COVID-19 | La OMS insta a vacunarse y mantener "los ojos muy abiertos" ante nuevas variantes

David Nabarro, enviado especial sobre COVID-19 para la OMS.
David Nabarro, enviado especial sobre COVID-19 para la OMS.   -  Derechos de autor  Euronews
Por Euronews en español  con AFP, EFE

Hemos hablado con David Nabarro, experto de la Organización Mundial de la Salud, quien se muestra optimista, pero a la vez pide "vigilancia" y unidad global para enfrentarnos juntos a lo que pueda venir.

Tres años después, y tras matar a 20 millones de personas, la pandemia de COVID-19 vive un punto de inflexión, pero no ha desaparecido. La Organización Mundial de la Salud (OMS) acaba de levantar (el pasado viernes) la emergencia internacional, pero insta a mantener los "ojos bien abiertos"

Esto ha sido posible porque la OMS considera que la disminución constante de la mortalidad es alentadora.

“El número de muertes reportadas por coronavirus ahora ha disminuido en un 95 % en comparación con principios de este año”, dijo el jefe de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus.

Los sistemas de salud pública se están recuperando

Según la OMS (el 26 de abril de 2023), más de siete millones de personas han muerto a causa de la pandemia, cifra que podría llegar a 20 millones por el exceso de mortalidad en estos tres últimos años. El coronavirus ha socavado también la salud de la economía mundial, ha encerrado a la gente en casa e incluso ha dejado sin trabajo a muchas personas.

¿Han adquirido los sistemas de salud suficiente experiencia durante la pandemia de coronavirus para ser más efectivos en futuras pandemias?

En uno de los últimos estudios, los expertos de la OMS analizaron la situación en 139 países. Los expertos concluyeron que los servicios de salud ahora están experimentando una interrupción significativamente menor que en 2020 y se están recuperando gradualmente de los tres años de la pandemia de COVID-19.

De los 139 países, menos del 25 % reportaron interrupciones en la prestación de servicios médicos. Mientras que en julio-septiembre de 2020, el 59 % de los países señalaron problemas de este tipo.

Estos incluyen servicios de salud reproductiva, inmunizaciones, atención a los ancianos, enfermedades transmisibles y no transmisibles, atención materna, neonatal y adolescente, servicios de detección y diagnóstico.

El mundo debe estar preparado para nuevas pandemias

La OMS instó al mundo a prepararse bien meses antes del comienzo de la pandemia de COVID-19. La restauración de los servicios de salud esenciales es fundamental, ya que las interrupciones podrían tener efectos adversos para la salud aún mayores en las poblaciones y las personas que la propia pandemia.

El 12 de febrero de 2018, el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, hablando en la Cumbre de Dubái, declaró:

“Una epidemia devastadora puede comenzar en cualquier país en cualquier momento y cobrarse millones de vidas porque no estamos preparados, porque seguimos siendo vulnerables”.

Diez meses después, la triste predicción comenzó a hacerse realidad.

¿Cuánto debe preocuparnos todavía la COVID-19 para no repetir los errores del pasado? ¿Qué factores debemos tener en cuenta en nuestro día a día?

Según el informe de la organización, la mayoría de los países han avanzado en la integración de la lucha contra la COVID-19 en el sistema estándar de atención médica. La vacunación sigue siendo una herramienta eficaz: el 80-90 % de los países han integrado completamente los servicios de vacunación, diagnóstico y manejo de la COVID-19, y los servicios de atención a los sobrevivientes de la COVID-19 en la práctica habitual.

¿Qué planes existen para hacer frente a futuras pandemias?

Los patógenos respiratorios han sido y seguirán siendo una gran amenaza global con el potencial de causar una pandemia. Sus consecuencias son bien conocidas: altas tasas de mortalidad, sistemas de salud sobrecargados, desestabilización de la economía mundial y aumento de las desigualdades en el acceso a los servicios de salud. ¿Los países siguen poniendo suficiente énfasis en los peligros relacionados con el virus? ¿Qué planes existen para hacer frente a futuras pandemias?

