This content is not available in your region

Argelia apuesta por la educación para asegurar su crecimiento y desarrollo

Por Euronews
euronews_icons_loading
Argelia apuesta por la educación para asegurar su crecimiento y desarrollo
Derechos de autor  euronews

¿Cómo confía Argelia en el desarrollo humano, a través de la educación, para garantizar su crecimiento? El equipo de Euronews lo descubre en el espacio Algeria Tomorrow. 

En vísperas de la independencia, hace 60 años, solamente había unos pocos cientos de estudiantes argelinos en la Universidad Central de Argel, que era francesa y era la única del país. En la actualidad, Argelia cuenta con varias decenas de universidades y centros de investigación, más de un millón y medio de estudiantes, y muchos nuevos desafíos a los que hacer frente.

Una de las prioridades de la Argelia independiente fue dar prioridad al desarrollo humano, y erradicar el, entonces, masivo analfabetismo (estimado en un 85 % de la población en 1962). La educación gratuita, y obligatoria, elevó la tasa de alfabetización a más del 81 %. Entre los jóvenes de 15 a 25 años, se acerca al 100 %.

Otra prioridad ha sido permitir que los argelinos se hagan cargo del desarrollo económico del país. En 1974, el arquitecto Oscar Niemeyer diseñó la Universidad de Ciencia y Tecnología Houari Boumediène, de Argel. Más de 100 000 de sus graduados trabajan ahora en Argelia o en otros lugares, para orgullo del rector.

Señor Akretche, usted estudió aquí, e incluso, estuvo entre los primeros alumnos. ¡Cuánto se ha avanzado desde entonces!, sugiere el periodista de Euronews, Cyril Fourneris. 

"En aquel momento, había 2 000 alumnos para poner en marcha esta universidad, que durante mucho tiempo tuvo la función de formar, de capacitar a los directivos. Ahora hay 50 000 alumnos", indica Djamal-Eddine Akretche, rector de la Universidad de Ciencia y Tecnología Houari-Boumediene (USTHB).

También hay, cada vez, más mujeres estudiantes', observa Cyril Fourneris.

"Sí, efectivamente. Podemos observar que casi el 60 % del alumnado es femenino. Diría que es una novedad, porque recuerdo que, en los años 70 y 80, en las ciencias tecnológicas y básicas, no se superaba el 10 %", declara Djamal-Eddine Akretche.

¿Cuál cree que es el futuro de la universidad argelina?, pregunta el periodista de Euronews.

"Hablamos mucho del espíritu empresarial, de empresas emergentes, de incubadoras... La Universidad de Ciencia y Tecnología va a integrar todos esos términos. Esto ha comenzado, por un lado, con mucha interacción con el sector socioeconómico. Y, por otro, con la idea de cambiar la forma de pensar de los estudiantes diciéndoles que deben ser creadores de riqueza y no buscadores de empleo", afirma el rector de la Universidad de Ciencia y Tecnología Houari-Boumediene (USTHB).

Esta idea se ha extendido a los 73 laboratorios de investigación de la Universidad. Este laboratorio de farmacología estudiantil está probando una crema cosmética. Las ideas fluyen.

"Gracias a esta formación, quizá pueda, algún día, montar mi propia empresa, crear mi propia crema, que todo el mundo compraría... ¡esa es mi meta!", señala la estudiante Rym Arabdiou.

En colaboración con las empresas, se ha puesto en marcha un máster profesional, ya que el país aspira a ser líder regional en la producción de medicamentos.

"Hoy en día, Argelia consigue cubrir hasta el 70 % de las necesidades de la población argelina con genéricos. Y, además, tenemos previsto participar en las exportaciones, ya sea a África Oriental u Occidental", declara Kamel Daoud, químico y profesor e investigador en la USTHB.

El espíritu empresarial está cada vez más presente entre los estudiantes argelinos. Esto es especialmente perceptible en la Escuela de Negocios de Argelia.

A los 20 años, en su primer año universitario, Rania creó el Club de Negocios de la escuela con su compañero Aymen. Los dos estudiantes sueñan con convertirse en empresarios.

"Pienso trabajar en una de las cuatro grandes empresas de contabilidad, para ganar experiencia. Y, luego, crear mi negocio en Argelia. Quiero ser industrial, y tengo una visión orientada hacia los países subsaharianos", afirma el estudiante Aymen Ait Hamouda.

"Creo que el sector de los eventos está muy de moda en este momento. Me gustaría invertir aquí, en Argelia, porque se puede decir que es un territorio ‘virgen’ que está en pleno desarrollo. Estoy muy interesada en instalarme, y desarrollar mi proyecto aquí, en Argelia... ¡para el futuro!", señala la estudiante Rania Benzerhouni.

La ESAA, escuela pública fundada en 2004, fruto de la cooperación franco-argelina, es una de las 10 mejores escuelas de negocios de África. La apertura al mundo está en su ADN. Muchos de sus alumnos continúan sus estudios en el extranjero.

"La movilidad es una parte integral de cualquier curso de formación, o profesional. Irse para volver, forma parte de los credos de los alumnos y exalumnos de la escuela. Así que, no tememos a esta ‘apertura’. La prueba es que, muchos de nuestros exalumnos siguen aquí, trabajando en puestos muy destacados", explica Karim Kiared, director general de la Escuela de Negocios de Argelia (ESAA).

Uno de los desafíos del desarrollo humano en Argelia será ofrecer, a un máximo de estudiantes, la oportunidad de desarrollarse en su país.