Última hora
This content is not available in your region

Alemania prolonga las restricciones hasta el 7 de marzo

euronews_icons_loading
Alemania prolonga las restricciones hasta el 7 de marzo
Derechos de autor  AP
Tamaño de texto Aa Aa

Alemania ha comenzado a administrar la vacuna de Oxford AstraZeneca contra la COVID-19 a los menores de 65 años. Este refuerzo en el frente de la inmunización colectiva coincide con el anuncio de que se mantendrán las restricciones hasta al menos el próximo 7 de marzo. Así lo ha acordado la canciller, Angela Merkel, con los Gobiernos regionales. Toda prudencia es poca para la canciller ante la propagación de las nuevas variantes del coronavirus:

"Tenemos una gran incertidumbre con las mutaciones. Estas se impondrán y el viejo virus desaparecerá. Tenemos que vivir con el virus y no podemos descartar que con los nuevos virus haya un crecimiento exponencial de casos. Por eso tenemos que asegurar el seguimiento y por eso tenemos que ser tan cuidadosos", explicaba Angela Merkel.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no recomienda ningún límite de edad para la vacuna de AstraZeneca, como tampoco lo hizo la Agencia Europea de Medicamentos (EMA en sus siglas en inglés). Sin embargo, la mayoría de los países de la UE han decidido no inocularla a mayores de 65 años e incluso de 55 años alegando falta de datos. Además, no se ha mostrado eficaz frente a la variante sudafricana del coronavirus.

Alejandro Cravioto, presidente del Grupo de Asesoramiento Estratégico de Expertos de la OMS sobre Inmunización matiza:

"Aunque se reduzca la posibilidad de que esta vacuna tenga un impacto total en su capacidad de protección, especialmente contra la enfermedad grave, no hay razón para no recomendar su uso incluso en aquellos países en los que están circulando las nuevas variantes", afirma.

En España, la vacuna de AstraZeneca se está administrando a los llamados trabajadores esenciales, como profesores, bomberos o agentes de la ley, aunque no la recibirán los mayores de 55 años con problemas de salud subyacentes. Los ancianos que quedan por vacunar solo recibirán los preparados de Moderna y Pfizer/BioNTech.