This content is not available in your region

La "mala decisión" del Gobierno chileno al licitar 160 mil toneladas de litio

Access to the comments Comentarios
Por Amaranta Zermeno Jimenez  con AFP, EFE
euronews_icons_loading
El presidente electo de Chile gabriel Boric posa para un video, 12/1/2022, Santiago, Chile
El presidente electo de Chile gabriel Boric posa para un video, 12/1/2022, Santiago, Chile   -   Derechos de autor  Fotograma AFP

Con la intención de sumarse al "boom" del litio, Chile adjudicó este miércoles dos contratos por 121 millones de dólares para la explotación de 160.000 toneladas de litio a la firma china BYD y la chilena Servicios y Operaciones Mineras del Norte. Una licitación que generó una multitud de críticas, incluyendo del presidente electo, Gabriel Boric.

La licitación fue lanzada de manera sorpresiva en octubre del año pasado, generando polémica por haberse realizado a meses de que terminara el mandato del conservador Sebastián Piñera. A pesar de las solicitudes de activistas ambientales y de la oposición parlamentaria de paralizar y analizar la licitación, esta fue adjudicada dos días antes de lo previsto. Sin embargo, el izquierdista Boric no se quedará con los brazos cruzados:

"Ellos ya tomaron la decisión, ellos (el gobierno) tienen la atribución para hacerlo, pero me parece que es una mala decisión, pero la vamos a revisar en su momento con nuestros colaboradores."

"Y mantenemos nuestra disposición a la creación de una Empresa Nacional del Litio que además actúe en consideración con las comunidades, el cuidado de los salares, el desarrollo productivo nacional."

Dado que la fiebre por los automóviles eléctricos y la incesante producción de celulares y computadores han convertido al litio en un auténtico "oro blanco", el Gobierno chileno no quería quedarse atrás. Según el Ministerio de Minería, este movimiento apresurado busca "aumentar el dinamismo de la industria para que Chile recupere su posición en la escena mundial", ya que Australia superó a Chile como el principal productor de litio en 2017.

Menos competitividad

La convocatoria inicial proponía licitar cinco cuotas de 80.000 toneladas, pero finalmente solo se adjudicaron dos, que representan el 1,8 % de las reservas nacionales de litio, un mineral en alza en los últimos años que se usa para la elaboración de baterías de teléfonos, ordenadores portátiles y vehículos eléctricos y cuya extracción requiere un gran consumo de agua.

La chilena SQM y el gigante Albemarle, las dos únicas compañías que actualmente producen litio en Chile, también estaban en la carrera por las adjudicaciones pero no recibieron cuotas.

La licitación se enmarca dentro de un plan gubernamental para elevar la producción de este mineral en Chile, atendiendo así la creciente demanda mundial.

Pese a tener la mayor reserva mundial de litio, ubicada en el Salar de Atacama, en el desierto más árido del mundo, Chile ha ido perdiendo participación de mercado en los últimos años (30 %) y fue desbancado en 2017 como el principal productor del mundo por Australia, que ahora ostenta el 46 % del total.

Países como China y Argentina han aumentado su competitividad y siguen a Chile con un 10 % y un 9 % de participación, respectivamente, según cifras oficiales.

Ola de críticas

Para parte de la oposición y muchos activistas ambientales, la decisión del Gobierno refleja el modelo extractivista que se implantó hace décadas en el país.

"Nos parece que es una mala noticia y me recuerda a esas leyes de amarre que se hacían a última hora cuando un gobierno ya está dejando sus funciones", dijo Boric en una rueda de prensa tras reunirse con los 16 gobernadores del país.

Diputados de la oposición se retiraron molestos de la sesión especial programada en el Congreso para analizar la licitación del litio y en la que iba a participar el ministro de Minería y Energía, Juan Carlos Jobet.

"El Gobierno de Piñera no escuchó ningún llamado de toda la comunidad nacional, de la ciudadanía organizada, de los académicos, del mundo político, incluso de empresarios que están por un desarrollo sostenible. Hoy nos da un portazo", lamentó el diputado verdeEsteban Velásquez.

"No escucharon al presidente electo ni a su equipo, no escucharon al Senado ni a la Cámara, menos a las comunidades. Simplemente el negocio del litio pudo más, incluso adelantaron la decisión", denunció por su parte la senadora democristiana y excandidata presidencial, Yasna Provoste