Última hora
This content is not available in your region

Casos de COVID suben mientras Sudeste Asiático sufre el impacto de la variante Delta

Por Reuters
Casos de COVID suben mientras Sudeste Asiático sufre el impacto de la variante Delta
Casos de COVID suben mientras Sudeste Asiático sufre el impacto de la variante Delta   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

Por Martin Petty y Stanley Widianto

9 jul – Tras haber escapado de lo peor cuando estalló la pandemia de coronavirus el año pasado, el sudeste asiático está sufriendo ahora un aumento dramático de muertes y casos, mientras la escasez de vacunas y variantes altamente contagiosas frustran los esfuerzos de contención.

Mientras países como Reino Unido, Alemania y Francia se preparan para eliminar la mayoría de las restricciones restantes tras los devastadores brotes, los gobiernos del sudeste asiático están endureciendo las medidas, con la esperanza de que los confinamientos selectivos ayuden a frenar el aumento récord en casos y muertes desde mayo.

Indonesia, el país más afectado y poblado de la región, registró más de 38.000 casos el viernes por segundo día consecutivo, seis veces más que el mes anterior, en una semana en la que su número diario de muertes se duplicó desde principios de julio.

Las autoridades extendieron el viernes las restricciones a 15 nuevas ubicaciones en todo el archipiélago, con la esperanza de evitar la crisis vivida en la isla de Java, donde los hospitales están siendo empujados al límite, los suministros de oxígeno son bajos y cuatro de los cinco cementerios designados para el COVID-19 en la capital, Yakarta, están casi llenos.

El viernes se informó un récord de 9.180 casos en Malasia y un número similar en Tailandia, donde las autoridades anunciaron medidas más duras en la capital Bangkok y sus alrededores para frenar la propagación de la variante Delta, que incluyen toque de queda, restricciones de viaje, cierres de centros comerciales y límites a las reuniones.

El vecino Myanmar registró 63 muertes y 4.320 casos nuevos el viernes, ambos niveles récord, mientras que Camboya ha visto su mayor número de contagios y decesos en los últimos nueve días.

Los expertos en salud dicen que las bajas tasas de pruebas en los países más poblados, como Indonesia y Filipinas, también pueden estar ocultando la extensión total de los brotes, mientras que Myanmar ha sufrido un desplome en los tests desde el golpe de Estado en febrero.

La reputación de Vietnam como una historia de éxito del coronavirus está igualmente amenazada, con más casos en los últimos cinco días que durante los primeros 14 meses de la pandemia, aunque el récord de 1.625 contagios del viernes fue una fracción de los de Indonesia.

Una ola de compras por pánico precedió a la imposición el viernes de restricciones de movimiento en el epicentro de la ciudad de Ho Chi Minh, mientras que la capital, Hanói, anunció medidas para aislarse de los brotes en otras regiones del país de 98 millones de habitantes.