Última hora
This content is not available in your region

Homenaje de los Juegos Olímpicos a las víctimas de Fukushima tras diez años del terremoto

euronews_icons_loading
Homenaje de los Juegos Olímpicos a las víctimas de Fukushima tras diez años del terremoto
Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

Noriyuki perdió a su hija en el tsunami que devastó el noreste de Japón hace diez años. Ahora será uno de los encargados de llevar la antorcha olímpica por todo el país en recuerdo a quienes perdieron la vida en el desastre.

Su hija, Mai Suzuki, estudiaba en la escuela primaria Okawa de Ishinomaki, donde murió junto a otras 73 estudiantes por el enorme terremoto y tsunami del 11 de marzo de 2011.

Su padre ha recordado ese momento: "¿Por qué está Mai aquí? Estaba con una buena amiga con la que siempre jugaba. Fue empujada un metro, así que no se hizo daño porque no fue arrastrada por la corriente. Nuestra Mai usaba gafas y cuando la encontré las llevaba puestas. Pensé que si la sacudía, se despertaría. La llamé mientras le daba golpecitos en las mejillas. Pero no se despertó. Cuando me fijé bien, tenía manchadas la nariz y las orejas. Esto es una crueldad. No puedo expresar con palabras lo que sentí en ese momento".

Sus recuerdos de haber entrenado al equipo de baloncesto de la escuela y haber jugado con Mai y sus compañeros, se empañan por la tragedia.

Como homenaje, el relevo de la antorcha olímpica partirá el 25 de marzo de la prefectura de Fukushima, el corazón del desastre que dejó 18.000 muertos.

"Quiero correr con Mai, no solo yo. Quiero correr con todos los niños de aquí. Por eso me presenté. No quiero correr solo, sino que quiero llevar el recuerdo de Mai en el pecho y que corramos juntos. Quiero venir aquí con esa antorcha, eso es lo que he pensado", dide Suzuki.

Noriyuki será uno de los 10.000 portadores de la antorcha que, juntos, cruzarán el país portando la llama ceremonial que dará el pistoletazo de salida a los aplazados Juegos Olímpicos de 2020 el 23 de julio.