This content is not available in your region

Expertos atisban un cambio en la estrategia militar de Rusia en Ucrania

Access to the comments Comentarios
Por Sandrine Amiel
Una imagen de satélite muestra tanques rusos y vehículos blindados de transporte de personal en medio de la presencia de un gran despliegue de fuerzas terrestres en Yelnya, ob
Una imagen de satélite muestra tanques rusos y vehículos blindados de transporte de personal en medio de la presencia de un gran despliegue de fuerzas terrestres en Yelnya, ob   -   Derechos de autor  AFP

Las tensiones han vuelto a aumentar a lo largo de la frontera ruso-ucraniana, lo que ha hecho que tanto Kiev como Washington hayan dado la voz de alarma ante lo que consideran una inusual acumulación de tropas rusas.

El Ministerio de Defensa ucraniano afirmó a principios de este mes que cerca de 90.000 soldados rusos se encontraban cerca de su frontera, en zonas controladas por los rebeldes situados en el este de Ucrania.

Según el propio ministerio, unidades del 41º ejército ruso han permanecido en Yelnya, una ciudad a 260 kilómetros al norte de la frontera ucraniana, según el ministerio.

"Lo que vemos es una gran presencia militar rusa. Es inusual ver esa concentración de tropas. Sabemos que Rusia ha estado dispuesta a utilizar este tipo de actuaciones militares en el pasado para llevar a cabo agresiones contra Ucrania", señaló el Secretario General de la OTAN, Jens Stoltenberg, la semana pasada.

Estas declaraciones se produjeron después de conocer que Estados Unidos había advertido a la Unión Europea sobre un posible plan de Moscú para invadir a su ex vecino soviético.

Funcionarios rusos han negado que estén planeando incursiones en Ucrania, citando lo que llamaron muchas amenazas de Ucrania y las supuestas acciones de provocación de los buques de guerra estadounidenses en el Mar Negro.

Rusia ha apoyado una insurgencia separatista en el este de Ucrania que estalló poco después de la anexión de la península de Crimea por parte de Moscú en 2014. El conflicto ha dejado más de 14.000 muertos.

Durante la pasada primavera, una concentración masiva de tropas rusas cerca de la frontera suscitó preocupación en Ucrania y en Occidente, alimentando el temor a una escalada de tensiones.

Pero las tropas se retiraron al cabo de unas semanas, cuando el presidente estadounidense Joe Biden celebró una cumbre con su homólogo ruso Vladimir Putin.

¿Podría tener esta concentración militar otro significado? Es decir, ¿podría ser el preludio de una invasión rusa?

Euronews ha hablado con expertos militares y de política exterior para arrojar luz sobre los movimientos de las tropas rusas y sus implicaciones tanto para Ucrania como para sus aliados occidentales.

¿Qué sabemos de la concentración de tropas rusas?

"Algunos de los despliegues importantes sólo los conocemos por las imágenes de satélite y esta no es la forma más precisa de conocer las cosas", comenta Gustav Gressel, miembro de la política del Consejo Europeo de Relaciones Exteriores.

"A menudo se trata de imágenes de radar. Así que sabemos que hay una especie de formación militar allí porque los vehículos que manejan están son de hierro, no son el típico camión. Pero no se sabe si eso es realmente un cañón autopropulsado o un tanque, un carro de combate principal, u otro vehículo blindado de combate", cuenta el experto en conversación con Euronews.

"En lo que respecta a la situación en en país, las fuerzas militares rusas en torno a Ucrania son considerables, incluso sin que Rusia haga gala de ningún despliegue especial", dijo Gressel a Euronews.

"Sin embargo, todavía se observa movimiento y despliegue de al menos ciertos activos del 41º Ejército de Armas Combinadas que se desplazó, durante la primavera, hasta el Distrito Militar Occidental y que rodean Yelnya en la región de Smolensk.

"Sabemos que en el campo de entrenamiento de Pogonovo se realizan muchos ejercicios y hemos visto allí algunos elementos de diferentes formaciones del Ejército de Tanques de la Primera Guardia", prosiguió el experto ruso.

