This content is not available in your region

COVID-19 | Un pase sanitario para los turistas extracomunitarios en Francia

Access to the comments Comentarios
Por Vincent Coste
Un asistente muestra el certificado de vacunas COVID-19 a su llegada a la la 29ª edición del festival Les Vieilles Charrues
Un asistente muestra el certificado de vacunas COVID-19 a su llegada a la la 29ª edición del festival Les Vieilles Charrues   -   Derechos de autor  Sameer Al-DOUMY/ AFP

La temporada de verano está en pleno apogeo en Francia, a pesar de que el tiempo es especialmente malo en gran parte del país. Y dentro de unos días, los turistas en Francia se enfrentarán a una nueva medida para aprovechar al máximo sus vacaciones. El famoso pase sanitario se extenderá pronto a otros segmentos.

Hasta ahora, este certificado era necesario para ir al cine, por ejemplo, pero a partir del 9 de agosto también será necesario mostrarlo en bares y restaurantes, o al viajar largas distancias en Francia, ya sea en tren o en avión.

Para los ciudadanos franceses que viven en Francia o para los nacionales de los Estados miembros de la Unión Europea establecidos en Francia o que visitan el país durante las vacaciones, la expedición de este, que acredita un calendario de vacunación completo o una prueba negativa de menos de 48 o 72 horas, según el caso, se ha armonizado desde la introducción del "certificado digital comunitario Covid" el 1 de julio.

¿Pero qué pasa con los turistas de países no comunitarios?

El Secretario de Estado de Turismo, Jean-Baptiste Lemoyne, se refirió al tema el jueves, asegurando que el objetivo del gobierno francés "es que a partir del 9 de agosto estos turistas presentes en suelo nacional puedan obtener pases".

Jean-Baptiste Lemoyne, en declaraciones a la radio France Inter, añadió que estaba poniendo en marcha "un sistema específico que evolucionará y se ampliará para atender estas solicitudes", aunque no dio más detalles.

De hecho, la implantación de este pase sanitario para los turistas de fuera de la UE debería inspirarse en otro sistema que entró en vigor el pasado lunes, esta vez para los franceses que viven fuera de la Unión Europea. Así, estos últimos pueden obtener una tarjeta sanitaria especial si se han vacunado en el extranjero "con vacunas reconocidas por la Agencia Europea del Medicamento".