Última hora
This content is not available in your region

Mascarillas: ¿cuál es la diferencia entre las de tela y las FFP2?

Access to the comments Comentarios
Por Natalie Huet
Un hombre viaja en el metro de Berlín con una mascarilla FFP2
Un hombre viaja en el metro de Berlín con una mascarilla FFP2   -   Derechos de autor  Christoph Soeder/(c) Copyright 2021, dpa (www.dpa.de). Alle Rechte vorbehalten
Tamaño de texto Aa Aa

A medida que las nuevas variantes del coronavirus se extienden por toda Europa, las autoridades están ajustando sus consejos sobre los tipos de mascarillas que se deben usar.

En Francia han advertido de que las máscaras de tela hechas a mano pueden no ser lo suficientemente protectoras. El estado alemán de Baviera requiere ahora máscaras FFP2 de grado hospitalario en el transporte público y en las tiendas, y Austria le seguirá el próximo 25 de enero.

Euronews ha entrevistado al Dr. Simon Kolstoe, un profesor de la Universidad de Portsmouth, sobre la diferencia entre esta prenda con la que, a la fuerza, nos hemos ido familiarizando.

¿Qué hacen las mascarillas FFP2 que otras no hacen?

Kolstoe dice que es importante tener en cuenta que hay dos tipos principales de máscarillas en el mercado. Por un lado, hay máscaras diseñadas para evitar que exhales sobre otras personas. Piensen en las máscaras de tela o en las máscaras quirúrgicas azules y blancas. Si el usuario tose o estornuda, la mayoría de las gotas expulsadas quedarán atrapadas en la máscara en lugar de caer sobre las personas cercanas. Pero no evitan eficazmente que el usuario inhale partículas mucho más pequeñas del virus en el aire.

Por otro lado, algunas máscaras también sirven como equipo de protección personal: están diseñadas para proteger al usuario de la inhalación de partículas virales mucho más pequeñas. Estas son las máscaras FFP: piezas faciales filtrantes.

En Europa, las máscaras FFP2 filtran al menos el 94% de los aerosoles. Son similares a las máscaras N95, que filtran al menos el 95% de los aerosoles. Estos son los tipos de máscaras que se ven a menudo en los centros de salud y en los laboratorios de biología.

"Cualquiera que haya trabajado en ese tipo de ambientes sabe que no se trata sólo de ponerse una máscara", advirtió Kolstoe. "También hay entrenamiento, usar guantes, usar el equipo adecuado, lavarse las manos o una forma apropiada de hacer las cosas".

Además, asegura el doctor, sería "irrazonable" esperar que el público general tenga esa misma formación, y el uso de las máscaras FFP2 en entornos públicos no será necesariamente tan eficaz como en los entornos profesionales.

Si las máscarillas FFP protegen más, ¿por qué no nos han dicho que las usemos antes?

Al comienzo de la pandemia, el año pasado, las autoridades de todo el mundo estaban preocupadas por que los trabajadores de salud pudieran quedarse sin equipo de protección personal y, en particular, sin máscaras FFP2. "Se aconsejó al público que fabricara sus propias máscaras o que usara alternativas sólo para detener la competencia con las personas que trabajan en la atención médica", explica Kolstoe.

Ahora que más fábricas están produciendo estas máscaras y que están mucho más disponibles, las autoridades de todo el mundo han empezado a animar al público a usarlas en entornos específicos.

En espacios reducidos o con mucha gente, Kolstoe dice que tiene sentido usar una mascarilla FFP2 aunque no sea tan efectiva como en un laboratorio: "Creo que al menos marcará la diferencia".

¿Y las máscaras de FFP con válvulas?

Las mascarillas con válvulas deben evitarse en lugares muy concurridos, Kolstoe. Algunas mascarillas tienen válvulas diseñadas para filtrar el aire que entra, pero no el que sale. Algunas válvulas incluso disparan el aire sucio hacia fuera, lo que podría infectar a las personas que están cerca.

En términos más generales, Kolstoe subraya la importancia de mantenerse alejado de las multitudes, del contacto cercano y de los espacios confinados durante la pandemia.