EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Netanyahu anuncia una "pausa" de la reforma judicial tras las protestas masivas en Israel

Netanyahu anuncia una "pausa" de la reforma judicial tras las protestas masivas en Israel
Derechos de autor AP Photo/Ohad Zwigenberg
Derechos de autor AP Photo/Ohad Zwigenberg
Por Euronews con EFE Y AP
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

El primer ministro de Israel "pausa" la reforma judicial porque dice que no está dispuesto a "dividir la nación en pedazos" tras las protestas.

PUBLICIDAD

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció este lunes que paraliza temporalmente la tramitación de la polémica reforma judicial para tratar de llegar a un consenso con la oposición, ante la amplia contestación social que ha suscitado una de las mayores protestas de la historia de Israel.

"Por responsabilidad nacional, decidí suspender la segunda y tercera lectura de la ley (de elección de jueces) en esta sesión de la Knéset (Parlamento) para dar tiempo a tratar de llegar a un acuerdo amplio, en preparación para la legislación durante la próxima sesión parlamentaria", declaró en un mensaje televisado el primer ministro, aunque no abandona por completo el proyecto, que espera salga adelante en los próximos meses.

El primer ministro mantuvo este lunes reuniones con sus socios de coalición, con los que acordó retrasar la tramitación de las leyes que conforman la reforma judicial a después del receso parlamentario, incluido el proyecto de ley de elección de jueces -que da al Gobierno control casi total sobre el comité de selección- cuya aprobación definitiva estaba prevista para esta misma semana.

"Cuando es posible prevenir una guerra fratricida con negociaciones, yo, como primer ministro, me tomo un tiempo para negociar. Doy una oportunidad para una discusión real", afirmó Netanyahu en una esperada intervención televisada, que se había anunciado para horas antes ante las masivas protestas en todo el país, e incluso la convocatoria de una huelga general.

Sin embargo, el primer ministro insistió en la necesidad de acometer una amplia reforma del sistema judicial, aunque por primera vez en tres meses se mostró dispuesto a negociar con la oposición sin imponer el plan del Gobierno en el Parlamento.

"Insistimos en la necesidad de realizar las correcciones necesarias en el ordenamiento jurídico, y daremos la oportunidad de lograr un amplio consenso", señaló el primer ministro, que tiene tres juicios abiertos por corrupción.

¿Qué ha ocurrido en la última jornada en Israel?

Netanyahu cesó anoche a su ministro de Defensa, Yoav Gallant, después de que este se pronunciara públicamente a favor de frenar la reforma ante la amplia contestación social que ha provocado, que ha llevado incluso a miles de reservistas a negarse a servir, lo que suponía a su juicio un "peligro real e inminente para la seguridad de Israel".

Como respuesta, un récord de más 650.000 israelíes salieron anoche a las calles de todo el país, sobre todo en Tel Aviv, en protestas improvisadas que se convocaron rápidamente por las redes sociales, después de trece semanas consecutivas de manifestaciones desde que se anunciara la reforma.

Decenas de miles de israelíes se manifestaron este lunes ante el Parlamento y los trabajadores iniciaron una huelga nacional el lunes, en una dramática escalada del movimiento de protesta masiva destinado a frenar la crisis económica mundial.

Pero mientras Netanyahu guardaba silencio, surgieron señales de que pronto retrasaría la puesta en marcha del polémico plan. Su ministro de Seguridad Nacional, Itamar Ben-Gvir, anunció a última hora del lunes que el plan quedaba en suspenso durante un mes, para dar tiempo a las partes rivales a buscar un acuerdo.

¿Cómo se ha desarrollado esta huelga histórica en Israel?

El caos paralizó gran parte del país y amenazó con paralizar la economía. Los vuelos procedentes del principal aeropuerto internacional quedaron en tierra. Grandes cadenas de centros comerciales y universidades cerraron sus puertas, y el mayor sindicato de Israel pidió a sus 800.000 afiliados que dejaran de trabajar en los sectores de la sanidad, el transporte, la banca y otros.

Los diplomáticos abandonaron sus puestos de trabajo en las embajadas en el extranjero, y se esperaba que los ayuntamientos cerraran centros preescolares y recortaran otros servicios. El principal sindicato de médicos anunció que sus afiliados también irían a la huelga.

Netanyahu, entre la espada y la pared

No estaba claro cómo respondería Netanyahu a la creciente presión. Algunos miembros de su partido, el Likud, dijeron que apoyarían al primer ministro si atendía las peticiones de detener la reforma. Los medios de comunicación israelíes, citando fuentes anónimas, informaron de que, efectivamente, podría pausarla.

Ben-Gvir, que ha sido uno de los más firmes defensores del plan, anunció tras reunirse con el primer ministro que había aceptado un retraso de al menos unas semanas.

Dijo que Netanyahu había acordado someter la legislación a votación cuando el parlamento vuelva a reunirse para su sesión de verano el 30 de abril "si no se llega a ningún acuerdo durante el receso."

¿Es suficiente un retraso para los detractores?

Netanyahu tenía previsto dirigirse a la nación más tarde el lunes.

Pero incluso antes de que pronunciara su discurso, el movimiento popular de protesta contra el Gobierno dijo que un aplazamiento no era suficiente.

"Una congelación temporal no es suficiente, y las protestas nacionales seguirán intensificándose hasta que la ley sea rechazada en la Knesset", dijeron los organizadores.

PUBLICIDAD

El plan -impulsado por Netanyahu, que está siendo juzgado por corrupción, y sus aliados en el gobierno israelí más derechista de la historia- ha sumido a Israel en una de sus peores crisis internas. Ha desencadenado protestas sostenidas que han movilizado a casi todos los sectores de la sociedad.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

Israel | Más de medio millón de personas protesta contra la reforma de Benjamín Netanyahu

Israel | Netanyahu podrá seguir siendo primer ministro mientras es juzgado por corrupción