This content is not available in your region

Boris Johnson a la defensiva a la espera de las conclusiones de la investigación sobre el Partygate

Access to the comments Comentarios
Por Ana Buil Demur  con EFE, AFP
euronews_icons_loading
Boris Johnson a la defensiva a la espera de las conclusiones de la investigación sobre el Partygate
Derechos de autor  Jessica Taylor/AP

Boris Johnson está a la defensiva, a la espera de las conclusiones de la investigación sobre el escándalo Partygate. Ante las feroces críticas de la oposición y por parte de algunos de sus correligionarios, el premier británico ha defendido, en la Cámara de los Comunes, con uñas y dientes su cargo, al que de momento se niega a renunciar.

"El código ministerial dice que se espera que los ministros que deliberadamente engañen al Parlamento deben presentar su dimisión. ¿Cree el primer ministro que eso se aplica a él?", preguntaba Keir Starmer, líder del opositor Partido Laborista.

"Señor presidente, por supuesto. Pero permítame decirle a la Cámara que creo que está haciendo una pregunta sobre una investigación, que como sabe, señor presidente, no puedo comentar. Como abogado, señor presidente, él debería saber que yo no puedo hacer comentarios al respecto. Y en lo que estoy centrado es en brindar la recuperación más rápida de cualquier economía europea respecto a la COVID, el lanzamiento del estímulo más rápido", respondía Boris Johnson, primer ministro del Reino Unido.

"Diga lo que diga en su declaración más tarde, hoy o mañana, no cambiará los hechos: este primer ministro y el Gobierno son un menosprecio a la decencia, honestidad y respeto que definen a este país", señalabaStarmer. 

"No, señor presidente, por supuesto que me quiere sacar del medio... Por supuesto, no lo niego, mucha gente me quiere fuera. Pero le diré la razón por la que me quiere apartar. Porque sabe que se puede confiar en que este Gobierno cumplirá", aseguraba Johnson.

Además de la investigación interna, dirigida por Sue Gray, segunda secretaria del Ministerio del Gabinete, sobre las fiestas celebradas en Downing Street durante los tres confinamientos, Scotland Yard ha abierto su propia investigación.