This content is not available in your region

Científicos británicos hallan un gen que duplica el riesgo de muerte por COVID-19

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Universidad Oxford dice aún no hay pruebas de que vacunas no protejan contra enfermedad grave de ómicron
Universidad Oxford dice aún no hay pruebas de que vacunas no protejan contra enfermedad grave de ómicron   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2021

5 nov – Científicos británicos han identificado un gen que duplica el riesgo de morir por COVID-19, lo que aporta nuevos conocimientos sobre por qué algunas personas son más susceptibles a la enfermedad que otras, al tiempo que abre posibilidades para la medicina dirigida.

Alrededor del 60% de las personas con ascendencia sudasiática son portadoras del gen de alto riesgo, afirmaron el viernes los investigadores de la Universidad de Oxford, que añadieron que el descubrimiento explica en parte el elevado número de muertes observadas en algunas comunidades británicas y el efecto del COVID-19 en el subcontinente indio.

Los científicos hallaron https://bit.ly/3BQtaYl que el mayor riesgo no se debe a una diferencia en la codificación genética de las proteínas, sino a diferencias en el ADN que crean una especie de “interruptor” para encender un gen.

Esa señal genética afectaría a las células del pulmón, mientras que una versión de mayor riesgo del gen identificado, denominada LZTFL1, posiblemente impediría que las células que recubren las vías respiratorias y los pulmones respondan adecuadamente al virus.

El gen de la versión de mayor riesgo, sin embargo, no afecta al sistema inmune, que produce anticuerpos para combatir las infecciones, señalaron los investigadores, y añadieron que las personas portadoras de esta versión del gen deberían responder normalmente a las vacunas.

“(El estudio) muestra que la forma en que el pulmón responde a la infección es fundamental. Esto es importante porque la mayoría de los tratamientos se han centrado en cambiar la forma en que el sistema inmunitario reacciona al virus”, dijo el profesor James Davies, codirector del estudio.

Los resultados se publicaron en la revista Nature Genetics.