This content is not available in your region

Exministro británico dice que Boris Johnson debería dimitir por fiestas durante el confinamiento

Access to the comments Comentarios
Por Reuters
Exministro británico dice que Boris Johnson debería dimitir por fiestas durante el confinamiento
Exministro británico dice que Boris Johnson debería dimitir por fiestas durante el confinamiento   -   Derechos de autor  Thomson Reuters 2022

LONDRES – El legislador conservador Jeremy Wright, exministro y fiscal general británico, dijo el lunes que considera que el primer ministro Boris Johnson dañó la autoridad del gobierno y debería dimitir.

Wright se suma así a varios legisladores del partido de Johnson que han retirado su apoyo al líder británico desde que un informe oficial publicado la semana pasada detalló una serie de fiestas ilegales en su despacho de Downing Street durante los confinamientos aplicados para frenar la propagación del COVID-19.

El legislador dijo que le resulta imposible aceptar que Johnson no tenga alguna responsabilidad personal por haber marcado el tono en Downing Street, donde se mostró un “desprecio rutinario por el espíritu, y a menudo por la letra, de las normas sobre el COVID“.

“Me temo también que estos hechos han causado un daño real y duradero a la reputación no sólo de este gobierno, sino a las instituciones y a la autoridad del gobierno en general”, afirmó Wright en un comunicado.

Wright dijo que restaurar la responsabilidad y la fe en el buen gobierno requiere algo más que disculpas y que la permanencia de Johnson en el cargo obstaculizaría los objetivos cruciales del gobierno.

“Por lo tanto, he llegado, con pesar, a la conclusión de que, por el bien de este y futuros gobiernos, el primer ministro debe dimitir”, sentenció.

Más de 20 legisladores conservadores han pedido de manera pública la dimisión de Johnson desde que empezaron a llegar a los medios de comunicación las informaciones sobre las fiestas durante la vigencia de las medidas de confinamiento. Se necesitan al menos 54 para solicitar formalmente una cuestión de confianza.