EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Comienza el proceso para sustituir a Boris Johnson, la oposición exige que se vaya ya

Comienza el proceso para sustituir a Boris Johnson, la oposición exige que se vaya ya
Comienza el proceso para sustituir a Boris Johnson, la oposición exige que se vaya ya Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Derechos de autor Thomson Reuters 2022
Por Reuters
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button

Por Michael Holden y Muvija M

LONDRES, 8 jul - Hasta una docena de candidatos aspiraban el viernes a sustituir a Boris Johnson como primer ministro de Reino Unido, quien abandona el cargo después de que su Partido Conservador se pusiera en su contra, mientras los opositores dijeron que lo quieren fuera de Downing Street inmediatamente.

Johnson dijo el jueves que dejará de ser líder de los conservadores y primer ministro de Reino Unido tras las dimisiones de más de 50 miembros del Gobierno y de que muchos de sus legisladores le pidieran dejar el cargo.

La pugna por elegir a su sucesor -un proceso que podría durar semanas o incluso meses- está en marcha, y se espera que altos cargos y algunos diputados menos conocidos se lancen al ruedo.

Mientras tanto, Johnson, envuelto en una serie de escándalos y dañado por la pérdida de confianza en su integridad, sigue en el cargo, una situación que los opositores y muchos en su propio partido consideran insostenible.

"Creo que los diputados conservadores tienen que deshacerse de él hoy mismo", dijo a la emisora británica BBC el líder de los liberales demócratas, Ed Davey. "Es ridículo que sea el primer ministro interino. Nunca se ha preocupado y ocupado de nada en su vida".

El principal partido de la oposición del Reino Unido, el Partido Laborista, también ha pedido que Johnson se vaya de inmediato, prometiendo celebrar una moción de censura en el Parlamento si no es destituido inmediatamente.

"(Johnson) sigue siendo primer ministro hasta que se encuentre un nuevo primer ministro, así es como funciona nuestro sistema", dijo a Sky News el secretario de Educación británico, James Cleverly.

Johnson, que hace menos de tres años ganó las elecciones con una amplia mayoría, fue destronado por una serie de escándalos que incluyeron el incumplimiento de las normas de confinamiento durante la pandemia de COVID-19, una lujosa renovación de su residencia oficial y el nombramiento de un ministro que había sido acusado de conducta sexual inapropiada.

INTERÉS NACIONAL

Johnson dijo a su gabinete de ministros principales -algunos de los cuales fueron nombrados tras el anuncio de su dimisión- que no hará grandes cambios de dirección que aten las manos de su sucesor.

Pero en su discurso al país anunciando su salida no utilizó la palabra "dimisión" o "renuncia", calificando su salida forzada de "excéntrica".

Es tal la desconfianza que persiste sobre su comportamiento que el ex primer ministro conservador John Major dijo que Johnson debería irse ya.

"Permitir que siga en su puesto un primer ministro cuyos propios ministros acaban de dimitir en masa sin confiar en su liderazgo no puede ser de interés nacional", dijo el periódico Times en su editorial.

Mientras tanto, muchos conservadores están centrando su atención en sustituirlo a tiempo completo, y no faltan candidatos ambiciosos.

Hasta ahora, sólo la fiscal general Suella Braverman y Tom Tugendhat, presidente de la comisión parlamentaria de Asuntos Exteriores, han confirmado oficialmente su deseo de sustituir a Johnson, pero se ha señalado a una docena de personas más para que consideren presentarse al puesto.

Entre los que se consideran favoritos están el exministro de Finanzas, Rishi Sunak, la ministra de Asuntos Exteriores, Liz Truss, y el ministro de Defensa, Ben Wallace, aunque ninguno de ellos ha declarado aún su intención de presentarse al cargo.

Aunque todavía no se han establecido las reglas exactas ni el calendario de la contienda, los legisladores conservadores reducirán los aspirantes a dos candidatos finales, tras lo que los miembros del partido -que son menos de 200.000 personas- decidirán quién será el nuevo líder conservador y próximo primer ministro de Reino Unido.

Quienquiera que sea se enfrentará a un desalentador punto de partida.

La economía británica se enfrenta a una inflación galopante, a una deuda elevada y a un bajo crecimiento, y los ciudadanos tienen que hacer frente a la mayor restricción de sus finanzas en décadas, todo ello con el telón de fondo de una crisis energética exacerbada por la guerra de Ucrania, que ha disparado los precios del combustible.

También hay un creciente malestar laboral, con huelgas generalizadas de los trabajadores del ferrocarril, mientras que otros, como los de la educación y la sanidad, también amenazan con paros.

A pesar de que su triunfo en las elecciones de 2019 se basó en su promesa de "llevar a cabo el Brexit", Reino Unido sigue en un amargo enfrentamiento con la Unión Europea sobre las normas comerciales para Irlanda del Norte.

"Sea lo que sea que el partido decida hacer a continuación, necesita hacerlo rápidamente", dijo el periódico Daily Telegraph en su editorial. "El país no entenderá ni perdonará una prolongada contienda por el liderazgo en medio de una crisis económica y con la amenaza de una guerra más amplia en Europa siempre presente".

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Aumenta a 14 el número de muertos tras el ataque ruso sobre un hipermercado en Járkov

Abucheos masivos a Trump en la Convención Nacional del Partido Libertario

Fuertes turbulencias en un vuelo de Qatar a Irlanda: Al menos 12 heridos