EventsEventosPodcasts
Loader

Encuéntranos

PUBLICIDAD

La estrategia turística de la diáspora angoleña: recuerdo y renacimiento

La estrategia turística de la diáspora angoleña: recuerdo y renacimiento
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Chris BurnsDinamene Cruz & Euronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

En Global Angola, exploramos el enorme potencial turístico de la ruta que siguieron sus antepasados a lo largo del corredor del río Kwanza, y contemplamos cómo esa ruta es candidata a ingresar en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. En colaboración con el Gobierno de Angola.

PUBLICIDAD

Para unos 180 millones de descendientes de esclavos africanos en territorio americano, Angola es el hogar de sus ancestros. En este episodio de Global Angola, exploramos el enorme potencial turístico de la ruta que siguieron sus antepasados a lo largo del 'Corredor del río Cuanza', y contemplamos cómo esa ruta es candidata a ingresar en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Además, analizamos el vínculo con Estados Unidos, donde el presidente angoleño João Lourenço visitó el Museo Smithsonian de Historia y Cultura Afroamericana.

El equipo de Euronews descubre el turismo y la estrategia de desarrollo económico basada en la idea de dirigirse a la diáspora angoleña en todo el continente americano, desde Brasil, hasta Cuba y Estados Unidos. 

"Se estima que hay al menos 12 millones de personas de ascendencia angoleña en América, un enorme potencial basado en una identidad y un patrimonio comunes. Acompáñenos en el examen de este planteamiento único e innovador con potencial para obtener los tan deseados ingresos, conocimientos e inversiones en turismo", declara la periodista Dinamene Cruz.

Durante siglos, millones de angoleños se vieron forzados a abandonar su hogar. Fueron esclavizados y enviados a tierras americanas desde las costas del país africano.

Euronews
Río Cuanza, cuyo 'corredor' es una ruta candidata a ingresar en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO.Euronews

Afonso Vita, doctor en Geografía Humana por la Universidad portuguesa de Coimbra, investiga su pasado. Nos reunimos con él en Lisboa, por donde pasaron muchos de los esclavos procedentes de Angola.

“Angola es uno de los países africanos que más hombres, mujeres y niños perdió durante la trata de esclavos. Tenemos muchos lugares donde aún encontramos vestigios del tráfico transatlántico”, afirma el investigador Afonso Vita.

Era un negocio que floreció en Angola y en Portugal. Vita sigue el camino por el que los esclavos eran conducidos a los barcos. Se detiene en una plaza que servía de picota, o 'pelourinho'.

“Pelourinho es un espacio donde eran colocados los esclavos en aquella época, donde eran maltratados, y también vendidos. Y, donde eran castigadas aquellas personas esclavizadas que se comportaban mal a la vista de los llamados colonos”, añade Afonso Vita.

Países de todo el mundo se beneficiaron de aquella mano de obra.

“Los africanos construyeron Europa, construyeron América… incluso construyeron Asia. Llegaron e influyeron en cambios que aún se están produciendo en todo el mundo”, explica Vita.

Hoy, ese vínculo global es una oportunidad para el turismo y el recuerdo, como ocurre en el Museo de Historia y Cultura Afroamericana de Washington.

Euronews
Visita del presidente de Angola, João Lourenço, al Museo de Historia y Cultura Afroamericana de Washington en 2021.Euronews

“El año pasado, el presidente de Angola, João Lourenço, viajó a Estados Unidos, donde tuvo el privilegio de invitar a la familia Tucker, que es una de las familias descendientes de esclavos angoleños”, indica el doctor en Geografía Humana por la Universidad portuguesa de Coimbra.

El presidente Lourenço realizó una visita al museo con una descendiente de esclavos angoleños.

“Los afroamericanos fueron esclavizados en una nación que basó su fundación en la libertad. Pudimos utilizar la genealogía y rastrear a sus descendientes. Este es mi abuelo. Me siento honrada al poder hacer hoy este recorrido con ustedes, porque todos ustedes están conectados conmigo”, declaraba Mary Elliott, comisaria de Esclavitud Americana.

Esa conexión se remonta a Massangano, en el río Cuanza.

“El río Cuanza fue el eje principal de la entrada colonial portuguesa por el interior. Además, el río fue, digamos, el principal punto de tránsito de mano de obra esclava. Se calcula que más de 6 millones de personas se marcharon de allí, hacia otras zonas geográficas”, señala Emmanuel Caboco, director adjunto del Instituto Nacional del Patrimonio Cultural.

Por eso, Angola quiere que el ‘Corredor del Cuanza’ figure en la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO, para que pueda recibir financiación de las Naciones Unidas. En la sede de la UNESCO, en París, un antiguo funcionario afirma que la inclusión del ‘Corredor del Cuanza’ en la lista formaría parte de la restauración de la memoria y los vínculos culturales.

"Vincular África a los pueblos del otro lado del hemisferio significa volver a vincular las culturas… El sistema colonial era un sistema poderoso, no de dominación política, sino de aniquilación de la memoria, la cultura y la identidad. Así que, ahora, la memoria, la cultura y la identidad tienen que formar parte de la construcción de las naciones de todos los países africanos", declara Doudou Diéne, exdirector del Departamento de Diálogo Intercultural de la UNESCO.

PUBLICIDAD

También por ello planean organizar un festival.

"Se trata del Festival Bianual de Encuentro y Reencuentro de la Africanidad en Angola, que durará 2 días, en el que contaremos con visitas, además de la mesa redonda, en la que se debatirán diversos temas en torno a la esclavitud", conluye Afonso Vita.

Combinar memoria y celebración, recordando la tragedia de la esclavitud, y también, la perdurable contribución de millones de africanos al mundo.

Compartir esta noticia