Última hora
This content is not available in your region

Aumenta el fraude en productos sanitarios en 2020

euronews_icons_loading
An employee sorts used masks
An employee sorts used masks   -   Derechos de autor  ERIC PIERMONT/AFP
Tamaño de texto Aa Aa

La oficina de lucha contra el fraude de la UE, OLAF, se enfrentó a un nuevo desafío en 2020: además de luchar contra el fraude tradicional relacionado con los fondos europeos y la delincuencia transfronteriza, tuvo que actuar contra los estafadores que intentaban beneficiarse de la pandemia. La agencia identificó a más de 1.000 negocios sospechosos y contribuyó a la incautación de millones de artículos falsificados: mascarillas, desinfectantes de manos y kits de pruebas PCR, muchos de ellos peligrosos para la salud.

"Eso fue al inicio de la pandemia: ofertas de mascarillas falsificadas. Tuvimos muchos problemas en muchos Estados miembros: inmediatamente necesitaron muchas mascarillas y no las tenían. Y lo que obtuvieron fueron falsificaciones, no eran reales, eran mascarillas deficientes, realmente malas”, explica Ville Itälä, director de la OLAF.

La OLAF cerró más de 200 investigaciones y recomendó la recuperación de 293 millones de euros de fondos públicos. La agencia normalmente guarda silencio sobre sus investigaciones, pero en febrero hablaron en público para advertir a los Estados miembros sobre una gran estafa con vacunas. En un momento en el que la UE se enfrentaba a una enorme escasez los delincuentes establecieron contactos con 16 Estados miembros. Aunque no tuvieron éxito.

"Inmediatamente cuando comenzaron a vacunar a los ciudadanos, las personas encargadas de los fraudes realizaron ofertas de vacunas falsas a las autoridades de los Estados miembros. El número total de esto era de 1.200 millones de dosis. Pedían 16 mil millones de euros. Esto es una muestra de cómo de enorme era este fraude. Y las ofertas parecían totalmente reales”, detalla Itälä.

Este año, la agencia se enfrenta a otra tarea: a medida que comienza el despliegue de los fondos de recuperación de la UE, la OLAF quiere una mayor coordinación con los Estados miembros y la nueva Fiscalía Europea para luchar contra los defraudadores dispuestos a hacer trampa con los fondos públicos.