EventsEventos
Loader

Find Us

InstagramFlipboardLinkedin
Apple storeGoogle Play store
PUBLICIDAD

Notables iniciativas en Catar en favor de la sostenibilidad y el cuidado de nuestro planeta

Notables iniciativas en Catar en favor de la sostenibilidad y el cuidado de nuestro planeta
Derechos de autor euronews
Derechos de autor euronews
Por Aadel Haleem & Laila Humairah & Euronews
Compartir esta noticia
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

"No se desperdicia lo que no se quiere. Los desechos de algunas personas tienen mucho valor para otras". Estos son algunos proverbios antiguos que demuestran que el cuidado del medioambiente, a través de una ‘vida sostenible’, no es un concepto nuevo.

PUBLICIDAD

En este episodio del programa Qatar 365, el equipo de Euronews, con el periodista Aadel Haleem al frente, nos permite descubrir múltiples iniciativas que se llevan a cabo en Catar, con respecto a la sostenibilidad, y en favor de la protección de nuestro planeta.

"Solamente contamos con este planeta. Tenemos que cuidarlo", declara Aisha Al Maadeed, fundadora de Greener Future.

"Realmente, lo que quiero conseguir es que la gente vuelva a adoptar la cultura de la reutilización", afirma Victoria Marie Domini Hamade, fundadora de Refill2Save.

"No se desperdicia lo que no se quiere. Los desechos de algunas personas tienen mucho valor para otras". Estos son algunos proverbios antiguos que demuestran que el cuidado del medioambiente, a través de una ‘vida sostenible’, no es un concepto nuevo. De hecho, es algo que se ha transmitido de generación en generación, trascendiendo culturas y etnias. "He descubierto algunas iniciativas populares que se llevan a cabo en Catar, incluso durante el Ramadán, el mes sagrado musulmán, que comenzó en marzo de este año", explica Aadel Haleem.

Euronews
Imagen de un 'iftar' comunitario, en la Mezquita de la Ciudad de la Educación, en Doha.Euronews

Al ponerse el sol en la Ciudad de la Educación de Doha, 1 500 personas se reúnen bajo esta carpa, para celebrar juntas el fin del ayuno; con un toque ecológico.

"Este 'iftar', la comida después del ayuno, es un poco especial, porque nuestro objetivo es el ‘desperdicio cero’. No habrá desperdicio de alimentos en este evento, ni tampoco de envases. Durante todo el ciclo, los envases son compostables y biodegradables, y todos los restos de comida se depositan en un contenedor separado, se convierten en abono y se utilizan en los jardines de la Ciudad de la Educación", señala Simon Jones, experto en Compromiso y Activación de la Fundación Catar.

"Además del tiempo personal de reflexión durante el Ramadán, también hay un concepto de construcción de comunidad en el que los musulmanes, literalmente, parten el pan juntos. En este 'iftar' de ‘cero residuos’, de la Ciudad de la Educación, es preciso un esfuerzo comunitario para garantizar que todos los alimentos se conviertan en compost y se reciclen, reduciendo así, la huella de carbono de la comunidad" declara el periodista Aadel Haleem.

"En cuanto la gente termina de comer, se levanta y sale. Tenemos dos contenedores distintos. Uno es para los residuos secos, es decir, el envoltorio de la comida. El otro es para los restos de comida. Los residuos de alimentos serán recogidos y llevados a esta máquina de compostaje. Se completa un ciclo de 24 horas, y luego se deja reposar durante 14 días. Después de eso, se convierte en compost", afirma Simon Jones, experto en Compromiso y Activación de la Fundación Catar.

Este 'iftar' sin residuos es una de las muchas iniciativas ecológicas que se están llevando a cabo en toda la ciudad.

"Estas son obras de arte que utilizamos en talleres escolares. Llevamos plástico y papeles reciclados a una obra de arte, para mostrar a los niños que podemos reutilizar nuestras cosas, y no solamente tirarlas a la basura, sino reciclarlas", señala Aisha Al Maadeed, fundadora de Greener Future.

Aisha Al Maadeed cree que pequeñas acciones como esta, realizadas por muchas personas, pueden tener un gran impacto. En 2018, ella fundó la iniciativa catarí basada en la juventud Greener Future, alentando a las personas a dar prioridad al planeta.

"Es un mensaje de que hay que cuidar el medioambiente y difundir esta conciencia. Pero... no juzgando a la gente, sino explicándole por qué es importante, porque se trata de nuestro medioambiente y nuestro planeta. No tenemos otro, no hay planeta B", añade Aisha Al Maadeed.

"Comenzó en 2019 como una plataforma dirigida por jóvenes para los jóvenes, para amplificar las voces de aquellos que quieren llevar a cabo el cambio", declara Oweis Al-Salahi, fundador de SDGeneration Network.

