This content is not available in your region

Tres muertos por una violenta tormenta en Córcega

Access to the comments Comentarios
Por Reuters

PARÍS, 18 ago -Tres personas, entre ellas una adolescente y una anciana, murieron el jueves a causa de una violenta tormenta que desató vientos huracanados que azotaron Córcega y dejaron sin electricidad a 45.000 hogares.

El granizo, las lluvias torrenciales y los vientos, que alcanzaron un máximo de 224 kilómetros por hora, azotaron la isla francesa mientras algunas partes del país —que ha sufrido una serie de olas de calor y una grave sequía— vieron llover más en unas pocas horas que en todos los últimos meses.

Una niña de 13 años murió al caer un árbol sobre un camping y una mujer de 72 años falleció al ser golpeado su coche por el techo de una cabaña de playa, según las autoridades. La tercera víctima murió al caer un árbol sobre un bungaló, informó el periódico local Corse Matin.

La agencia meteorológica francesa Météo-France dijo que la isla, un popular destino turístico, fue azotada por “violentas tormentas con fuertes ráfagas tipo tornado, (…) causando importantes daños”.

Posteriormente, retiró una alerta de tormenta importante, indicando que lo peor había pasado para la isla mediterránea.

Al menos doce personas resultaron heridas, una de ellas gravemente, y se están llevando a cabo operaciones de rescate en alta mar, añadieron las autoridades.

En la Francia continental, el operador de la red eléctrica, Enedis, informó de que unos 1.000 hogares estaban sin electricidad después que la tormenta destruyera algunas infraestructuras en los departamentos de Loira y Ain, en el sur del país.

El miércoles por la noche, en Marsella, las calles estaban inundadas y corrientes de agua bajaban por las escaleras de la ciudad portuaria, según vídeos compartidos en las redes sociales.

Más al norte, la sequía ha dejado el río Loira, famoso por los castillos que hay en sus orillas, tan poco profundo que incluso sus barcazas turísticas de fondo plano apenas pueden navegar por él.