This content is not available in your region

La Unión Europea solo sancionará a cuatro funcionarios rusos por la condena a Alexéi Navalni

Access to the comments Comentarios
Por Euronews  con AFP
euronews_icons_loading
Los ministros de Exteriores griego Nikos Dendias, italiano Luigi Di Maio, y el jefe de la Diplomacia Josep Borrell en la reunión.
Los ministros de Exteriores griego Nikos Dendias, italiano Luigi Di Maio, y el jefe de la Diplomacia Josep Borrell en la reunión.   -   Derechos de autor  Yves Herman/AP

Los ministros de asuntos Exteriores de la Unión Europea han llegado a un acuerdo de mínimos para preparar nuevas sanciones contra Rusia. Los responsables de la diplomacia han decidido sancionar solamente a cuatro altos funcionarios rusos por el juicio al líder opositor Alexéi Navalni.

Los ministros debían debatir las posibles reuniones en una reunión presidida por el Alto representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad Josep Borrell.

Recientemente Borrell protagonizó un viaje muy complicado a Moscú. Algunos eurodiputados pidieron su dimisión por la "humillación" sufrida por Europa.

Rueda de prensa: Josep Borrell sobre las sanciones de la UE a Rusia por el caso Navalni

Un primer consenso que se produce un mes después de que hubiera sido encarcelado Alexei Navalni. El líder opositor ruso había demandado que se castigara al entorno del presidente Putin.

Los 27 han expuesto un nuevo sistema de penalización contra dirigentes y círculos de poder en los Estados responsables de violaciones de Derechos Humanos que incluiría la prohibición de visados y el congelamiento de los activos que los afectados tengan en la UE.

Los rusos responsables de la "detención, condena y persecución" del líder opositor Alexei Navalni serán sancionados por la UE en el primer uso de la llamada ley europea Magnitsky

Josep Borrell, el máximo responsable de la diplomacia de la UE, ha declarado que los ministros han acordado por unanimidad proceder a sancionar a los funcionarios rusos que estén directamente relacionados con las acciones en cuestión. Ha destacado: "Rusia está siguiendo una ruta autoritaria y se está alejándo de Europa. Los ministros interpretan por unanimidad que las recientes acciones y respuestas rusas son una clara señal de que no está interesada en cooperar con la Unión Europea sino que, por el contrario, parece interesada en el enfrentamiento y la desvinculación de la Unión Europea."

Los ministros también lanzaron una advertencia a los militares birmanos

La UE "está dispuesta" a adoptar sanciones contra los militares si no se atienden sus llamamientos a la "desescalada", dicen las conclusiones adoptadas tras el debate.

También sancionaron los atentados contra la democracia y el Estado de Derecho cometidos por el régimen de Nicolás Maduro en Venezuela con la inclusión de 19 altos funcionarios en la lista negra de ese país, que ya suma 55 nombres.

También se espera que los ministros hagan balance de las medidas adoptadas contra la represión en Hong Kong, donde el principio de "un país, dos sistemas" está siendo cuestionado por China. "Tenemos que ver si tenemos que hacer más", dijo un diplomático de la UE.

El encarcelamiento y el acoso a los periodistas en Bielorrusia también podrían ser castigados. Pero ya se han adoptado tres conjuntos de sanciones contra el régimen y el Presidente Alexander Lukashenko ha sido incluido en la lista negra sin ningún efecto. Y el apoyo abierto de Vladimir Putin a Minsk es reconfortante.

Crecen las críticas contra la ineficacia de las sanciones europeas selectivas. "Europa no debería tener miedo de utilizar sus palancas económicas contra Rusia", sostiene Ian Bond, director de asuntos de política internacional del Centro para la Reforma Europea (CER).

Pero "no hay que esperar a que haya un enfoque unitario", lamenta el italiano Gianni Rotta, experto en desinformación de la Comisión Europea.

"La UE se enfrenta a una pandemia y a crecientes dificultades económicas, a una dependencia del gas ruso y tiene unos cuantos países miembros que simpatizan con el Kremlin o están dominados por partidos populistas alimentados por Rusia", explicó en una entrevista para el Centro Carnegie Europa.

Rusia tiene además una nueva ventaja en sus relaciones con Europa: una amplia disponibilidad de su vacuna, Sputnik V, que habría demostrado ser eficaz contra la COVID-19.

Navalni y sus asociados han pedido a gritos que la UE sancione a los oligarcas cercanos a Putin, especialmente a los que mantienen una gran parte de su riqueza en Europa, pero Borrell ha dicho que esto plantea obstáculos legales.

El jefe de gabinete de Navalni ha dicho que los líderes de la UE deberían tomar decisiones más contundentes, ya que Putin interpreta su "actitud dialogante" como una debilidad. Leonid Volkov, ha apuntado: "Esta política, si continúa, sólo ayudará a Putin a evolucionar de un régimen autoritario a una dictadura completa y fuerte, y sería muy peligroso para el mundo en el siglo XXI. Y por supuesto que ya es muy complicado hacer algo contra el dinero de Putin en Europa, contra los proyectos de construcción que ya están en marcha. Sin duda, hará algún daño a la economía europea. Pero esa es la situación. Antes o después habrá que hacerlo."

Borrell espera que no se tarde más de una semana en aprobar formalmente la congelación de activos y la prohibición de viajar de las personas sancionadas.