Última hora
This content is not available in your region

Spike Lee, el presidente del jurado de Cannes más carismático y universal

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
euronews_icons_loading
Spike Lee, director del jurado del festival de Cannes
Spike Lee, director del jurado del festival de Cannes   -   Derechos de autor  AP Photo
Tamaño de texto Aa Aa

No por ser elegido el director del jurado de la 74 edición del festival de Cannes, Spike Lee deja de ser Spike Lee.

El director estadounidense protagonizó en la Croisette toda una demostración de ese carácter contestatario y sin pelos en la lengua que le han convertido en mucho más que un cineasta. En su esperada rueda de prensa, Lee habló sin tapujos del tan candente tema racial que él lleva condenando con su cámara más de 30 años.

"Hace un par de semanas, fue el 32 aniversario de 'Haz lo que debas'", decía el director sobre su cinta más emblemática, con la que optó a la Palma de Oro. "Esa película se estrenó en 1989, la escribí en 1988. Y cuando ves al hermano Eric Garner, o cuando ves lo sucedido con George Floyd, asesinado, linchado... Pienso en Ray Rahim, el protagonista de aquella película. Y uno piensa y espera que treinta y pico años después, los negros dejen de ser cazados como animales", sentenciaba el director.

Por supuesto, también hubo tiempo para hablar de política, con Donald Trump, Jair Bolsonaro o Vladimir Putin en el punto de mira del creador de 'Malcolm X', 'Oldboy' o 'Infiltrado en el KKKlan'.

"Este mundo está dirigido por gángsters", condenaba Lee. "El Agente Naranja, el tipo de Brasil y Putin. Eso es todo. Son gánsters y van a hacer lo que quieran. No tienen moral, ni escrúpulos, y ese es el mundo en el que vivimos. Nos toca levantar la voz contra estos gansters."

Spike Lee es todo un vetarano del festival de Cannes, en el que alcanzó la gloria en 2018 con 'Inflitrado en el KKKlan', ganadora del gran premio del jurado.

Con su nombramiento como presidente del mismo, se convierte en la primera persona negra en ejercer de dicho cargo en toda la historia de Cannes, cuya dirección asegura querer lanzar con ello un mensaje de universalidad.