Proteger el planeta es un propósito clave de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas, adoptados en 2015. Para cumplir con estos objetivos, a nivel local, Oweis Al Salahi ayudó a lanzar la única iniciativa de buenas prácticas de la ONU dirigida por jóvenes, en el Golfo: SDGeneration Network.

"Todo empieza por conocer los objetivos. Todo empieza por saber cuál es el problema y cómo podemos aportar soluciones. Que los jóvenes tomen parte en el debate... eso es algo en lo que creo firmemente. Y, por supuesto, colaborar y alinearse con los mismos objetivos es un gran primer paso hacia el desarrollo sostenible", añade Oweis Al-Salahi.

De vuelta a la ‘carpa del Ramadán’, el objetivo de cero residuos sigue siendo un trabajo que está en curso; los líderes de la comunidad se han comprometido a proteger el planeta.

"Hay un hadiz que señala que, 'nadie cree de verdad hasta que desea para su hermano, o hermana, lo que desea para sí mismo'. Así que, igual que tú quieres el agua, igual que quieres la comida... tienes que pensar que la persona que está detrás de ti, o a tu lado, también quiere ese alimento. Eso es lo que estamos tratando de ayudar a la gente a recordar, con este ejercicio de ser sostenible, cuando están comiendo; que no desperdicie y termine lo que tiene en su plato", declara Sulaiman Timbo Bah, coordinador de Compromiso Comunitario y Divulgación en la Mezquita de la Ciudad de la Educación.

Sulaiman Bah ayudó a organizar el 'iftar' comunitario. Señala que es un pilar de la fe.

PUBLICIDAD

"Mientras pienses en los demás, creo que solamente tienes que tomar lo que necesites. Hay muchos versículos en el Corán que dicen 'kulu washrabu': come y bebe. Esto es todo lo que necesitas, pero no malgastes", añade Sulaiman Timbo Bah.

"Esa idea de tomar del medioambiente solamente lo que necesitamos, sin dañarlo, tiene raíces muy profundas en el islam. Por eso, un activista medioambiental beduino pide a todos los habitantes de Catar que planten un árbol, o que preserven uno. Fui a la explotación de Ali Taleb Al Henzab, a una hora al oeste de Doha, para averiguar por qué cree que el conocimiento nativo puede utilizarse para proteger el planeta", explica el periodista Aadel Haleem.

Ali, ¿por qué proteger el planeta es un proyecto tan apasionante para usted?, pregunta el reportero.

"Consideramos las plantas como ‘fábricas de oxígeno’. Dios no lo quiera, pero nuestro ganado estaría en peligro sin vegetación. Hoy en día, cultivamos una gran variedad de plantas y árboles, con el fin de proporcionar un seguro para el ganado, un seguro para el clima y la purificación del aire", responde Ali Taleb Al Henzab, activista medioambiental.

¿Cómo podemos aprender de los métodos tradicionales de cultivo y conservación de la tierra, la naturaleza y el agua?, quiere saber Aadel Haleem.

PUBLICIDAD

"Lo primero, que es el elemento clave, es que debemos ser cultos. La gente que va al desierto no debe dañar el entorno ni ser enemiga del medioambiente; debemos dejar el lugar como estaba. Segundo, plantamos las plantas en el terreno en función de su lugar de origen. Así, las plantas de las montañas pertenecen a las montañas, las plantas del desierto pertenecen al desierto, etcétera. En tercer lugar, seleccionamos los árboles durante la temporada agrícola, teniendo en cuenta las posiciones de las estrellas y las zonas con precipitaciones. Este enfoque reduce la cantidad de atención y cuidados que necesitan", explica Ali Taleb Al Henzab, activista medioambiental.

¿Qué técnicas le enseñaron su padre y su abuelo, para vivir en armonía con la naturaleza?, interroga el periodista de Euronews.

"He vivido toda mi vida con mi abuelo, al que considero una ‘escuela en movimiento’. Me ha enseñado muchas cosas. Lo primero que aprendí fue que nuestro entorno natural es nuestro hogar, nuestra forma de vida y el núcleo de nuestra existencia. Así que, en la medida de lo posible, teníamos que mantener las reservas originales de agua, y las propias aguas subterráneas, y conservar los árboles sin tener que talarlos necesariamente; cogíamos del campo lo que necesitábamos, y dejábamos el resto para las generaciones futuras. Esto es, exactamente, lo que implica la sostenibilidad. Trabajamos según eso, instintivamente", sostiene el activista medioambiental.

¿Por qué es importante animar a los jóvenes a actuar contra el cambio climático?, pregunta, por último, el reportero.