Para ayudar a los países a prepararse mejor para futuras pandemias, la OMS ha lanzado una nueva iniciativa que brinda orientación sobre cómo planificar de manera integral para responder a cualquier patógeno respiratorio, dada la prevalencia de muchos grupos.

Llamada PRET, esta iniciativa está diseñada para garantizar la preparación y la resiliencia frente a nuevas amenazas. Reúne las últimas herramientas y enfoques para el aprendizaje colaborativo y la acción colectiva desarrollados durante la pandemia de COVID-19 y otras emergencias de salud pública.

La OMS invita a los países a:

_Actualizar sus planes de preparación para una pandemia.

_Mejorar la comunicación entre los departamentos relevantes. (Esto incluye realizar ejercicios conjuntos, compartir mejores prácticas, desafíos y oportunidades).

_Con base a la experiencia adquirida durante la pandemia de coronavirus, asignar fondos para actividades de preparación para nuevas emergencias de salud pública.

La ciencia no se detiene

2 000 científicos y 600 hospitales de 52 países participan en el llamado estudio Solidaridad. Se trata de una colaboración internacional sin precedentes para encontrar curas para la COVID-19 que salven vidas.

Los científicos están evaluando tres medicamentos que podrían complementar el arsenal de los ya utilizados de acuerdo con el protocolo nacional. En el estudio han participado 14 200 pacientes de un hospital.

Según resultados preliminares, remdesivir, hidroxicloroquina, lopinavir e interferón tienen poco efecto en pacientes hospitalizados con COVID-19.

PRET es una evolución del enfoque de la OMS para la preparación ante pandemias, basado en un enfoque objetivo en lugar de enfermedades específicas. La OMS seguirá elaborando y difundiendo directrices específicas para cada enfermedad según sea necesario.

Euronews ha hablado con el doctor David Nabarro, enviado especial sobre COVID-19 para la OMS. 

Euronews: La Organización Mundial de la Salud ha anunciado que ya ha rebajado la calificación de emergencia de salud pública. ¿Es así? 

David Nabarro, OMS: "Así es, sí, permítanme darles todos los detalles. Cada vez que se produce un brote importante, el director general de la Organización Mundial de la Salud sigue el consejo de los expertos sobre la gravedad del brote. Y la clase más grave de cualquier brote de una enfermedad para la Organización Mundial de la Salud es una emergencia de salud pública de importancia internacional como la COVID-19. La afección recibió la etiqueta de brote de salud pública de importancia internacional a finales de enero de 2020. Y en ese momento se notificaron unos 100 casos fuera de China y ninguna muerte. Y ahora, ayer, el comité de emergencia, después de considerarlo con mucho cuidado por primera vez, dijo: 'Le recomendamos que deje de llamar a esto una emergencia de salud pública de importancia internacional'. Hoy, el director general dijo que había aceptado el consejo del comité de emergencia, pero señaló que quería seguir analizando la situación porque se trata de una serie de brotes muy inquietantes y no han desaparecido. Lo que pasa es que ya no se considera algo de interés internacional. Es como muchas otras amenazas para la salud que tenemos. Es algo que debe mantenerse bajo una observación muy cuidadosa. Y la OMS pide a todos los Gobiernos que no se comporten como si hubiera desaparecido, sino que le presten el nivel adecuado de atención manteniendo el problema bajo vigilancia, asegurándose de que las personas estén vacunadas y manteniendo los ojos muy, muy abiertos a cualquier otra variante que pueda surgir".

Euronews: Así que podemos decir que es una muy buena noticia y un progreso. ¿Y qué cambia esto? ¿Qué cambia para los países y para los ciudadanos, para la gente corriente? 

