EventsEventosPodcasts
Loader
Encuéntranos
PUBLICIDAD

Crisis del mar Rojo | Los precios al consumidor se mantienen estables

Imagen de un miliciano hutí ante una embarcación de guerra con pabellón israelí.
Imagen de un miliciano hutí ante una embarcación de guerra con pabellón israelí. Derechos de autor Mohammed HUWAIS / AFP + CHRISTOPHER STACHYRA / DVIDS / AFP
Derechos de autor Mohammed HUWAIS / AFP + CHRISTOPHER STACHYRA / DVIDS / AFP
Por Euronews en Español
Publicado Ultima actualización
Compartir esta noticiaComentarios
Compartir esta noticiaClose Button
Copia/pega el link embed del vídeo de abajo:Copy to clipboardCopied

Los hutíes son un grupo insurgente prochií, que cuenta con el apoyo de Irán. Han entrado en la guerra entre Israel y Hamás en defensa de los palestinos, realizando ataques contra decenas de barcos, y se teme que puedan provocar una escalada del conflicto.

PUBLICIDAD

La crisis del mar Rojo no afecta a los consumidores, al menos de momento. La subida de precios provocada por los ataques a los buques mercantes sigue contenida, pero los plazos de embarque aumentan, sobre todo, para muebles y coches.

"Muchas empresas han decidido desviar su ruta y pasar por Sudáfrica, lo que alarga el viaje unos 9.000 kilómetros, añadiendo entre 6 y 14 días al trayecto, según el tipo de buque. Esto provocará, inevitablemente, retrasos y contratiempos, y potencialmente, precios más altos en el futuro", declara Guy Platten, secretario general de la Cámara Naviera Internacional.

El mar Rojo es una ruta comercial clave: por él pasa el 12 % de las mercancías del mundo, por valor de más de un billón de dólares al año.

"Realmente, los hutíes tienen capacidad para amenazar, porque la salida sur del mar Rojo, la que pasa por el estrecho de Bab-el-Mandeb entre Yemen y Yibuti, tiene una anchura máxima de apenas 32 kilómetros", afirma Chris Doyle, director del Consejo para el Entendimiento Árabe-Británico.

Los hutíes son un grupo insurgente prochií, que cuenta con el apoyo de Irán. Han entrado en la guerra entre Israel y Hamás en defensa de los palestinos, realizando ataques contra decenas de barcos, y se teme que puedan provocar una escalada del conflicto. Una fuerza especial liderada por Estados Unidos ha enviado buques de guerra para restablecer la seguridad en la región. Sin embargo, detener los ataques puede resultar complicado.

"Los hutíes han señalado que continuarán estos ataques hasta que Israel ponga fin a las operaciones en Gaza. Es un movimiento que recoge toda la profunda rabia causada por la destrucción y las muertes de esta guerra... por la naturaleza de los bombardeos israelíes. Estados Unidos y sus aliados tienen varias opciones. Podrían ser muy agresivos. Podrían decidir neutralizar algunas posiciones rebeldes, pero no es tarea fácil alcanzar determinados objetivos en las colinas de Yemen. Los hutíes han sido capaces de lanzar misiles en Arabia Saudí, alcanzando objetivos vitales como infraestructuras petrolíferas, así como en los Emiratos Árabes Unidos. Tienen misiles que pueden recorrer más de 1.600 kilómetros. Es muy peligroso. Supone una escalada de tensión enorme, pero no hacer nada podría ser igual de problemático", señala Chris Doyle.

Mientras tanto, el aumento del consumo de combustible provocado por viajes más largos de los buques, ya está teniendo un impacto en el medioambiente.

"El único coste cierto en este momento es el medioambiental, un coste que tendrá que pagar nuestro planeta. Estamos hablando de un aumento de las emisiones de CO₂ de entre el 25 % y el 35 %, que no es poco, sobre todo, si tenemos en cuenta que el sector del transporte marítimo es responsable del 3 % de las emisiones mundiales. Es una cifra enorme", concluye Gökçay Balcı, profesor adjunto de Logística y Suministros de la Universidad de Bradford.

Compartir esta noticiaComentarios

Noticias relacionadas

La petrolera BP suspende temporalmente el paso de sus buques por el mar Rojo

Los hutíes siguen amenazando el mar Rojo y más compañías mercantes suspenden operaciones en la zona

Los hutíes retoman los ataques a barcos en el Mediterráneo y el mar Rojo