"Y vemos que algunos elementos de unidades del 58º Ejército, que tiene su base en el norte del Cáucaso han sido trasladados a Crimea. Se puede observar el desplazamiento de equipos y personas a Crimea".

"También vemos mucho tráfico de aviación militar en Rostov del Don: no aviones de ataque, sino aviones de transporte que entran y salen".

"Sabemos que Rusia ha movilizado algunas partes de la Guardia Nacional, tanto locales como de otras partes, y las ha enviado a Rostov del Don".

El experto describió Rostov del Don como "el eje central".

"Lo que llega allí básicamente acaba infiltrándose en el Donbás", dijo.

Gressel escribió en un artículo recientemente en el que aseguraba que la movilización de las unidades de la Guardia Nacional es una señal de que el Kremlin está considerando, al menos, incursiones en Ucrania.

"Además de la inteligencia operativa que muestra el movimiento de las tropas, existe lo que se llama inteligencia estratégica", explica Andriy Zagorodnyuk, presidente del Centro de Estrategias de Defensa, un think-tank, y ex ministro de Defensa de Ucrania (2019-2020).

Mencionó la información estratégica que recientemente compartió Estados Unidos sobre la supuesta operación de invasión que Rusia estaba preparando.

Las advertencias de Washington, dijo Zagorodnyuk, llegaron más o menos al mismo tiempo que una visita del director de la CIA, William J. Burns, a Moscú hace dos semanas.

"Eso significa que recibieron información sobre las decisiones tomadas a nivel estratégico en Moscú, básicamente el Ministro de Defensa de Moscú o la Presidencia, y esa información fue transmitida por Estados Unidos a todos los aliados clave, básicamente los países de la OTAN", dijo el ex ministro a Euronews.

Pero Katharine Quinn-Judge, analista especializada en Ucrania en el International Crisis Group, dijo a Euronews que tenía otra percepción.

"En la primavera, los funcionarios ucranianos y de la UE estaban hablando sobre cifras ligeramente engañosas acerca del número de tropas rusas cerca de las fronteras de Ucrania, cifras que incluían las tropas cerca de la línea del frente en Donbas. Esta última está efectivamente en la frontera de facto de Ucrania y dentro de su frontera internacionalmente reconocida. Pero están *siempre* allí, por lo que puede confundir si se incluyen en el número de tropas que supuestamente ha acumulado Rusia en las últimas semanas", dijo a Euronews.

"Saber esto me hace ser más escéptica con los comentarios que estoy viendo de los funcionarios ucranianos y europeos hoy en día, y tampoco es que me parezcan fiables las declaraciones rusas", añadió Quinn-Judge.

¿Es el último desplazamiento de tropas diferente al de la pasada primavera?

Los expertos entrevistados por Euronews aseguraron que el último incremento de tropas era diferente en muchos aspectos si se compara con lo que ocurrió la primavera pasada.

Una de las diferencias, dijo Zagorodnyuk a Euronews, es que Rusia relacionó los acontecimientos de la pasada primavera con los ejercicios militares, "lo que, sinceramente, no fue el caso porque los ejercicios comenzaron mucho más tarde, pero al menos nos dieron algún tipo de explicación".

AP Photo
Paracaidistas rusos cargan en un avión para realizar ejercicios aéreos durante unas maniobras en Taganrog, Rusia, el jueves 22 de abril de 2021.AP Photo

Además, añadió, "no teníamos ese tipo de información estratégica sobre los preparativos rusos de una invasión planeada. Ahora sí la tenemos. Así que esa es la diferencia, y por eso todo el mundo está preocupado", señaló el ex funcionario.

"En comparación con la situación de marzo y abril de 2021, cuando movió por última vez tropas cerca de la frontera ucraniana, Rusia parece estar haciendo muchos menos esfuerzos para asegurar que el despliegue actual sea visible. Esto puede insinuar una intención mucho más seria que el simple deseo de parecer amenazante", señaló Gressel en su artículo.