David Nabarro, OMS: "De hecho, creo que son buenas noticias. De verdad, sí. Solo tenemos que recordar lo increíble que ha demostrado ser la COVID-19. Sabemos que casi siete millones de personas han muerto como consecuencia de ella. Pero el doctor Tedros dijo hoy que la estimación es más o menos de 20 millones de muertos. Todavía hay personas en el hospital con una COVID grave. Todavía hay gente que enferma y muere, pero es mucha, mucha menos. Y esto significa que las personas deberían poder seguir adelante con sus vidas con una cosa menos de la que preocuparse. Al mismo tiempo, queremos asegurarnos de que los Gobiernos no olviden que han puesto en marcha los preparativos para que, si la COVID regresa o si aparece otro patógeno, como lo llamamos, y causa el tipo de problemas que ha causado la COVID, no nos metamos en las dificultades que hemos tenido nunca más, podamos reducir el sufrimiento, reducir el daño a la sociedad, reducir las dificultades económicas de las naciones y hacerlo mejor. Y ese es el énfasis de la Organización Mundial de la Salud. Sí, este problema ya no es una emergencia de salud pública, pero aprendamos de él, todos, y asegurémonos de que no nos vuelvan a atrapar así".

Euronews: ¿Y qué cambiará en nuestra vida cotidiana?

David Nabarro, OMS: "Bueno, espero que mucha gente siga manteniendo los ojos abiertos. Verá, el virus COVID todavía está moviéndose. Todavía hay gente que enferma. Todavía hay personas que tienen diabetes u otras afecciones que enferman gravemente. Todavía hay personas que no acuden al médico para recibir tratamiento. Todavía hay personas que no pueden acceder al tratamiento que reduce el sufrimiento. Así que para la gente común, en primer lugar, no imaginemos que ha desaparecido por completo. Así que hagamos todo lo posible para mantener los servicios correctos. Y, en segundo lugar, sigamos con la vida y tratemos de avanzar hasta un punto en el que ya no tengamos miedo de tener que dejar de movernos y entrar en algún tipo de confinamiento. Creo que esa es mi principal sensación de que esto es algo por lo que no tenemos que preocuparnos tanto. Y eso es muy bueno, porque durante tres años ha estado en el primer plano de muchas de nuestras mentes, en el fondo de todas nuestras mentes. ¿Va a volver y causar todos estos problemas? Y ahora mismo, los expertos dicen que creen que lo peor ya pasó".

Euronews: ¿Hay alguna medida que debamos seguir tomando, mascarillas o distanciamiento social? 

David Nabarro, OMS:"Personalmente, creo que nadie debería tirar a la basura la caja de mascarillas que quizás tenga en el armario de su casa. Guárdelas ahí. Nunca se sabe. Podría reaparecer fácilmente en un área localizada y es posible que desee usar una mascarilla. Y hay partes del mundo en las que la gente sigue usando mascarillas, como regla general, porque están nerviosos por la forma en que esto todavía puede causar problemas. En segundo lugar, creo que debemos prestar atención a cómo nos comportamos, especialmente cuando nos reunimos con gente. Ventile las habitaciones si es posible, ya sea en las aulas de las escuelas o en las salas de conferencias o en las casas o lugares de ocio. La ventilación es buena. No solo es buena para la COVID, es buena para todos los virus. Y, en tercer lugar, recordemos siempre que la parte más importante de la atención médica es lo que ocurre con la salud de las personas en sus comunidades. La salud comunitaria o la salud pública son importantes. Es importante vigilar las enfermedades en las comunidades, y me gustaría que todos recordaran que si un trabajador de la sanidad pública viene a ver cómo les está yendo, es alguien que le está haciendo bien. Preste atención a ellos. Asóciese con ellos. Después de todo, el virus es el problema y las personas son la solución".

Euronews: ¿Y los países siguen haciendo suficiente hincapié en los peligros relacionados con el virus? 

