This content is not available in your region

"Estaremos al lado del pueblo afgano" a pesar de la retirada de tropas, dice Blinken en Afganistán

Access to the comments Comentarios
Por Lucia Riera Bosqued  & Louise Miner
euronews_icons_loading
"Estaremos al lado del pueblo afgano" a pesar de la retirada de tropas, dice Blinken en Afganistán
Derechos de autor  Sapidar Palace via AP

No es el fin de la relación entre Estados Unidos y Afganistán, eso es lo que el Secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, asegura al presidente afgano Ashraf Ghani y al jefe de su Ejecutivo, Abdullah Abdullah.

Blinken ha visitado el país tras el anuncio de la retirada de los 2.500 efectivos estadounidenses restantes. Regresarán a casa el 11 de septiembre poniendo fin a la misión Resolute Support de la OTAN para entrenar, asesorar y asistir a las fuerzas afganas.

Una retirada que llega cuando se cumplen veinte años desde que Estados Unidos llegó a la caza de Bin Laden.

Blinken asegura que la relación perdurará, intensificando la diplomacia y con Afganistán como socio. "Estaremos al lado del pueblo afgano, incluso a través de la inversión económica y la ayuda al desarrollo, mientras trabajan por un futuro más próspero. Seguiremos apoyando a la sociedad civil y abogando por la igualdad de derechos para las mujeres, incluyendo su participación significativa en las negociaciones en curso y su representación equitativa en toda la sociedad."

Alivio y miedo entre los afganos

En Kabul la noticia se ha recibido con alegría en algunos casos, aunque hay quienes temen que la vida vuelva a ser más complicada si los talibanes ganan más fuerza.

"Antes de que las tropas estadounidenses llegaran aquí, no teníamos ningún problema con nuestras vidas. El ejército estadounidense lleva aquí mucho tiempo. Si se retira por completo, la gente podrá volver a unirse y ver cómo se restablece la paz", dice un ciudadano de la capital.

Otra mujer se muestra preocupada porque "si las tropas se van, la influencia de los talibanes pueda aumentar. Eso podría restringir la participación de las mujeres en la sociedad".

Con la marcha de EE.UU. otros países de la coalición también dejarán el país, lo que supone otros siete mil efectivos. La transición entraña un gran riesgo de revertir la libertad que ha ganado el pueblo afgano. Por ello los defensores de los derechos humanos están alerta ante el desarrollo de las continuas conversaciones de paz.