This content is not available in your region

Las víctimas del aceite de colza contaminado protestan contra el olvido

Access to the comments Comentarios
Por Euronews
euronews_icons_loading
Víctimas del aceite de colza contaminado se reúnen en el museo del Prado en Madrid.
Víctimas del aceite de colza contaminado se reúnen en el museo del Prado en Madrid.   -   Derechos de autor  Euronews

En el 40 aniversario de la mayor tragedia de intoxicación alimentaria de la historia de España, algunas de las víctimas ocuparon temporalmente el museo del Prado de Madrid. Los miembros del grupo de afectados llamado "Seguimos vivos" afirman que han sido olvidados por las autoridades.

"Estamos cansados de que nadie nos haga caso, estamos olvidados, pero somos enfermos y víctimas", explicaba a las puertas del museo María Luisa Alfonso Fuentes, de la asociación Seguimos Vivos.

En el interior del museo los manifestantes llegaron a amenazar con suicidarse ingiriendo pastillas si el gobierno no reconocía el sufrimiento continuo y la necesidad de apoyo.

"Hemos intentado en múltiples ocasiones ponernos en contacto con el gobierno español y lo único que hemos escuchado es el silencio y el cierre de puertas. Hemos decidido protestar hoy en el 40 aniversario por las víctimas. Esperamos que la gente tenga compasión y conocimiento de nuestro sufrimiento en lo que ahora es una sociedad más justa y democrática”, explica Carmen Cortés, coordinadora de la asociación Seguimos Vivos

En 1981 se permitió la venta de aceite de colza contaminado, no destinado al consumo humano. Miles de personas enfermaron, y se cree que unas 5.000 murieron a lo largo de los años. Hoy en día hay unas 20.000 personas que conviven con afecciones incurables.