora se está volviendo divertido. La última vez daba miedo protestar. Ahora es divertido ver a estos policías, al gobernador, al alcalde. Es divertido ver la reacción del camarada Putin, de Rotenberg y del resto. Y creo que una vez que se ha vuelto divertido, es el principio del fin para ellos, eso es seguro", afirmaba una manifestante.

- "Nací bajo Putin y no quiero morir bajo él. Por eso he salido", explicaba un joven.

- "Sí, estoy de acuerdo", asentía una chica a su lado.

Alegando razones de seguridad sanitaria debido a la pandemia, Moscú había prohibido las concentraciones convocadas por el entorno de Navalni. El Gobierno ruso ha calificado de "burda injerencia" las críticas de Estados Unidos por las detenciones masivas de manifestantes.