Última hora
This content is not available in your region

Japón suspende 1,6 millones de dosis de la vacuna Moderna tras informes de contaminación

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Japón suspende 1,6 millones de dosis de la vacuna Moderna tras informes de contaminación
Japón suspende 1,6 millones de dosis de la vacuna Moderna tras informes de contaminación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021
Tamaño de texto Aa Aa

26 ago – Japón suspendió el jueves el uso de 1,63 millones de dosis de la vacuna contra la COVID-19 de Moderna Inc., más de una semana después de que el distribuidor nacional recibiera informes sobre contaminantes en algunos viales.

Tanto Japón como Moderna dijeron que no se habían identificado problemas de seguridad o eficacia y que la suspensión era sólo una medida de precaución. Sin embargo, la decisión llevó a varias empresas japonesas a cancelar las vacunaciones de los empleados previstas para el jueves.

“Moderna confirma haber sido notificada de casos de partículas observadas en viales de productos farmacéuticos de su vacuna contra la COVID-19″, dijo Moderna en un comunicado.

“La compañía está investigando los informes y sigue comprometida a trabajar rápidamente con su socio, Takeda, y con los reguladores para abordar este asunto”, añadió, en referencia a la farmacéutica japonesa Takeda, que distribuye la vacuna en el país.

Un representante del Ministerio de Sanidad dijo que Takeda se enteró por primera vez de la existencia de los viales contaminados el 16 de agosto y comunicó el problema al Gobierno el miércoles. El retraso se debió a que Takeda necesitaba tiempo para recopilar información sobre qué viales estaban afectados y dónde se encontraban en el país, dijo el representante. 

Moderna dijo que la contaminación podría deberse a un problema de fabricación en una de las líneas de producción en su centro de fabricación por contrato en España.

La farmacéutica española Rovi, que envasa y finaliza las vacunas Moderna para otros mercados distintos al de Estados Unidos, dijo que está investigando la posible contaminación de las dosis de Moderna y que el problema parecía limitarse a unos pocos lotes destinados a Japón.

Las acciones de Rovi caían un 4,6% a las 8h27 GMT.

La suspensión supone un nuevo revés para Moderna, cuyos socios sufrieron retrasos en la producción el mes pasado que interrumpieron el suministro a varios países, entre ellos Corea del Sur. 

Moderna y Takeda no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios por parte de Reuters.

El Ministerio de Defensa de Japón, que gestiona un centro de vacunación masiva en Osaka, dijo que las vacunas del lote en cuestión, que contiene 565.400 dosis, se habían utilizado en la prefectura occidental entre el 6 y el 20 de agosto, pero no dijo cuántas personas estaban afectadas.

Moderna dijo que “por extrema precaución” había suspendido el lote en cuestión y dos lotes próximos en la serie.

Takeda dijo que llevó a cabo un examen de emergencia después de que se encontraran partículas en un lote de viales de vacunas en un centro de inoculación.

El primer ministro, Yoshihide Suga, dijo el jueves que el plan de vacunación del país se vería poco afectado por este problema. Un día antes, dijo que alrededor del 60% del público estará totalmente vacunado a finales de septiembre y que el país tenía suficientes vacunas para suministrar dosis de refuerzo en caso de que se tome tal decisión. 

El secretario jefe del gabinete, Katsunobu Kato, dijo que no se habían registrado casos de problemas de salud relacionados con las vacunas contaminadas administradas.

Japan Airlines dijo que había cancelado algunas vacunas contra la COVID-19 para sus empleados el jueves después de recibir vacunas Moderna con partículas. 

Su rival ANA dijo que se habían utilizado unas 4.700 vacunas del lote de Moderna detenido y que suspendería todas las vacunaciones previstas el jueves.

Japón está luchando contra su peor ola de coronavirus, impulsada por la variante delta, con nuevas infecciones diarias que superan las 25.000 por primera vez este mes. Ha inoculado al 54% de su población con al menos una dosis y ha vacunado completamente al 43%, según un rastreador de vacunas de Reuters.