David Nabarro, OMS: "Bueno, quiero que todos entiendan que el virus de la COVID-19 fue el que se desató. Pero todos los días la Organización Mundial de la Salud escucha informes sobre otros virus y bacterias que están poniendo en peligro la salud de las personas. Hoy escuché en una rueda de prensa de la OMS que actualmente hay 54 emergencias de salud en nuestro mundo, que la Organización Mundial de la Salud está vigilando. Así que quiero decirles a todos que siempre hay posibles amenazas a la salud que nos acechan. Y es por eso que fomentamos la higiene. Por eso animamos a las personas a toser en el codo. Por eso animo a las personas a que se laven las manos. Todo eso es realmente importante para nosotros. Así que no lo olviden. Háganlo. Haga que su familia lo haga. Haga que sus hijos lo hagan. Pero dé un buen ejemplo y hágalo usted mismo. Esa es la base para mantenernos sanos. Después de todo, así es como comenzó la salud pública. Fue el reconocimiento de que la higiene de las manos y la higiene con respecto a la separación de las aguas residuales del agua potable son tan importantes para la salud. Hay que continuar. Y eso significa que debemos estar atentos en todas las direcciones para detectar posibles amenazas a la salud. Y debemos priorizar la salud pública. Importa porque sin ella estamos en riesgo. Y cuando estamos en riesgo, las personas pueden sufrir. Y cuando la gente sufre, ocurren todo tipo de miserias. Está en nuestras manos y debemos seguir haciéndolo".

Euronews: ¿Y cree que los sistemas de salud adquirieron suficiente experiencia durante la pandemia de coronavirus como para actuar de manera más eficiente y eficaz en caso de futuras pandemias? 

David Nabarro, OMS: "Por supuesto. Creo que se han aprendido muchísimas lecciones para los sistemas de salud de todo el mundo. Y me encanta leer sobre las experiencias de diferentes funcionarios de salud locales o nacionales y lo que han aprendido sobre cómo hacer funcionar los sistemas, lo que han aprendido sobre la participación de las diferentes partes interesadas en la salud comunitaria y lo que han aprendido sobre cómo combinar la prevención con la cura. Creo que lo único que pediría es que reconozcamos lo importante que son los sistemas de salud para nuestras vidas, lo importante que son los trabajadores sanitarios para nuestras vidas, lo importante que es mantener los hospitales y centros de salud en funcionamiento y asegurarnos de que todos puedan acceder a ellos. Esa es la base absoluta de la sociedad moderna. Por lo tanto, si hay algo que he aprendido es que la atención médica, los servicios de salud y los sistemas de salud son claves para el bienestar de las sociedades en el futuro. Son claves para una sociedad justa y equitativa. Son claves para reducir las desigualdades en nuestras vidas. Así que no los desmantelemos demasiado. Todo lo que pediría, sé que es tentador. Tal vez pueda ahorrar dinero si hace menos, pero mantenga los servicios de salud básicos y asegúrese de que todos puedan acceder a ellos. Todos, quienquiera que sean". 

Euronews: ¿Qué planes existen para hacer frente a futuras pandemias? 

David Nabarro, OMS:"En la Organización Mundial de la Salud, a la que pertenecen 194 Gobiernos nacionales de todo el mundo, está a punto de celebrarse la Asamblea Mundial de la Salud en 2023, que tendrá lugar este mes en Ginebra, Suiza. Y durante esa Asamblea Mundial de la Salud, los ministros de Sanidad se reunirán y lo más importante que van a hacer es avanzar en los planes para un tratado que garantizará que el mundo esté mejor preparado para hacer frente a los nuevos patógenos que van a aparecer. Para asegurarnos de que, como mundo, tengamos menos probabilidades de repetir el sufrimiento por el que pasamos durante la COVID-19. Y realmente les deseo lo mejor a estos ministros de Sanidad. Deben poder superar algunas de las sospechas y tensiones que existen entre las naciones en el mundo actual, porque la salud realmente debería estar por encima de las diferencias políticas. Y esa es la parte que tratarán de resolver: lograr un acuerdo global sobre la preparación para una pandemia.  Mientras se superan los roces que existen en las relaciones entre las naciones. Trabajamos juntos para hacer frente a las amenazas sanitarias por el bien del futuro de todos".

