Última hora
This content is not available in your region

Noches de ira por el rapero Pablo Hasél en España

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Un agente antidisturbios dispara balas de goma contra los manifestantes en Madrid.
Un agente antidisturbios dispara balas de goma contra los manifestantes en Madrid.   -   Derechos de autor  Manu Fernandez/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

Segunda noche de violentos disturbios en varias ciudades españolas durante las protestas contra el encarcelamiento del rapero catalán Pablo Hasél. En Madrid, miles de personas, la mayoría radicales de izquierda, se enfrentaron a las fuerzas del orden con piedras y botellas, destrozaron varios vehículos y quemaron mobiliario urbano. Los manifestantes exigen la puesta en libertad del rapero, que fue condenado a nueve meses de prisión por injurias a la corona y enaltecimiento del terrorismo. Al ser su cuarta condena, la justicia decretó su ingreso en prisión. En las pancartas podían leerse mensajes como "Libertad Pablo Hasél. Amnistía total" o "Pablo Hasél libertad, fuera la justicia franquista".

"Tenemos que callar, según el Gobierno tenemos que callar, y no podemos quedarnos en silencio. Estamos aquí para protestar por ese rapero. Por decir lo que piensa, mira cómo nos encontramos ahora", se quejaba en catalán un manifestante.

- "No es lógico, por un tuit o por una canción sobre algo, que incluso es cierto, no se debería condenar o encarcelar a nadie", añadía otra ciudadana.

También hubo protestas violentas en Barcelona, donde la víspera una manifestante perdió un ojo al ser alcanzada por una bala de foam disparada por los mossos d'Esquadra. La noche se zanjó con varios heridos y detenidos.

Amnistía Internacional considera "desproporcionado" el encarcelamiento del rapero. Hasél no es el único artista que ha sido condenado en España al amparo de la Ley de Seguridad Ciudadana aprobada en 2015, conocida popularmente como Ley Mordaza, que el Gobierno actual prometió reformar.