This content is not available in your region

Caos portuario en Estados Unidos | La economía tiembla a dos meses de Navidad

Access to the comments Comentarios
Por Carmen Menéndez
euronews_icons_loading
Atasco de buques en el puerto de Los Ángeles
Atasco de buques en el puerto de Los Ángeles   -   Derechos de autor  Cortesía Puerto de Los Ángeles vía AP Photo

El colapso sin precedentes en los puertos de Los Ángeles y Long Beach, los más importantes de Estados Unidos, está haciendo tambalearse a la economía estadounidense, que hace frente a la primera gran crisis de abastecimiento de la era moderna.

Navidades y Black Friday a la vuelta de la esquina

Los productos se eternizan para llegar a su destino a apenas dos meses de las Navidades y con el Black Friday a la vuelta de la esquina. Decenas de cargueros esperan hasta 12 días fondeados ante los muelles para descargar sus mercancías, mientras en tierra firme cientos de transportistas hacen colas de hasta 10 horas para recoger los cargamentos.

La Casa Blanca ha presionado para se trabaje 24 horas al día para resolver la crisis.

"Estamos trabajando lo más rápido posible -afirma Gene Seroka, director ejecutivo del puerto de Los Ángeles-. Esos 62 buques anclados ahora mismo tienen piezas y componentes importantes que tienen que ir a los fabricantes estadounidenses. Y productos de venta al por menor que tienen que llegar a nuestras casas y nuestras tiendas. Solo faltan cuatro semanas y media para el Black Friday. Tenemos mucho trabajo por delante"

El atasco de cargueros es visible desde el espacio.

El 40 % de los contenedores que entran en Estados Unidos lo hacen por los puertos de Los Ángeles y Long Beach. La mayoría son productos procedentes de Asia.

La tormenta perfecta que ha desatado la crisis

Esta crisis es el resultado de una tormenta perfecta de factores. La pandemia ha provocado un aumento espectacular de las compras en línea de los estadounidenses. A eso se suman la falta de transportistas y de chasis para los camiones. Estos elementos que han venido a agravar los problemas que ya arrastraba la cadena de suministros.

"Toda la cadena de suministros en Estados Unidos y, de hecho, a nivel mundial, ya crujía antes de la pandemia. La pandemia puso al descubierto, con sus mayores volúmenes y sus diferentes patrones de compra, que el sistema necesita ser modificado", afirma John Porcari, miembro del grupo de trabajo del Gobierno Biden para buscar soluciones a la situación.

Un problema planetario. Países europeos reclaman la "independencia económica"

Y no solo sufre Estados Unidos. Todos los países industrializados hacen frente a estos problemas logísticos, que están provocando penurias de productos de uso corriente, lo que está alimentando la inflación y ralentizando la economía mundial, afectada además por el aumento del precio de las energías.

Algunos países, como Francia, defienden que la solución pasa por la independencia económica, sin la subordinación actual a los productos asiáticos, en especial, en sectores de importancia estratégica.