Euronews: ¿Y qué pasa con la vacunación? ¿Sigue siendo una herramienta eficaz para luchar contra la COVID-19? ¿Y cómo podría afectar este anuncio de la OMS a la vacunación? ¿La gente se está vacunando o recibiendo vacunas de refuerzo? 

David Nabarro, OMS: "Las vacunas han demostrado ser realmente de vital importancia para reducir el sufrimiento y la muerte asociados con la COVID-19, especialmente en las personas mayores. Personas de mi edad, especialmente las que tienen otras enfermedades, como la diabetes, especialmente las personas que están expuestas a muchos virus, como los guardias de seguridad o los trabajadores sanitarios o lo que sea. Así que se lo pido a todo el mundo. Intente mantener actualizado su estado de vacunación contra la COVID-19 y mantenga actualizadas sus vacunas contra otras afecciones, como la gripe. ¿Y por qué no fijarse el objetivo de asegurarse de que cada año recibe la vacuna contra la gripe que necesita y la vacuna contra la COVID si la necesita? Este es especialmente el caso de las personas mayores. Y en muchos países, este tipo de vacuna está disponible en la farmacia. Está cubierta por la Seguridad Social. No lo deje pasar. No deje simplemente de vacunarse, porque el virus no ha desaparecido. La OMS acaba de decir que ya no está causando una emergencia de salud pública. Eso significa que si se encuentra en el rango de edad elegible, mantenga actualizado su estado de vacunación".

Euronews: Entonces, ¿cuántos meses después de la última vacunación debemos recibir la próxima? Lo que he entendido, es que usted dice que tenemos que vacunarnos todos los años.

David Nabarro, OMS:"Bueno, cada país tiene sus propios patrones y no es el trabajo de la Organización Mundial de la Salud instruir a los países sobre las normas que deben seguir. Pero yo, personalmente, solo le hablaré de mí. Quiero vacunarme al menos una vez al año. Me pregunto si quizás deberían pedirme que me vacune con mucha más frecuencia. Depende, por supuesto, de la disponibilidad. Y le diré por qué. Quiero mantener mis niveles de vacunación actualizados. Esto se debe a que algunas de las nuevas variantes del virus que están apareciendo parecen ser bastante buenas para superar un poco la defensa que ofrece la vacunación. Así que mi consejo es que se actualice al menos una vez al año, porque esa es la única regla que voy a tratar de seguir. Y, por supuesto, si su Gobierno dice lo contrario, hágalo de otra manera. Pero ese es mi enfoque".

Euronews: ¿Y cree que llegará el momento en que no necesitemos la vacuna? ¿Terminará o la gente deberá seguir vacunándose hasta el final de su vida? 

David Nabarro, OMS:"El público sabrá que cada año pedimos a la gente que se vacune contra las nuevas cepas de gripe que están apareciendo porque este virus de la gripe tiene la capacidad de cambiar todo el tiempo. Y en el caso de la gripe, la vacuna se actualiza cada año para garantizar que pueda funcionar con las cepas más recientes. Sospecho, no estoy seguro, pero sospecho que la COVID bien podría estar en la misma categoría, cambiando constantemente. Y por esa razón, como dije, creo que a la mayoría de las personas que se encuentran en el rango de edad avanzada se les ofrecerán actualizaciones de la vacuna contra la gripe y sobre la vacuna contra la COVID para su vejez. Así que ahora mismo, sospecho que va a continuar. Pero esto es solo lo que creo porque, como muchos, tengo que estar preparado para las sorpresas de este virus. Es nuevo. Aún así, solo hace tres años que se conoce y no sabemos qué nuevas sorpresas nos depara".

Euronews: ¿Cree que tendremos vacunas aún mejores? ¿Seguimos trabajando en ello? 

