Última hora
This content is not available in your region

Países de la UE reciben las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Países de la UE reciben las primeras dosis de la vacuna de AstraZeneca
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Nada que ver con los complicadísimos trasladados de las vacunas de Pfizer y Moderna. Con toda la normalidad del mundo y en transportes convencionales: así están llegando las primeras partidas de vacunas de AstraZeneca a distintos países europeos. No hacen falta sofisticados camiones frigoríficos ni hacer peripecias para mantener intacta la cadena de frío a decenas de grados bajo cero.

Sin embargo, el preparado elaborado por la farmacéutica británica y la Universidad de Oxford ha dejado una estela de polémica en su camino hacia la UE. En primer lugar, porque la compañía no entregará las dosis comprometidas en el tiempo establecido. En segundo lugar, porque existen dudas sobre su efectividad en las personas de mayor edad, dudas que se deben, fundamentalmente, a la falta de información sobre las pruebas realizadas. Y aunque la Agencia Europea del Medicamento aprobó el uso de la vacuna para los mayores de 18 años sin limitación de edad, la mayoría de los Gobiernos europeos no la aplicarán a los mayores de 55 o 65 años, según los casos.

Hungría, el único país de la UE que se ha procurado vacunas por su cuenta rompiendo la política de compras unificadas de los Veintisiete, las ha recibido de buen grado: "Recibiremos 6 millones de los 300 millones reservados por Bruselas", explicaba el director general de Hungaropharma, en Budapest.

En Francia, cuya principal farmacéutica fracasó en el intento de crear una vacuna contra la COVID-19, también están satisfechos con la llegada del preparado británico:

"Esta vacuna presenta una ventaja con respecto a las anteriores y es que se conserva normalmente en una cámara fría y no en un congelador, como las otras. Así que podremos mantenerlas durante un tiempo, sin necesidad de liberarlas inmediatamente. Pueden permanecer en el frigorífico a temperaturas de entre 2 y 8 grados centígrados", explicaba la doctora Brigitte Bonana, farmacéutica jefe del Hospital Foch de Suresnes.

El Reino Unido es el alumno aventajado de Europa y ya ha suministrado más de 10 millones de vacunas. Sin embargo, han surgido nuevas variantes del coronavirus y aún es pronto para echar las campanas al vuelo:

"Quiero hacer hincapié en que todavía es pronto y las tasas de infección en nuestro país son todavía muy, muy altas. Así que recuerden lo difícil que es todavía, lo alta que es la tasa de infección, y que debemos trabajar juntos para conseguirlo", afirmaba el primer ministro, Boris Johnson, en un mensaje difundido a través de las redes sociales.

En Portugal, médicos del Ejército de Alemania han acudido como refuerzo para ayudar en los hospitales a luchar contra la COVID-19. El viernes este país alcanzó el máximo de ingresos desde el inicio de la pandemia. Este sábado se ha reducido ligeramente el número de nuevos contagios y de fallecidos, aunque la situación sigue siendo muy preocupante.