"Los jóvenes de hoy son el ‘centro de la existencia’; son nuestra generación futura y la mano de obra. Hoy en día, los jóvenes están en todas partes. Es crucial hacerles comprender que este medioambiente les pertenece a ellos, y a las futuras generaciones. Cuando nuestros hijos se enfrenten a retos medioambientales, en el futuro, es posible que no haya soluciones inmediatas disponibles. Por ello, tengo un mensaje para todo el mundo: ¡plantad árboles! Ya sea a la orilla de un río, en campos en flor, o incluso en los tejados... plantar árboles es esencial, porque nuestras vidas están entrelazadas con ellos", concluye Ali Taleb Al Henzab.

PUBLICIDAD
Euronews
Imagen de Ali Taleb Al Henzab, reputado activista medioambiental catarí, que trabaja en favor de la protección del planeta.Euronews

"Los plásticos de un solo uso y los residuos de envases son los mayores culpables de los millones de toneladas de basura que acaban en los océanos, y vertederos, del mundo. La solución es sencilla: cambiar a opciones ecológicas o biodegradables. En Catar, cada vez más empresas están encontrando formas de deshacerse de los plásticos para siempre. Laila Humairah visitó un par de pequeñas empresas que quieren hacer grandes cambios en el mundo", señala Aadel Haleem.

Existen unos gránulos que son una mezcla de compost y residuos alimentarios. Entran en la máquina como materia prima, y en cuestión de segundos, salen como cubiertos biodegradables. Los ‘desechables ecológicos’ son fabricados por la empresa emergente catarí Enavra. Todo empezó en 2019, cuando Saoud Al Emadi y Abdullah Shaat aún eran estudiantes de ingeniería.

"Fuimos a ciertos cafés que tenían esas pajitas de papel que, realmente, suponían todo un reto a la hora de beber. Propusimos a los propietarios la idea de ofrecer un buen sustituto ecológico, y se mostraron muy interesados", declara Saoud Al Emadi, cofundador de Enavra.

Después de probar distintos materiales, Saoud y Abdullah descubrieron que las semillas de aguacate tardan mucho menos en descomponerse, de forma natural. Eso despertó una idea en los jóvenes emprendedores.

"Las semillas de aguacate, son uno de los principales materiales de desecho que contaban con el componente fundamental que lo convierte en un bioplástico, que además es compostable y biodegradable", añade Saoud Al Emadi.

PUBLICIDAD

De momento, el negocio está dando sus frutos.

"Desde la fábrica, los cubiertos biodegradables de Enavra llegan a cafeterías y restaurantes de todo Catar. A medida que aumenta el número de empresas que abandonan los plásticos de un solo uso, la decisión de asociarse con Enavra resulta obvia para los empresarios", indica la periodista de Euronews, Laila Humairah.

"Al cambiar a los productos de Enavra, usted elige un producto ecológico de mayor calidad, que es biodegradable en el plazo de un año. Así, contribuye a salvar el medioambiente y a reducir los residuos plásticos. Además, elige un producto con un precio muy competitivo, en comparación con el resto de productos ecológicos", afirma Abdullah Shaat, cofundador de Enavra.

Del reciclaje a la reutilización. En otra parte de Doha, Victoria Hamade se ocupa de su empresa ecológica Refill2Save. La compañía anima a la gente a reutilizar las botellas de plástico rellenándolas con productos de limpieza, que luego vende. Desde jabón de manos, a detergente para la ropa, pasando por productos para limpiar el suelo, Victoria se lo pone fácil a los clientes, llevándoles los artículos.

"Esta es la estación de recarga. Está en el coche. Como queremos ser ‘móviles’, y queremos estar disponibles, no solamente en Doha, sino también, en otros municipios cercanos... es importante que resulte cómodo para nuestros clientes, porque les pedimos que cambien de mentalidad", señala Victoria Marie Domini Hamade, fundadora de Refill2Save.

PUBLICIDAD
Euronews
Imagen de Victoria Marie Domini Hamade, fundadora de Refill2Save.Euronews

En esta ocasión ha aparcado su ‘estación móvil de recarga’ en la Academia Awsaj de la Fundación Catar, donde tanto alumnos como profesores han traído sus propias botellas de plástico vacías para rellenarlas con el producto de limpieza de su elección. Para la escuela, asociarse con Victoria es, también, una forma de educar a los alumnos e inculcarles pequeños hábitos ecológicos desde pequeños, que ojalá mantengan cuando sean adultos. Educar a los jóvenes es, también, una parte importante de la misión de Victoria, que espera devolver a la sociedad a una época en la que se consumía menos.

"Lo que realmente quiero conseguir es que la gente vuelva a adoptar la cultura de la reutilización, porque hace décadas, eso es lo que hacíamos. Así, reutilizábamos las botellas de vidrio para la leche y otros productos que consumíamos. Luego, llegó esa cultura de 'usar y tirar', que terminó por imponerse. Quiero que volvamos a reutilizar las cosas", concluye Victoria Marie Domini Hamade.

Para más información, no dude en visitar la página web es.euronews.com, y conectar con nosotros a través de nuestro hashtag: @euronews.

Compartir esta noticia