Otra diferencia, dijo a Euronews, es que "los movimientos de la 41ª conciernen más bien a la OTAN que a Ucrania esta vez".

"Si nos fijamos bien, el óblast de Smolensk no sería el camino más rápido para desplazar a este ejército y que llegue a Ucrania".

El experto señaló que la unidad militar estaba actualmente más cerca de la frontera de Bielorrusia que de la de Ucrania y lo relacionó con la actual crisis fronteriza que enfrenta a los países de la UE, Polonia y Lituania, con Minsk.

Según el experto, su presencia allí tiene un propósito de entrenamiento, para poder practicar un "ataque a Polonia".

"Si Rusia iniciara una guerra con la OTAN en el oeste, la tarea del 41º CAA sería dirigir el avance desde Bielorrusia hacia la brecha de Suwalki. Esta es la zona fronteriza entre Polonia y Lituania que separa a Bielorrusia del exclave ruso de Kaliningrado. El 41º CAA avanzaría probablemente junto con el 11º Cuerpo de Ejército en Kaliningrado; su objetivo sería aplastar las defensas polacas y lituanas", explicó el experto en su artículo.

¿Qué pretende Rusia?

Gressel dijo a Euronews que los movimientos de tropas de Rusia coincidieron con "una cierta retórica" de Moscú, incluyendo "acusaciones contra Ucrania por abandonar el Tratado de Minsk" y "demandas muy específicas sobre qué legislación tendría que cambiar Ucrania, qué leyes debería adoptar, qué leyes no debería adoptar, cómo debería reconocer las repúblicas títeres en el Donbás...".

"Así que todo eso está dando una imagen de que Rusia realmente quiere algo y está apuntalando estas demandas con poderío militar", dijo a Euronews.

Moscú, según Gressel, quiere que se aplique el acuerdo de Minsk en sus propios términos.

El acuerdo de 2015, que fue negociado por Francia y Alemania para ayudar a resolver el conflicto en el este de Ucrania, estipulaba que Ucrania recuperaría el control total de su frontera con Rusia en los territorios controlados por los rebeldes sólo después de la elección de los líderes y las legislaturas locales.

Recientemente, Kiev ha presentado planes para aprobar una ley de administración transitoria, prometiendo la transición hacia nuevas autoridades tras la celebración de elecciones con arreglo a la legislación ucraniana.

"A Moscú no le gusta el contenido del proyecto de ley porque no le permite conservar las repúblicas que creó en el este de Ucrania", escribió Gressel.

El jueves, el ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, filtró la correspondencia con sus homólogos francés y alemán sobre las negociaciones conocidas como "formato de Normandía", organizadas por Francia, Alemania, Rusia y Ucrania para solucionar el conflicto.

Según la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, Maria Zakharova, la publicación de las cartas pretendía desmentir las afirmaciones occidentales de que Moscú se había negado a cooperar para una reunión del formato de Normandía.

"La filtración de estos cables es una grave violación de la confianza y el protocolo. Indica que el Kremlin ha renunciado a Normandía/Minsk y que no seguirá negociando. Por otro lado, comunica de nuevo las exigencias de Rusia, que Moscú ha exigido con mucha fuerza en los últimos tiempos", dijo Gressel a Euronews.

Zagorodnyuk dijo que había "una aceleración de la propaganda contra Ucrania" en la televisión rusa, con los rusos "presentándose como el sujeto de la agresión ucraniana, lo que obviamente no es el caso".

"Básicamente están preparando a la gente para el hecho de que Rusia necesita defenderse", dijo Zagorodnyuk.

El jueves, Putin acusó a Occidente de "estar escalando el conflicto con Ucrania".

