This content is not available in your region

Más de mil soldados ucranianos se rinden en el puerto de Mariúpol, según Rusia

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Biden dice que Rusia está cometiendo un genocidio en Ucrania
Biden dice que Rusia está cometiendo un genocidio en Ucrania   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

Por Oleksandr Kozhukhar

LEÓPOLIS, Ucrania, 13 abr -Más de 1.000 soldados de la Marina ucraniana se han rendido en el puerto asediado de Mariúpol, según ha informado este miércoles el Ministerio de Defensa de Rusia sobre el principal objetivo de Moscú en la región oriental de Dombás, que aún no tiene bajo su control.

Si los rusos toman el distrito industrial de Azovstal, donde se han refugiado los soldados, tendrían el control total de Mariúpol, el principal puerto ucraniano del mar de Azov, lo que permitiría a Rusia reforzar un corredor terrestre entre las zonas orientales controladas por los separatistas y la región de Crimea que tomó y anexionó en 2014.

Cercada por las tropas rusas durante semanas y en el centro de algunos de los combates más encarnizados de la guerra, Mariúpol sería la primera ciudad importante en caer desde que Rusia invadió Ucrania el 24 de febrero. La batalla por el corazón industrial del Dombás probablemente definirá el curso de la guerra.

El Ministerio de Defensa de Rusia dijo que 1.026 soldados de la Brigada 36 de la Marina de Ucrania se habían rendido, incluidos 162 oficiales.

El Estado Mayor ucraniano dijo que las fuerzas rusas seguían atacando Azovstal y el puerto, pero un portavoz del Ministerio de Defensa dijo que no tenía información sobre ninguna rendición.

Los periodistas de Reuters que acompañaban a los separatistas apoyados por Rusia vieron cómo las llamas salían del distrito de Azovstal el martes.

El lunes, la Brigada 36 de la Marina dijo que se estaba preparando para una batalla final en Mariúpol que acabaría con muertes o capturas, ya que sus soldados se habían quedado sin munición.

Se cree que miles de personas han muerto bajo un asedio de casi siete semanas a la ciudad y Rusia ha estado concentrando miles de militares en la zona para un nuevo asalto, dijo el presidente ucraniano Volodímir Zelenski.

Ucrania dice que decenas de miles de civiles han quedado atrapados dentro de Mariúpol sin poder acceder a alimentos o agua, y acusa a Rusia de bloquear los convoyes de ayuda.

ADVERTENCIA DE ARMASQUÍMICAS

El líder checheno Ramzan Kadirov, ferviente partidario del presidente ruso Vladimir Putin, instó a los ucranianos que permanecen atrincherados en Azovstal a rendirse.

“Dentro de Azovstal en este momento hay unos 200 heridos que no pueden recibir ninguna asistencia médica”, dijo Kadirov en un mensaje de Telegram. “Para ellos y para todos los demás sería mejor poner fin a esta resistencia inútil y volver a casa con sus familias”.

La televisión rusa mostró el martes imágenes de lo que dijo que eran soldados de la Marina entregándose en la Siderúrgica Illich de Mariúpol, muchos de ellos heridos.

Mostró lo que dijo que eran soldados ucranianos marchando por una carretera con las manos en alto. Uno de los soldados aparecía con un pasaporte ucraniano en la mano.

La viceministra de Defensa ucraniana, Hanna Maliar, ha afirmado que existe un alto riesgo de que Rusia utilice armas químicas, en consonancia con advertencias anteriores de Zelenski, que el miércoles dijo en el Parlamento de Estonia por videoconferencia que Rusia estaba utilizando bombas de fósforo blanco para aterrorizar a la población civil.

CUATROPRESIDENTES EN KIEV

Los presidentes de Polonia, Lituania, Letonia y Estonia llegaron a Kiev el miércoles para reunirse con Zelenski, según informó la oficina del mandatario polaco. El presidente de Estonia, Alar Karis, había tuiteado anteriormente que estaban ofreciendo apoyo político y ayuda militar.

Los cuatro se suman al creciente número de políticos europeos que visitan la capital ucraniana desde que las fuerzas rusas fueron expulsadas del norte del país a principios de este mes.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo por primera vez que la invasión de Ucrania por parte de Moscú constituye un genocidio, mientras Putin afirmaba que Rusia continuaría “rítmica y tranquilamente” su operación y lograría sus objetivos.

Rusia ha negado repetidamente haber atacado a civiles y ha dicho que las acusaciones de crímenes de guerra hechas por parte de Ucrania y Occidente son inventadas.

Muchas ciudades de las que Rusia se ha retirado en el norte de Ucrania estaban llenas de cadáveres de civiles asesinados en lo que, según Kiev, ha sido una campaña de asesinatos, torturas y violaciones.

La agencia de noticias Interfax Ucrania dijo el miércoles que, según el jefe de la policía del distrito de Kiev, se han encontrado 720 cuerpos en la región alrededor de la capital, con más de 200 personas desaparecidas.

El Cuartel General de las Fuerzas Armadas de Ucrania dijo que las fuerzas rusas estaban manteniendo los ataques con cohetes y bombas contra la infraestructura civil en la región de Járkov en el noreste y la región de Zaporiyia en el centro del país.

Al menos siete personas murieron y 22 resultaron heridas en Járkov en las últimas 24 horas, según el gobernador Oleh Sinegubov. Un niño de 2 años estaba entre los muertos en los 53 ataques de artillería o misiles que las fuerzas rusas han llevado a cabo en la región, dijo en un mensaje en línea.

Reuters no pudo verificar la información de forma independiente.

Rusia niega haber atacado a civiles. El martes, Putin aprovechó sus primeros comentarios públicos sobre el conflicto en más de una semana para expresar su confianza en que se alcanzarán sus objetivos.

Zelenski se burló de Putin en un discurso a primera hora de la mañana: “¿Cómo puede salir adelante un plan que prevé la muerte de decenas de miles de sus propios soldados en poco más de un mes de guerra?”.