This content is not available in your region

Reino Unido enviará por avión a Ruanda a los solicitantes de asilo para su tramitación

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Reino Unido enviará por avión a Ruanda a los solicitantes de asilo para su tramitación
Reino Unido enviará por avión a Ruanda a los solicitantes de asilo para su tramitación   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES, 14 abr – El primer ministro británico, Boris Johnson, tratará de superar el revuelo causado por su multa tras infringir las normas del COVID-19 anunciando un plan para trasladar por avión a Ruanda a los solicitantes de asilo para la tramitación de sus procesos, como posible solución la crisis de los migrantes en el canal de la Mancha.

Johnson expondrá la iniciativa en un discurso que pronunciará el jueves en Kent, en el sureste de Inglaterra, donde el año pasado desembarcaron miles de migrantes en las playas del canal en pequeñas embarcaciones, en su afán por combatir la inmigración ilegal, que preocupa a muchos miembros de su partido.

La ministra del Interior británica, Priti Patel, ha viajado a Ruanda, donde expondrá el plan para crear un centro de retención, que, según el periódico The Times, costaría inicialmente 120 millones de libras (158 millones de dólares).

Un ministro del Gobierno británico dijo que el plan se centrará en los jóvenes solteros. “Se trata principalmente de inmigrantes varones por motivos económicos”, dijo el secretario de Estado para Gales, Simon Hart, a la emisora Sky News. “Hay un conjunto diferente de problemas con las mujeres y los niños”.

El año pasado, más de 28.000 migrantes y refugiados cruzaron desde la Europa continental hasta Reino Unido. La llegada de inmigrantes en pateras ha sido una fuente de tensión entre Francia y Reino Unido, especialmente después de que 27 inmigrantes se ahogaran al desinflarse su bote en noviembre.

Johnson anunciará planes para hacer frente al tráfico de personas y aumentar las operaciones británicas en el canal de la Mancha, según su oficina. Dirá que el plan representa un compromiso con los votantes que respaldaron la campaña del Brexit, que él lideró.

“Antes de Navidad se ahogaron 27 personas, y en las próximas semanas puede haber muchas más que pierdan la vida en el mar, y cuyos cuerpos quizá nunca se recuperen”, dirá Johnson.

“Alrededor de 600 cruzaron ayer el canal de la Mancha. En pocas semanas podrían volver a ser mil al día”.

Johnson se ha enfrentado a nuevas peticiones de dimisión tras ser multado por la policía el martes por asistir a una reunión por su cumpleaños en junio de 2020, cuando los encuentros sociales estaba prácticamente prohibidos en virtud de las normas COVID-19 introducidas por su Gobierno.

MANIOBRA DE DISTRACCIÓN

Los partidos de la oposición criticaron el plan, que, según ellos, ha sido programado para distraer la atención del incumplimiento de la normativa COVID.

La diputada laborista Yvette Cooper dijo: “El plan de Priti Patel para Ruanda es desorbitado, además de inviable y poco ético”.

Cooper citó el coste de la política australiana de retener a los solicitantes de asilo en campos en el extranjero, diciendo que las cifras del Consejo de Refugiados de Australia mostraban que había costado el equivalente a 1,7 millones de libras esterlinas por persona.

En el discurso del jueves, Johnson aceptará que los migrantes buscan una vida mejor, pero dirá que sus sueños están siendo explotados por los traficantes de personas.

“Así que, al igual que el Brexit nos permitió recuperar el control de la inmigración legal sustituyendo la libre circulación por nuestro sistema basado en puntos, también estamos recuperando el control de la inmigración ilegal, con un plan a largo plazo para el asilo en este país”, dirá Johnson.

El director de un grupo de defensa de los refugiados dijo que el plan va en contra del principio de conceder a los solicitantes de asilo una audiencia justa en suelo británico.

“Creo que es bastante extraordinario que el Gobierno se obsesione con el control en lugar de centrarse en la competencia y la compasión”, dijo Enver Solomon, director ejecutivo del Consejo de Refugiados, a la radio de la BBC.

El Gobierno británico se ha esforzado por encontrar soluciones a medida que aumentaba el número de cruces del canal de la Mancha.

Una idea anterior de que la marina británica devolviera las embarcaciones las costas europeas fue rechazada por los militares. También ha estudiado la posibilidad de alojar a los solicitantes de asilo en plataformas petrolíferas en desuso, o en países como Moldavia, Papúa Nueva Guinea y sus remotos territorios de ultramar en el sur del Atlántico, según la prensa.

Ruanda ha sido el país favorito para este tipo de proyecto, según los informes, a pesar de que Reino Unido ya había expresado su preocupación por las violaciones de derechos humanos en el país el año pasado.

(1 dólar = 0,7614 libras)