AP
El presidente ruso Vladimir Putin, durante una reunión en la residencia de Novo-Ogaryovo en las afueras de Moscú, Rusia, el miércoles 17 de noviembre de 2021.AP

"Nuestros socios occidentales están agravando la situación al proporcionar a Kiev armas letales y realizar maniobras militares en el Mar Negro", dijo Putin en un discurso en el Ministerio de Asuntos Exteriores. Afirmó que los bombarderos occidentales están volando "a 20 km de nuestra frontera".

A la pregunta sobre si Rusia planeaba invadir Ucrania, el embajador adjunto de Rusia ante la ONU, Dmitry Polyansky, respondió la semana pasada que "nunca lo ha planeado, nunca lo ha hecho, y (nunca) lo va a hacer a menos que nos provoque Ucrania, o alguien más".

En los últimos meses, Putin también ha intensificado su rechazo a una Ucrania independiente. Un extenso ensayo que el Kremlin publicó en julio afirma que ucranianos y rusos son "un solo pueblo" y que la "verdadera soberanía de Ucrania sólo es posible en asociación con Rusia".

¿Hasta dónde podría escalar la situación?

"El hecho de que se estén preparando para una invasión no significa que vayan a iniciarla", dijo Zagorodnyuk.

"Tomar la decisión de preparaese es una táctica militar estratégica. Pero iniciar una operación de esa envergadura es una decisión política. Y tiene que ser una decisión muy, muy bien calculada porque los riesgos para Rusia son enormes", dijo el ex ministro ucraniano a Euronews.

Dado que Moscú es consciente de los riesgos, el objetivo podría ser elevar la apuesta en las negociaciones, dijo, "demostrando que tienen suficiente poder para desestabilizar la situación".

Zagorodnyuk dijo que la cumbre de Ginebra con el presidente Biden, "básicamente se presentó como una reunión de dos superpotencias juntas", fue un ejemplo de cómo los rusos utilizaron la concentración militar previa "para conseguir su lugar en la mesa y a un nivel que consideran adecuado para ellos".

Según Gressel, una escalada en toda regla no es el resultado más probable de los recientes movimientos de tropas.

"Así que una escalada limitada, una para desestabilizar a Ucrania más que para conquistarla, parece muy probable. Sería una señal para Kiev: 'no puedes esconderte detrás de tu ejército, no puedes esconderte detrás de Francia y Alemania, o haces lo que decimos o tienes la guerra'", dijo Gressel a Euronews.

¿Qué opciones tienen Ucrania y sus aliados de la OTAN para responder?

"Lo que Occidente puede hacer, y ya está haciendo, es enviar señales políticas a Rusia, diciéndole que no van a tolerar eso, que están siguiendo la situación muy de cerca y que están dispuestos a ayudar a defender a Ucrania", dijo Zagorodnyuk.

"Necesitamos una reacción occidental de peso" para evitar una escalada, dijo Gressel a Euronews.

Estados Unidos ya ha enviado barcos al Mar Negro como parte de la actividad de la OTAN junto a Ucrania. En las últimas semanas, Washington ha entregado equipamiento militar como parte de un paquete de 60 millones de dólares (53 millones de euros) anunciado en septiembre.

Tanto Zagorodnyuk como Gressel se refirieron además a informaciones no confirmadas de los medios de comunicación que afirmaban que el Reino Unido estaba supuestamente dispuesto a enviar fuerzas especiales a Ucrania.

¿Cuál es la situación sobre el terreno?

Quinn-Judge se encontraba en el oblast de Luhansk, en la parte más oriental de Ucrania, cuando habló con Euronews.

"No había una sensación de amenaza, la cosa estaba muy tranquila", dijo en un correo electrónico.

"Una de las personas con las que hablé vive en el lado oeste de la ciudad de Donetsk, que está cerca de una de las peores partes de la línea del frente. Dijo que el acuerdo de alto el fuego de julio de 2020 supuso un alivio, pero que en los últimos meses 'están disparando todo el tiempo'."

"En resumen, la gente con la que hablé estaba más preocupada por la rutina diaria de la pobreza, el aislamiento y la guerra de bajo nivel que por una nueva amenaza de escalada o invasión", dijo Quinn-Judge.