Última hora
This content is not available in your region

La obligatoriedad de mascarillas FFP2 amenaza al sector textil portugués

euronews_icons_loading
La obligatoriedad de mascarillas FFP2 amenaza al sector textil portugués
Derechos de autor  THOMAS KIENZLE/AFP or licensors
Tamaño de texto Aa Aa

Mientras Francia ha endurecido su criterio sobre las mascarillas, prohibiendo las de tela en los colegios, la decisión de Alemania y Austria de imponer el uso de las FFP2 en tiendas y transporte público ha supuesto un gran golpe para la industria textil portuguesa.

Las mascarillas de tela han constituido un auténtico salvavidas para muchas empresas durante la pandemia.

Miles de trabajadores fabrican mascarillas de tela

"La Asociación Textil y de Vestuario de Portugal estima que entre 10.000 y 15.000 empleados trabajan en la producción de tapabocas de tela. Calcula que su exportación ronda los 18,8 millones de euros por mes", comenta nuestra reportera Filipa Soares.

Más de 3500 mascarillas de tela han sido certificadas aquí, en el Centro de Investigación textil y de Vestuario en Vila Nova de Famalicão, en el norte del país.

Eso significa que cumplen con las reglas establecidas por el Comité Europeo de Estandarización.

"Las empresas portuguesas continúan exportando a otros mercados. Pero los de Francia y Alemania son muy importantes para nosotros y perderlos tendrá un impacto en las compañías portuguesas", comenta Braz Costa, director general de la Asiciación Textil y de Vestuario de Portugal.

Casi iguales que las quirúrgicas

El director general de este instituto tecnológico dice estar seguro de la calidad de los tapabocas que han creado. Pero intenta encontrar una explicación a la decisión tomada por Austria, Alemania o Francia.

"Tal vez los países no eran estrictos respecto al control de la calidad de lo que importaban. Eso ha llevado a esta situación, a imponer el uso de las FFP2.

Las FFP2 tienen una filtración extra para partículas muy pequeñas. ¿Es eso importante teniendo en cuenta que el virus tiene un tamaño muy pequeño? No, no es importante, porque los estudios muestran que esas partículas muy pequeñas tienen una probabilidad muy baja -billones de gotas serían necesarias para transportar un virus-".

Los responsables de este Centro de Investigación aseguran que algunos modelos de las mascarillas de tela tienen una capacidad de filtración del 90%. Es decir, casi tan alto como el de las quirúrgicas, que es de un 95%.

Pero mientras el virus de la COVID-19 sigue mutando, los Gobiernos se inclinan por el uso de las FFP2. Y la industria textil que se sustenta en este producto teme que más países se unan a la nueva exigencia.