Última hora
This content is not available in your region

Cada vez más bebés foca abandonados por culpa de los humanos en el norte de Francia

euronews_icons_loading
Cada vez más bebés foca abandonados por culpa de los humanos en el norte de Francia
Derechos de autor  AFP
Tamaño de texto Aa Aa

En el norte de Francia hay muchas focas.

En la costa de Ópalo, próxima a Calais, viven colonias de focas grises cada vez más numerosas, lo que causa problemas de convivencia con los humanos. Los paseantes son a menudo demasiado curiosos, las molestan y acaban espantándolas. En su huida, pueden herirse o dispersarse, abandonando a sus crías.

La LPA, Liga de Protección de los Animales, se ve obligada a recoger a cada vez a más bebés.

"La actividad anual habitual de la LPA es de entre cincuenta y sesenta bebés de foca al año, para dos especies combinadas, las grises y las calvas", comenta Jean-Michel Charpentier, director del refugio de la asociación. "Ahora, con esta gran población en el área y con todas las perturbaciones sufridas, hemos tenido 47 en tres meses, 47 cachorros abandonados, que hemos tenido que llevar al centro de cuidados y rehabilitarlos".

Las foquitas son alimentadas y reciben todos los cuidados necesarios en un refugio de la asociación. Tienen que aprender a vivir por su cuenta antes de poder volver al mar y reencontrarse con sus congéneres.