David Nabarro, OMS: "Oh, sí, sí, sí. Es algo muy importante para todos. Durante los últimos años hemos aprendido mucho sobre cómo elaborar mejores vacunas de forma más rápida y segura. Y hacerlo de una manera que tenga un coste menor. Y creo que los científicos seguirán perfeccionando la técnica de producción de vacunas, reduciendo el coste, mejorando la eficacia y acelerando cada vez más el proceso. Así que soy una de esas personas que cree que las vacunas son un área en la que realmente podemos hacer que las personas estén mucho más seguras y reducir el sufrimiento en gran medida. Así que estoy a favor de la vacunación, por supuesto, como un área en la que la humanidad puede beneficiarse. Y estoy muy agradecido a los numerosos científicos que están trabajando juntos para establecer los tipos de vacunas que nos mantendrán más seguros y sanos y nos permitirán vivir vidas más largas y satisfactorias"

Euronews: Siguiendo con el tema de las vacunas. parece que son necesarios al menos cinco años de pruebas para elaborar una vacuna. La vacuna contra la COVID-19 estuvo lista mucho más rápido. ¿Podemos estar seguros de que las vacunas son seguras en período tan breve?

David Nabarro, OMS:"La forma en la que se prueban las vacunas es extremadamente rigurosa. La Organización Mundial de la Salud es muy cuidadosa. Cuenta con un protocolo que conduce a la producción de licencias para vacunas que se utilizarán en caso de emergencias. Y ese protocolo incluye un examen muy cuidadoso de las condiciones en las que se fabrican las vacunas. Ahora la gente me dice: '¿Puedo estar 100 % seguro de que el tratamiento es seguro?'. Y tengo que responderles. Nunca se puede estar absolutamente seguro de nada, pero se puede estar seguro de que se ha estudiado el riesgo. Y en la mayoría de los casos, podemos estar absolutamente seguros de que el riesgo es realmente bajo. Y en la Organización Mundial de la Salud, ese siempre será el requisito principal: mantener el riesgo bajo. Solo de vez en cuando, un Gobierno individual puede decidir que la naturaleza de una amenaza le permita tal vez aceptar que se utilice una vacuna o un tratamiento cuando exista algún riesgo. Pero eso sigue siendo mucho, mucho menor que el riesgo de contraer la enfermedad. Sin embargo, en la OMS y según las normas de la Organización Mundial de la Salud, la seguridad es lo primero. Y es por eso por lo que los criterios de la OMS para evaluar las vacunas suelen aplicarse durante un poco más de tiempo, pero lo que es más importante es anteponer la seguridad y asegurarse de que se toman todas las medidas posibles para reducir la exposición de las personas a algo que podría tener consecuencias peligrosas".

Euronews: Doctor Nabarro, veo que es optimista respecto al futuro.

David Nabarro, OMS:"Lo soy. Como persona, soy optimista. Soy optimista porque creo que la raza humana tiene la capacidad de hacer frente a muchas amenazas terribles. Por supuesto, entiendo que a veces las personas se enfadan porque les gustaría que las cosas sucedieran más rápido o porque les gustaría que las cosas sucedieran de manera diferente. Pero creo que, en conjunto, la humanidad es realmente muy poderosa, especialmente cuando trabaja en conjunto y especialmente cuando es posible tener en cuenta las necesidades de todos, tanto de los pobres como de los ricos, del sur y del norte. Por supuesto, tanto mujeres como hombres, así como otros géneros. Es ese enfoque en la equidad lo que realmente me importa. Y sí, soy optimista y creo que, a medida que pase el tiempo, podremos hacer frente cada vez más a las amenazas masivas trabajando juntos".

Euronews: ¿La unión hace la fuerza? 

David Nabarro, OMS:"Sí, por supuesto. La fragmentación nos hace débiles, juntos somos más fuertes".

Noticias relacionadas

Tema candente

Más sobre :

Covid-19