Nicola Sturgeon piensa en las próximas generales en Escocia como un "referéndum de facto"

Access to the comments Comentarios
Por Euronews en español
Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia
Nicola Sturgeon, ministra principal de Escocia   -   Derechos de autor  AFP

Nicola Sturgeon no se rinde. El anuncio de este miércoles desde Londres contra un nuevo referéndum de independencia en Escocia no acaba ni mucho menos con los planes de su Gobierno.

Los nacionalistas son por supuestos conscientes de que el dictamen del Tribunal Supremo británico supone un duro golpe para sus planes de independencia. Pero el partido, recuerda Sturgeon, no ha acabado. Y Escocia lo jugará hasta el final.

"Debemos encontrar, y lo haremos, otro medio democrático, legal y constitucional por el que el pueblo escocés pueda expresar su voluntad", decía la ministra principal tras conocer la noticia. "Y en mi opinión, eso sólo pueden ser unas elecciones. Las próximas elecciones generales previstas para Escocia son, por supuesto, las elecciones generales sobre el Reino Unido, ya que son la primera y más obvia oportunidad para buscar lo que describí en junio como un referéndum de facto".

A través de Twitter, Sturgeon aseguraba igualmente sentirse "decepcionada" por una decisión que "aunque respeta", no considera que esté basada en la ley, sino que "la interpreta". 

La decepción de Edimburgo contrasta con la satisfacción de Londres, desde donde el primer ministro británico Rishi Sunak insistía en el conocido mensaje: mejor juntos que separados.

"Creo que el pueblo de Escocia quiere que trabajemos para solucionar los principales retos a los que nos enfrentamos colectivamente", decía Sunak, "ya sea la economía, el apoyo al Servicio Nacional de Salud o el apoyo a Ucrania. Ahora es el momento de que los políticos trabajen juntos y eso es lo que hará este Gobierno."

Han pasado ya ocho años desde que el referéndum para la independencia de Escocia se saldara con una victoria para la permanencia por 10 puntos porcentuales. Pero muchas cosas han cambiado desde entonces, la mayoría a consecuencia del Brexit. Según los sondeos, ahora mismo hasta un 49 por ciento de los escoceses votarían a favor de abandonar el Reino Unido.