Última hora
This content is not available in your region

COVID-19: Después de las mascarillas ¿Deberíamos llevar gafas para protegernos del coronavirus?

La mascarilla con la efigie de la fallecida Ruth Bader Ginsburg causa furor en EEUU.
La mascarilla con la efigie de la fallecida Ruth Bader Ginsburg causa furor en EEUU.   -   Derechos de autor  Andrew Harnik/Copyright 2020 The Associated Press. All rights reserved
Tamaño de texto Aa Aa

Llevar gafas con una mascarilla no es un ejercicio fácil. Sin embargo podrían ser complementarias: investigadores en China sugieren que las personas que usan gafas tienen un menor riesgo de infectarse con el nuevo coronavirus.

Sólo unos pocos usuarios de gafas entre los pacientes hospitalizados por COVID-19

Como explican los científicos en la revista JAMA Ophthalmology, sólo unos pocos usuarios de gafas han sido hospitalizados con síntomas desde el brote de nuevo coronavirus en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

Para probar su tesis, se anotó en el expediente médico si un paciente usa gafas o no. Su estudio encontró que sólo 16 de los 276 pacientes admitidos en el hospital Suizhou Zengdu, o sea el 5,8 por ciento, usaban gafas de forma continuada. Esto es, pacientes que usaban sus gafas más de ocho horas al día. Luego descubrieron que todos estos pacientes eran miopes.

Había otros 14 pacientes con presbicia (vista cansada) con un uso de lentes menos constante.

Basándose en estudios previos calcularon cuántas personas en la provincia china de Hubei - donde se encuentra el hospital - sufrían de miopía. La proporción de la población miope fue del 31,5%, que es mucho mayor que la de los pacientes ingresados en el hospital. Los investigadores ahora sospechan una conexión entre el uso continuado de gafas y la protección frente al virus.

Ya en febrero se observaron casos de personas infectadas con el coronavirus en zonas médicas que no habían protegido adecuadamente sus ojos. La mayoría de protocolos de protección especializados mencionan los ojos como una importante vía de entrada del virus, sin embargo para el público general las medidas se ciñen al uso de mascarilla, señalan los autores.

Además una proporción de pacientes de COVID-19 -relativamente pequeña- sufre síntomas oculares

¿El coronavirus entra por los ojos? Datos a manejar con cautela

Los propios autores del artículo señalan algunas debilidades metodológicas. Para empezar, se estudió solo una pequeña muestra en un único hospital.

Los datos que los científicos utilizaron para comparar el uso de gafas entre la población no estaban actualizados y no coincidían con su muestra de pacientes de Covid en el hospital en cuanto a la edad y otras características demográficas. Tampoco es un hecho que todas las personas miopes usen gafas durante al menos ocho horas al día.

El coronavirus se transmite por aerosoles, es decir, a través del aire, pero también cuando hay suficientes partículas de virus en nuestras manos.

Los científicos lanzan la hipótesis de que usar gafas podría estar evitando que nos toquemos los ojos. Se estima que las personas sin gafas se frotan los ojos con las manos involuntariamente 10 veces cada hora.

Otra posibilidad es que las gafas estén protegiendo los ojos de la entrada de partículas y gotas transmitidas por el aliento.

Aunque el estudio sugiere que existe una relación entre el uso de gafas y la infección por el coronavirus, no hay datos suficientes para apoyar esta observación con certeza. Por lo tanto, los hallazgos de los investigadores deben ser tratados con cautela, al menos por el momento.

Consideran que es una pista interesante que debería ser investigada en más centros hospitalarios y con una población más extendida.