Última hora
This content is not available in your region

Locura en Francia por vacunarse antes de que los restaurantes exijan la vacuna para comer fuera

Access to the comments Comentarios
Por Lauren Chadwick
Mujer vacunada en Francia
Mujer vacunada en Francia   -   Derechos de autor  Laurent Cipriani/Copyright 2021 The Associated Press. All rights reserved.
Tamaño de texto Aa Aa

El principal sitio web utilizado para reservar citas para la vacuna, Doctolib, dijo que un registro de alrededor de 1,3 millones de personas habían programado una cita después del discurso de Emmanuel Macron el lunes por la noche.

Desde mediados de junio, el número diario de citas programadas a través del sitio ha sido inferior a 200.000, tras un aumento en mayo, cuando la vacunación estuvo disponible para más grupos de edad.

La prisa por conseguir una dosis llega después de que el presidente Macron dijera que sería obligatorio que todos los profesionales de la salud recibieran una vacuna para septiembre.

Macron también dijo que Francia extendería su sistema de permisos sanitarios a los cines y teatros a finales de julio, exigiendo a los ciudadanos una vacuna o una prueba COVID-19 negativa antes de que se les permita entrar.

Ese sistema se extenderá a los restaurantes y centros comerciales en agosto, añadió el presidente francés, lo que contribuirá al aumento de personas que reservan una cita.

El 65% de las personas que reservaban cita hasta el martes por la mañana eran menores de 35 años, según Doctolib.

En el sitio web Vite Ma Dose, que ayuda a las personas a encontrar rápidamente citas para vacunarse, el tráfico era "diez veces mayor" de lo normal, dijo el fundador del sitio Guillaume Rozier en el canal de televisión francés BFM.

Rozier añadió en Twitter que hubo 3,4 millones de búsquedas de citas para vacunas.

El ministro de Sanidad francés, Olivier Véran, dijo que el aumento de las citas para vacunarse significaba que se salvarían miles de vidas.

"Ayer, en el espacio de unas horas, se salvaron miles de vidas, esa es también la manera de pensarlo", dijo Véran a BFM el martes por la mañana.

"Un millón de franceses piden cita para una primera inyección, con un efecto multiplicador sobre la epidemia, se han salvado miles de vidas en el espacio de unos minutos, de unas horas en nuestro país".

Francia ha tenido bajas tasas de casos desde que salió de su tercer confinamiento en mayo, pero las infecciones están aumentando de nuevo a medida que se extiende la variante Delta, más transmisible.

El Ministerio de Sanidad del país afirma que el 53% de la población total ha recibido una primera dosis de la vacuna COVID-19 y el 40,6% de la población ha recibido dos dosis.

Fuentes adicionales • Juan Carlos de Santos (versión en español)